miércoles, 1 de abril de 2015

Catalina de Médicis y la gastronomía


"Al llegar a Francia trajo consigo de todo: cocineros, reposteros, vinateros… Sus banquetes y fiestas serían recordados por siglos. No en vano, cada convite era un acto político al servicio de sus intereses, además de para mostrar a ojos de sus invitados su poder y el de la monarquía francesa. Y lo más importante: la cocina francesa puede dar gracias a ella, en parte, lo que es ahora ...trajo consigo sabores dulces y salados, el uso del aceite de oliva, la preparación de la pasta, del pato a la naranja, de la sopa de cebolla o del pollo al vino… Incluso la preparación de los hojaldres y vol-au-vent. Más allá: de no ser por Catalina de Médici, posiblemente los franceses desconocerían los helados cremosos, las esculturas de azúcar o golosinas y dulces de todo tipo."

Ediciones Áltera publica hoy un artículo sobre Catalina de Médicis y su pasión por la cocina. Si queréis conocer más curiosidades sobre este tema, las encontraréis en este enlace:


Y con él les deseo unas felices Pascuas a todos. Nos vemos tras las cortas vacaciones.




9 comentarios:

  1. madame, qué delicia. qué ganas de bajar a por un pastel de lo que sea. que tenga usted unos días de descanso provechosos de verdad.
    bisous!

    ResponderEliminar
  2. Toda una experta en el arte culinario. Una virtud muy apropiada durante estas fechas. ¿Sabría doña Catalina hacer torrijas?
    Un saludo y felices fiestas..

    ResponderEliminar
  3. Es que entre pucheros están los mayores secretos y ademas un cuerpo bien alimentado goza de muchos privilegios.

    -Siempre barriendo para sus orillas me estoy riendo del comentario de Cayetano.-Sabría hacerlas jajaja?

    Feliz Pascua.

    ResponderEliminar
  4. Resulta muy bien que gran parte de lo que hoy se conoce como comida francesa halla sido introducido por Catalina de Medici, que mejor forma de hacer política en aquellos tiempos con grandes banquetes reales para demostrar poderío y grandeza.

    Bisous

    ResponderEliminar
  5. Lo de aquella comida con el número de cada uno de los alimentos divisible por tres es curioso, pero como supongo que habría muchos comensales, imagino cuán insatisfechos quedarían muchos por no alcanzar su paladar a probar el gusto de los guisantes. Sugongo que serían tres partidas de ellos y no esas tres solitarias semillas o quizas sí. Catalina era muy capaz. Cómo era.
    Beso su mano.

    ResponderEliminar
  6. Hola Madame:

    Lo había visto através del Facebook. No solo supo jugar en el ajedrez del poder...También lo hizo bien en la cocina.

    Besos. Que descanse

    ResponderEliminar
  7. Esperemos que estas delicias gastronómicas que trajo consigo Catalina de Médicis no estuvieran sazonados con las distintas variedades de venenos que importó a la corte...
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Un artículo muy interesante, madame.
    ¿Realmente hubiese cambiado tanto la cocina francesa sin Catalina? Nunca se sabrá, evidentemente.

    Abrazos y felices vacaciones!!

    ResponderEliminar
  9. Mira por donde la cocina francesa emparentada con la italiana gracias a un matrimonio.
    Dulce Pascua.
    Bisous.

    ResponderEliminar

"El pasado es un prólogo" (William Shakespeare)