martes, 6 de enero de 2015

"Catalina de Medici, una reina fría y despiadada"

Catalina de Médicis

"Es una de las protagonistas de La corte del diablo, la nueva novela de Montserrat Suáñez. Sobrina de Papa ―Clemente VIII―, madre de cinco reyes y reinas, Catalina de Medici controló la política francesa durante más de treinta años. Su figura es de las que levanta tanta admiración como odio. Es esta.

"Catalina María Rómula de Medici vio la primera luz en Florencia el 13 de abril de 1519. La muerte de sus padres ―Lorenzo de Medici y la francesa Madeleine de la Tour d’Auvergne― le condujo a la orfandad, aunque no tardó en rescatarla del mismo el Papa León X. El Pontífice se encargó de que diferentes parientes instruyeran a la pequeña Medici con las características propias de una refinada dama. El objetivo era claro: convertirla en una moneda de cambio en cualquier acuerdo matrimonial de los que se estilaban en la Europa del siglo XVI. Hasta que la familia Medici fue expulsada de Florencia en 1527. Entonces…"


El resto del artículo que Ediciones Áltera ha tenido la gentileza de dedicar a Catalina de Médicis con motivo del próximo lanzamiento de La Corte del Diablo lo encontrarán en este enlace: 




Les recuerdo que la novela estará disponible a partir del 27 de enero.


Montserrat Suáñez

14 comentarios:

  1. Más quisiera la suegra tener el aspecto lozano y bello de su nuera.
    Estamos pendientes de la aparición de la novela de Montserrat.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Afortunadamente parece que han tenido en cuenta mi advertencia y se ha solucionado lo del retrato. Ahora todo está correcto.

      Gracias, monsieur. Buenas noches

      Bisous

      Eliminar
  2. Este preámbulo hace que me apetezca más la historia.

    Besos Madame

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, monsieur. Esperemos que siga con "hambre" cuando salga la novela :)

      Buenas noches

      Bisous

      Eliminar
  3. Realmente no resultó agraciada por la naturaleza Catalina. Una cara dura para una mujer fría. Bien está ponerle cara auténtica a quien, quién lo diría, fue la inventora de montar a la amazona. Que finura.
    Beso su mano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, refinada sí que era, como todos los Médicis. Pero yo no estaría tan segura de que era tan fría.

      Buenas noches, monsieur

      Bisous

      Eliminar
  4. https://www.youtube.com/channel/UCZirzU7nDTO-f3ZYRLGqcBw

    ResponderEliminar
  5. En este retrato ya tendría sus años y tenía unas facciones bastante corrientes y una mirada poco expresiva ;pero en cuanto al de la sobrina las facciones son duras, hasta tiene una sombra de maldad(pero, como nada es lo que parece o en este caso lo que se refleja).

    -Una historia que por mi parte estoy deseando disfrutar.en este libro.

    Bisous.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero que así sea, madame. Me dicen que en Canarias no tendrán problemas para hacerse con un ejemplar.

      Buenas noches

      Bisous

      Eliminar
  6. Nació en medio de las intrigas ocrtesanas y se la educó para que fuese fría y calculadora, una máquina de hacer política sin parar mientes en los medios. El objetivo final era lo importante. Y triunfaron en su proyecto: Catalina se alzó como una de las reinas más misteriosas y poderosas de su tiempo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ella gobernaba al estilo florentino, que era en lo que había sido educada, a fin de cuentas. Era calculadora, pero no tan fría. A veces perdía los nervios, y entonces cometía errores.

      Buenas noches

      Bisous

      Eliminar
  7. El anticipo de esta novela me ha resultado interesante. Me he quedado con ganas de saber más... pero habrá que esperar.

    Un saludo Madame

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, madame.
      Ya falta poco. Espero que pronto pueda tener su ejemplar y disfrutarlo.

      Buenas noches

      Bisous

      Eliminar
  8. Enhorabuena de nuevo, querida dame. Estoy segura de que su novela será un éxito. Beso su mano con la devoción de siempre.

    ResponderEliminar

"El pasado es un prólogo" (William Shakespeare)