sábado, 23 de febrero de 2013

El dios Thot


Salud, señor de las palabras divinas, tú que presides los misterios de los cielos y de la tierra, gran dios de los tiempos primordiales; tú, el originario, que aportaste las fórmulas mágicas y la escritura que hace progresar las cosas al otorgarles un buen asentamiento; tú que señalas a cada dios su lugar, que das estatuto a cada profesión, mantén cada cosa en su límite, cada campo, cada país. (Inscripción de una estatua procedente de la tumba 192 de Tebas)


Thot, al que se rendía culto en Hermópolis, era el dios egipcio de la sabiduría, la música, los hechizos y los jeroglíficos, es decir, las palabras sagradas; inventó la escritura, dirigía el trabajo de los escribas y era el notario de las demás divinidades. Escribía las leyes, la historia y las cuentas. 

Es uno de los dioses más antiguos del panteón egipcio. Esposo de Maat, diosa de la justicia y la verdad, se le representaba en forma de ibis, a veces con disco lunar sobre la cabeza. Esto último se debía a que era considerado guardián de la luna. Ra, al retirarse cada día a descansar, dejaba el mundo sumido en la oscuridad, y para remediarlo entregó a Thot el control de este astro, que debía iluminar Egipto en su ausencia. Por eso uno de sus nombres fue “Atón de plata”. 

Otras veces era representado como babuino, cuando se asociaba a la alegría y el gozo. Por la costumbre de estos animales de emitir chillidos al amanecer, los egipcios pensaban que los babuinos saludaban con alborozo la salida del sol, y de ahí que el nombre que les daban significara “el que grita de alegría”. Eran mascotas muy populares, y de hecho aparecen muchas veces representados jugando con los niños. Además eran útiles, porque, domesticados, podían enseñarles a realizar tareas como recolectar higos o cuidar ovejas. Incluso sacaban provecho de sus excrementos, que utilizaban para elaborar pomadas y ungüentos afrodisíacos. 


Alabado seas, Señor de toda casa, babuino de luciente pelo, de dulce aspecto y encanto singular, amado de todos,… Thot, si tú eres mi sostén, no temeré al mal de ojo. 

Cuando la diosa Tefnut, que representa al rocío, se enfadó con Ra y se marchó al desierto de Nubia llevándose consigo la humedad, Thot, con forma de babuino, la convenció para que regresara. 

A veces se decía que Thot era la lengua de Ptah, el Creador, el Señor de la Verdad, y que el mundo era expresión de su palabra. El dios Thot, como mensajero de los dioses, se identificaba con el Hermes de los griegos, razón por la que la ciudad que era centro de su culto recibió el nombre de Hermópolis. Era además el arquitecto que conocía el secreto interior de cada cosa, por lo que se le consideraba inventor de las ciencias y las artes. Se convertía, entonces, en el ibis divino. Una de sus formas era la de un hombre con cabeza de ibis, con un cetro en una mano y un Ankh en la otra. También aparece a veces con una tablilla en la que, como escriba, anotaba el peso del corazón de los difuntos y registra el juicio y el veredicto en la sala de las Dos Verdades. 

El mundo apareció en los labios de Thot cuando este despertó en el seno de Nun, el Abismo originario. 


Thot interviene en los rituales mágicos para asegurar la resurrección de Osiris y ayuda a Isis en el nacimiento de Horus. Además asiste a este dios durante su infancia, como médico que extrae el veneno de la picadura del escorpión y fija con su saliva el ojo que Horus había perdido combatiendo contra su hermano. Por eso para los egipcios las medicinas eran “la saliva de Thot”. 

Cuenta la leyenda que el dios Shu, hijo de Ra, prohibió a sus hijos mantener relaciones entre sí. Para ello puso a la diosa Nut en el cielo y a su hermano Geb en la tierra. Ra conocía la profecía que le advertía que un hijo de ambos gobernaría por encima de él, de modo que para conjurar el peligro condenó a Nut a no dar a luz durante ninguno de los días del año. Thot, compadecido, retó a la luna a una partida de damas, un juego cuya invención Platón también atribuye a este dios. La luna apostó su brillo, y Thot, señor de la inteligencia, fue ganándole luz suficiente para reunir cinco días en los que la diosa dio a luz a sus hijos: Osiris, Set, Isis, Nephtis y Horus. 


Como "Señor del Tiempo", Thot estableció el primer calendario y se encargaba de anotar, con la ayuda de Sheshat, los años de reinado de cada faraón en las hojas de una persea, el árbol sagrado de Heliópolis. 

Medidor de la tierra, contador de estrellas, mantenedor del universo, regulador de las crecidas de las aguas, guardián de todo el saber y árbitro de las disputas entre los dioses, se le llamaba “aquel que separa a los combatientes”. Thot se asocia con el rejuvenecimiento. Es amigo de fiestas, y señor de las inspiraciones. Durante las celebraciones en su honor, después de la luna llena, los egipcios se ofrecían pasteles con miel saludándose con las palabras “dulce es la verdad, puesto que el dios es frecuentemente ensalzado como dador de la dulzura, representando, por tanto, el sabor dulce. 

Los faraones llamados Tutmés (o Tutmosis) recibieron ese nombre en honor del dios, pues la palabra significa “Nacido del dios Thot”. 

Oh, tú, que traes el agua de lugar alejado, 
ven a mí,
pues yo soy de los que se amparan en el silencio.
Oh, Thot,
dulce fuente para quien se pierde en el desierto,
manantial sellado para el orgulloso,
caudal inagotable para el silencioso.
El sabio llega con sencillez
y encuentra la gente a su paso.


