martes, 31 de mayo de 2016

Los Siete Reinos


A consecuencia de las invasiones de Gran Bretaña por parte de jutos, anglos y sajones, Inglaterra se fracturó en un gran número de diminutos reinos locales, cada uno con su propio rey. Algunos de ellos apenas eran algo más que jefes tribales. Con el tiempo, este caos se fue agrupando en siete reinos principales, conocidos como la heptarquía: Northumbria, Mercia, East Anglia, Essex, Kent, Sussex y Wessex. La situación continuaba sin ser estable, pues una guerra sucedía a otra en el afán de cada rey por dominar a sus vecinos y adjudicarse el título de Bretwalda. Además, a estos reinos había que sumar los varios que componían el actual Gales. Los ejércitos anglos y sajones, además de guerrear entre sí, siempre estaban preparados para combatir a galeses y escotos.

Los primeros que llegaron fueron los jutos, creando el reino de Kent en territorio celta. Al igual que los sajones, eran paganos y no practicaban el cristianismo hasta que Ethelberto, que se había casado con una princesa franca, por influencia de su esposa permitió a los misioneros la evangelización de sus tierras.

Los reinos se articulaban en la Asamblea o Wittenagemot, que, convocada por los reyes, se reunía al menos una vez al año, sin que tuviera una sede fija. los witans aconsejaban sobre la administración y organización del reino, y el rey necesitaba su apoyo para gobernar y hasta para ser designado, puesto que la monarquía no era necesariamente hereditaria. 

Cada uno de estos territorios tuvo su época de predominio hasta que finalmente el reino de Wessex, es decir, el de los sajones del oeste, se reveló como el más fuerte. A finales del siglo IX, Alfredo de Wessex, que pasó a la historia como Alfredo el Grande, se convirtió en un líder reconocido a nivel nacional por haber derrotado a los daneses, consiguiendo unificar buena parte del territorio, aunque los vikingos seguían reinando en el este y el norte. Sus sucesores continuaron la conquista de Mercia y Northumbria, pero incluso cien años después del reinado de Alfredo, el norte del país permanecía en manos de los daneses, y en el año 1014 Canuto II era proclamado rey de Inglaterra. Dos años más tarde se reparte el reino a partes iguales con Edmundo II, pero la muerte de este último deja al danés como único rey.

Y poco después de que los anglosajones recuperaran el poder con Eduardo el Confesor, llegaban los normandos de Guillermo el Conquistador y se apoderaban de Inglaterra logrando al fin una verdadera hegemonía.



Muchas gracias a Cayetano Gea por su estupenda reseña de “La leyenda del enmascarado”.

https://latinajadediogenes.blogspot.com.es/2016/05/la-leyenda-del-enmascarado.html


El día 6 de junio, a las 20:00, será la presentación en Gijón de "La leyenda del enmascarado", paraninfo del C.M.I. El Coto, Plaza de la República, s/n. Presento mi obra con la escritora Ana Zarzuelo.


El sábado 11 de junio estaremos firmando libros en la feria del libro de Valladolid, de 12h a 14h y de 18h a 20h.


El lunes 13 de junio se presentará en Avilés, palacio de Valdecarzana, calle del Sol, 2.


12 comentarios:

  1. Es decir que, amparándose en la historia pasada, igual que nosotros durante la Reconquista, siempre habrá alguien en el Reino Unido que reivindique su derecho a la independencia.
    Saludos, madame.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O en Francia, que en la época de mi novela era un pedacito en el norte. O en Italia, que ni le cuento cómo iba la cosa. Pero no, no parece que a ellos les vaya a dar por reivindicar su derecho a la independencia, al menos de momento.

      Feliz tarde.

      Bisous

      Eliminar
  2. Por eso cuando se pelea por la pureza de raza, nos tenemos que dar una vuelta por la Historia para ver, que todos o casi todos tenemos algo de parentesco...

    Veo que hasta la quincena de junio tiene presentaciones de esta nueva novela histórica .Muchas felicidades,(ya se que me repito como el ajo, pero es que me emocionan estos eventos.

    Bisous.





    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Bertha. A mí no es la parte que más me gusta esa de andar por ahí como una peonza presentando la novela, mais il faut. Y tiene de bueno la ocasión de encontrarme de vez en cuando con algunos de ustedes, como ocurrió en Madrid el mes pasado al presentar Mujeres en la historia.

      Buenas noches

      Bisous

      Eliminar
  3. En realidad el nacimiento de los Estados actuales es algo emocionante, fruto de muchas violencias, a veces, y forjadoras de la idiosincrasia de los pueblos.
    Ya veo que tiene usted movimiento estos días. Viajes, hoteles. Por cierto conozco el palacio avilesino de Valdecarzana y es un lugar que le va que ni pintado a la novela que presentará allí usted. Alguno de sus protagonistas podrían asomarse en cualquier momento por alguna de sus ventanas.
    Beso su mano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad :)
      Tenía que ser allí, en ese palacio gótico de ventanas geminadas, un lugar mágico que armoniza perfectamente con la historia.

      Buenas noches

      Bisous

      Eliminar
  4. En el tiempo que viví en Reino Unido, algunos hacen hincapié en aquellos lejanos reinos. La gente de Anglia es bastante cerrada a veces para con los "forasteros". Muy diferente a la gente de Essex...Y mire que no están muy lejos uno de otro.

    Bueno Madame. Va a tener que alquilar una caravana para darle la vuelta a España (o quizás una bicicleta...me gusta más este últmo :D)

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me veo yo pedaleando, por sano que sea. Además no me daría tiempo a llegar. Algunas presentaciones están muy próximas entre sí.

      Buenas noches

      Bisous

      Eliminar
  5. Curioso pueblo el danés. Siendo tan minúsculo, en la Historia europea te los puedes encontrar como invasores en muchos países. Y hasta el pasado siglo como el lugar al que emigraban sus vecinos suecos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No siempre el más grande es el más fuerte. A veces basta con ser el más emprendedor.

      Buenas noches

      Bisous

      Eliminar
  6. Y en medio de ese tiempo oscuro y plagado de leyendas surgió el misterio épico del rey Arturo y sus Caballeros d ela Tabla Rendonda. ¡Qué apasionante!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supuestamente el rey Arturo era uno de los nativos britanos que se opuso a los invasores. Aunque la literatura acabó sacándole mucho más partido.

      Buenas noches

      Bisous

      Eliminar

"El pasado es un prólogo" (William Shakespeare)