viernes, 23 de marzo de 2012

Scaramouche


El personaje que más influyó en la formación de Molière como actor fue, según su propia confesión, Scaramouche. Se trataba de Tiberio Fiurelli (o Fiorelli), un bufo napolitano de la antigua Commedia dell’Arte italiana. Su arte era mucho más refinado que el de los anteriores faranduleros, puesto que “orientaba la farsa hacia ciertas gracias del ingenio, más finamente literarias”. Interpretaba su personaje de Scaramouche vestido de negro de los pies a la cabeza, tan sólo con una golilla blanca en el cuello. “Negro como la noche”, decía Molière. No solía usar máscara, sino maquillaje blanco con cejas negras y una pequeña barba puntiaguda. La idea del Scaramouche enmascarado y gran espadachín parece corresponder al siglo XX, a raíz de la famosa novela de Sabatini

Tiberio Fiurelli había nacido el 9 de noviembre de 1608, hijo de un capitán de caballería que tuvo algunos problemas con la ley. Era un hombre fuerte, ágil, y continuó siendo un magnífico acróbata cuando dejó de ser joven. Muy polifacético, tenía una voz extraordinaria, bailaba y cantaba acompañándose él mismo con el laúd. Como era de un natural aventurero, acabó enrolándose en una pequeña compañía teatral en Fano. Tuvo muchísimo éxito con su personaje en una obra titulada El convidado de piedra, tras lo cual la compañía se trasladó a Mantua. Allí atrajo la atención del duque antes de continuar la gira en dirección a Florencia y a Nápoles. 


En Palermo conoció a su esposa, una actriz que representaba papeles de sirvienta con el nombre de Marinetta. Tuvieron al menos tres hijos, el mayor de los cuales fue bautizado en Roma por el cardenal Chigi, en representación del Papa Alejandro VII. 

Scaramouche pronto amasó una fortuna con su arte y compró en Florencia una magnífica propiedad. Su personaje continuaba siendo aclamado por dondequiera que pasara. Por ello, al llegar su fama a Francia, al parecer fue invitado por la reina. 

Tuvo la fortuna de resultar del agrado de Ana de Austria, quien le permitió entrar en la corte. Cuentan que un día, siendo Luis XIV apenas un pequeño Delfín de dos años, lloraba sin que nadie fuera capaz de consolarlo, y que entonces Fiurelli pidió permiso a la reina para tomarlo en sus brazos, asegurándole que él lo calmaría. La reina consintió, y él, en su papel de Scaramouche, le hizo toda clase de muecas y tonterías hasta lograr que mudara el llanto por las carcajadas. Debido a ello en adelante acudía a los aposentos del Delfín cada vez que aparecía en la corte, lo que contribuyó enormemente a la gran fama del personaje. 

Scaramouche

A Luis XIV le gustaba después recordar aquel momento cada vez que veía a Scaramouche. Le pedía que hiciera de nuevo las muecas de entonces, y volvía a reír cada vez que el cómico reproducía la escena. Para que la troupe de Tiberio mantuviera siempre sus máximos niveles de calidad, el rey le procuraba fondos con los que poder desplazarse a Italia en busca de los mejores talentos. 

Scaramouche recibió grandes honores, tal vez el más importante de los cuales fue que Mazarino y Ana de Austria sostuvieran a su hijo en la pila bautismal de Saint-Germain-l’Auxerrois. Según la partida de bautismo, la ceremonia tuvo lugar el jueves 11 de agosto de 1644. 

Mientras aún vivía su esposa, Scaramouche tuvo otro hijo con Mademoiselle Anne Doffan, al cual llamó Tiberio François. También tuvo una hija, Anne Elisabeth, con Mademoiselle Marie Duval, con quien se casó posteriormente, en 1688, siendo octogenario. A pesar de que él mismo no había sido un dechado de fidelidad conyugal, enloqueció de rabia cuando se enteró de que Marie le engañaba. Le rapó la cabeza y la encerró en el convento de Saint-Lazare, luego en el de Sainte-Geneviève de Chaillot y finalmente en Châtelet, donde falleció. 


Scaramouche pasó sus últimos años en la Rue Tiquetonne de París, solo y olvidado por cuantos le habían admirado y aplaudido. Allí murió el 8 de diciembre de 1694. 

Mezzetin dice de él que “la Naturaleza había dado a Scaramouche una extraordinaria facilidad para interpretar cualquier sentimiento que quisiera mediante las distintas contorsiones de su cuerpo y su rostro, y de modo tan perfecto y original, que el famoso Molière, tras haber estudiado meticulosamente sus representaciones, no tuvo inconveniente en confesar que debía todo su éxito y todo su talento al gran mimo italiano”.