21 comentarios:

  1. Un gran pueblo el egipcio, con una fabulosa imaginación y una rica variedad de mitos y de historias relacionadas con los dioses y con el más allá. Los animales cobran una importancia como en ninguna otra civilización: halcones, gatos, escarabajos, vacas, cocodrilos, ibis, cobras, leones, buitres, toros, chacales... se convierten en protagonistas y objetos de culto.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Tuve la fortuna de viajar a Egipto y disfrutar con todos los restos de tan maravillosa civilización. Estuve leyendo sobre su mitología, hay que dedicar mucho tiempo a su estudio ya que como todas es intrincada y compleja.
    El poder de Thot es infinito al igual que su sabiduría e inteligencia. Personalmente me gusta verlo representado con cabeza de Ibis y cuerpo de hombre aunque me gusta mucho el significado de alegría que tiene cuando aparece representado en forma de babuino.
    Bisous, Madame.

    ResponderEliminar
  3. Fantástica entrada, madame. La mitología egipcia junto a la griega son mis favoritas y descubrir datos nuevos que me habéis aportado del dios Thot ha sido fantástico ^_^

    Feliz noche de sábado, madame.

    Bisous

    ResponderEliminar
  4. Una maravillosa historia desconocida para mí. Gracias por compartirla. feliz tarde de sábado.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  5. Mi debilidad madame, el mundo de los egipcios. Adoro todo lo relacionado con egipto:-)
    Estuve en Egipto y mi sueño es volver.
    Preciosos los textos del principio y final.
    Todo lo feo que sos las representaciones aunque artísticas contrastan con las inscripciones. Gracias por esta entrada.
    Bisous y buenas noches

    ResponderEliminar
  6. Thot es sin duda uno de los dioses más interesantes del panteón egipcio. Me han parecido muy curiosas las esculturas exentas del dios con su cabeza de ibis. Es la primera vez que veo al dios en "tres dimensiones" (siempre en relieves, pintura mural o papiros). Madame, ¿sabe usted de cuándo son esas esculturas? Porque me parecen más bien modernas.

    Me quedo con esta frase: "El mundo apareció en los labios de Thot cuando este despertó en el seno de Nun, el Abismo originario". De nuevo la creación del mundo vinculada a la palabra y el acto del habla (como en el mundo hebreo).

    Un saludo y buenas noches.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, son modernas. La única antigua es la de la cabeza de Babuino :)

      Muchas gracias y disculpen si no siempre puedo estar presente por aquí y pasar a visitarles.

      Bisous

      Eliminar
  7. Otra entrada sobre la mitología egipcia, siempre tan fascinante.

    Bisous

    ResponderEliminar
  8. En Forum Caixa se expuso el mundo de los Nubios: francamente fascinante estos faraones negros; que maravilla de cultura...!

    Madame:es un viaje guiado por esta preciosa cultura, muchísimas gracias por compartir esta entrada.acerca de sus divinidades.

    Un abrazo feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  9. Hola Madame:
    Siempre me ha gustado la mitología egipcia y en especial Thot. Como comenta nuestro amigoMarques, un completisimo dios que hace de todo ;D

    En casa tenemos una figurita del dios que compramos en una exposición que hicieron en londres hace nos cuantos años.

    Besos Madame

    ResponderEliminar
  10. Si hubiera vivido en el mundo delos faraones seguro que a este dios me hubiera encomendado en muchas ocaciones, por ser el dios de la sabiduría, aunque también lo hubiese hecho al famoso Inhotep, patrón de los maestros de obras. Bueno, y todo ello si hubiese sido escriba, sacerdote o constructor, cosa difícil para una mujer.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Un dios especial el dios Ptah, además esposo de la diosa de la sabiduria, la diosa Maat, ambos formaban un matrimonio muy justo. Siempre me llamó la atención su figuración artística, con su cabeza de ibis. Interesante este artículo sobre los dioses y las leyendas egipcias. Buen domingo, madame.

    ResponderEliminar
  12. me ha encantado madame. el mundo apareció en los labios de Thot. simplemente magnífico.
    una entrada excelente.

    que tenga buen domingo, madame!
    bisous!

    ResponderEliminar
  13. Es inagotable la necesidad humana de crear dioses en los que buscar amparo y esperanza.
    Y consuelo produce saber que de los babuinos solo quisieran los excrementos y no les diera por amputar algunas de sus partes, cosa corriente en la actualidad en algunas culturas.
    Me ha llamado la atención los versos de la dulzura de la verdad. En cambio aquí, son más propios aquellos otros: es amarga la verdad, quiero echarla de mi boca.

    Bisous y buena entrada de semana.

    ResponderEliminar
  14. Conozco poco la mitología egpcia, por eso ,e ha resultado interesante esta exposición.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Pase a visitarte y a desarte una semana con buenos logros.

    Cariños

    Frase de la semana:
    "Todos deseamos mejorar el mundo, y todos podemos hacelo con solo empezar por nosotros mismos."
    (anónimo)

    ResponderEliminar
  16. Por algún hechizo, más o menos inexplicable, he tenido un domingo-lunes de salud quebradiza, Madame, y aunque eso pueda ser justificado, me apena no estar puntual a su cita, máxime cuando Thot pudiera ejercer su influencia negativa sobre mí en desagravio. Ya me siento mejor y le ruego acepte mis disculpas.

    Bisous

    ResponderEliminar
  17. Sin duda, un dios muy ocupado, Madame. Afortunadamente, en general, para el bien.
    Feliz día

    ResponderEliminar
  18. Sin duda, un dios muy ocupado, Madame. Afortunadamente para el bien.
    Feliz día, Madame
    (no sé qué le ha pasado al anterior comentario)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Monsieur, me lo habían enviado a spam. Anda muy rarito blogger.

      Muchas gracias y feliz día

      Bisous

      Eliminar

"El pasado es un prólogo" (William Shakespeare)