36 comentarios:

  1. UN PROBLEMILLA DE SALUD ME TENDRÁ UN POCO AUSENTE EN LOS PRÓXIMOS DÍAS. LES PIDO DISCULPAS DE NUEVO SI NO PUEDO RESPONDERLES CON LA PUNTUALIDAD QUE QUISIERA.

    QUE TENGAN UN MARAVILLOSO FIN DE SEMANA.

    ResponderEliminar
  2. Ya veo que practicó la ley del embudo. Lo ancho para mí y lo estrecho para ti. No es de ley encerrar a la mujer cuando tu has hecho lo mismo.
    Curioso como muchos de la gran fama pasan al mayor de los olvidos.
    Bisous y buen finde madame
    Cuidese madame, y que se mejore :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya se sabe lo que opinaban al respecto muchos caballeros, y algunos aún siguen opinando hoy día. Ciertamente siempre se quedan con lo más ancho de la ley.

      Gracias, madame, feliz fin de semana

      Bisous

      Eliminar
  3. Un personaje curioso. Creo que hace muchísimos años vi una película con ese título. Relacionaba más este personaje con un espadachín aficionado a los duelos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Usted se refiere a la película basada en la novela de Sabatini, una auténtica gozada. Sabatini se inspiró en el verdadero Scaramouche, pero muy de refilón. Ni siquiera lo sitúa en la misma época en la que vivió.

      Feliz fin de semana, monsieur

      Bisous

      Eliminar
  4. Le agradezco la historia del auténtico Scaramouche, que no conocía, pero me será difícil olvidar al personaje de la novela, interpretado por Stewart Granger en la película. Qué gran duelo con Mel Ferrer. Para mi gusto, el más emocionante que haya visto en el cine entre dos espadachines.
    Beso su mano.

    ResponderEliminar
  5. Oh, monsieur, ya lo creo que sí!
    Esa película y esa escena son de las mías, como usted comprenderá :)
    No pude resistir la tentación de poner una foto de la película.

    Feliz fin de semana

    Bisous

    ResponderEliminar
  6. Que vidas más entretenidas y aventureras las de esto cómicos del s. XVII.

    Buen fin de semana, madame, bisous.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora resulta todo mucho más burgués, desde luego.

      Feliz fin de semana, monsieur

      Bisous

      Eliminar
  7. Antes que nada, que te mejores, Madame! Espero de todo corazón no sea nada nada importante. Para mí la salud es lo principal.
    Ahora vayamos a Scaramouche

    ResponderEliminar
  8. Antes que nada, que te mejores, Madame! Espero de todo corazón no sea nada nada importante. Para mí la salud es lo principal.
    Ahora vayamos a Scaramouche. La primera impresión que tuve fue la de recordar la canción de Queen, Rapsodia Bohemia: Scaramouche, Scaramouche, would you do the fandango? Poco serio, mis disculpas, querida Madame :-) . (quizás tenga que ver, lo averiguaré...) En cuanto a como lo describes, estoy totalmente segura de haber visto representaciones suyas. Ese maquillaje yo lo vi en alguna parte. Debe de ser muy popular, un clásico. Ahora, acerca de Molière, no sabría qué decir porque hasta la fecha no he leído nada de él. Éste año lo tendré en Literatura francesa, veremos qué pasa :-) .
    Un abrazo enorme, que te mejores prontito. Sé que muchos te extrañarán, los que suelen pasar más seguido. Yo en este asunto bajo mi carita de vergüenza :-) . Fuerza, linda!!! Hasta la próxima!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, madame. Espero que usted también se encuentre bien.
      Sí, el personaje es un clásico, en efecto. Y en cuanto a Molière, se lo recomiendo vivamente. Mejor si lo puede leer usted en francés, por supuesto.

      Feliz fin de semana

      Bisous

      Eliminar
  9. Madame, otra vez me cautivas con tus publicaciones. Admito que muchas de ellas no son presisamente de los temas que más me gustan, pero no dejan de parecerme interesantes. Aunque rara vez comento, suelo leerlas muy seguido. Y también dejarme llevar por los vínculos del píe de nota, jaja!

    Leo que tienes algún inconveniente, espero que no sea grave.

    Mis saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, monsieur, por encontrar interesantes incluso los temas que no le gustan. Es lo mejor que podría decirme.

      Yo también espero que no sea grave, monsieur.

      Feliz fin de semana

      Bisous

      Eliminar
  10. Hola Madame:

    Siempre asocio a Scaramuoche con la película y la novela. El personaje anterior si bioen lo conozco, casi nunca hago referencias de él.

    Un mosquetero ha partido Madame. Que siga mejor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo tengo indisolublemente asociado a aquel inolvidable personaje de ficción.

      Gracias, monsieur, ya he recibido al mosquetero en mi château.

      Feliz fin de semana.

      Bisous

      Eliminar
  11. Madame, aquí de vuelta. Espero que sepas inglés (yo francés, ni oui, :-] ).

    "Scaramouche, scaramouche will you do the
    Fandango": Scaramouche (also spelt Scaramouch)
    derives from Tiberio "Scaramouch" Fiurelli, a
    seventeenth century Italian scoundrel. This
    indicates that this line is being said by the police
    officer ("Scoundrel, scoundrel will you do the fandango"). A fandango is a type of dance. It is
    possible that this is a reference to execution. In
    17th and 18th century Britain, criminals being
    hanged were said to "dance the Tyburn Jig", so
    named because of the location of the most
    famous gallows at Tyburn. The sentiment comes about because of the involuntary writhing
    movements made as the body runs out of
    oxygen. However, it may simply be a colourful
    euphemism for prison.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, madame, tal vez ahora la canción de Queen adquiera un nuevo sentido para usted :)

      Buenas noches, madame Anne, y muchas gracias.

      Bisous

      Eliminar
  12. Hola, Madame

    Lamento leer que que tenéis algún problemilla de salud, espero que sea leve y enseguida volvamos a leeros.

    El Scaramouche que conocía, es el de las películas y queda claro que no tiene nada que ver con el real. Un gran personaje y de grandes cualidades interpretativas. Aunque me he quedado impresionada con lo que hice ocn su mujer, al raparle el pelo y encerrarle en un convento. Terrible y tremendo.

    Feliz recuperación, Madame.

    Bisous.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un poco a la siciliana, no, madame? Era drástico el hombre, desde luego. Y no se consideraba obligado a observar el mismo comportamiento que esperaba de la esposa.

      Gracias, madame. Yo también lo espero.

      Feliz fin de semana

      Bisous

      Eliminar
  13. Madame, el excelente mimo y actor era también un hombre posesivo y vengativo. Me cae mal.
    Así que me concentro mejor en desearle que recobre usted las fuerzas muy pronto.

    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me extraña que le caiga mal, madame, teniendo en cuenta esa etapa de su vida.

      Muchas gracias y buenas noches.

      Bisous

      Eliminar
  14. Me parece más atractivo este versátil personaje de la Commedia dell’Arte que aquel otro que me ha presentado el cine. Sus ricas aportaciones, Madame, no sólo informan, sino que forman.
    Bisous.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo me quedaría con el de la novela y la película, ya ve. Me resulta más simpático.

      Muchas gracias, monsieur.

      Feliz fin de semana.

      Bisous

      Eliminar
  15. Que rica vida la de este actor del mundo. Hacer reír no es fácil y por lo visto él había recibido la gracia de ser diferente, de destacarse sobre los demás bufos.
    Muy interesante Madame, es importante su forma de narrar la historia que atrae y logra interés en el lector.

    Un abrazo y buen fin de semana.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, madame. Tenía una hermosa profesión, en efecto, y fue afortunado al poder triunfar en ella.

      Feliz fin de semana.

      Bisous

      Eliminar
  16. Me parece increíble que una persona que de cara al público haga reír, en su vida íntima halla sido todo un déspota. Pobres esposas...

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, poco tenía que ver la persona con el personaje, como suele suceder. No debía de ser agradable ser su esposa.

      Feliz fin de semana, madame

      Bisous

      Eliminar
  17. haz lo que yo diga, pero no hagas lo que yo hago. de hacerle carantoñas a todo un rey Sol, a morir solo y olvidado. al menos Moliere tuvo el gusto de reconocerle el mérito.
    madame, que tenga un felicísimo día!!

    muchos bisous!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo se olvida, monsieur. O casi todo. Cuántos grandes actores de aquel siglo no pasarían a la historia.

      Muchas gracias, monsieur.

      Feliz fin de semana

      Bisous

      Eliminar
  18. Yo tambien, algo sabia de una vieja pelicula y lo asocie inmediatamente con Rapsodia Bohemia.( que verguenza, de Moliere, tengo un par de libros sin abrir).Tambien recordaba vagamente a un espadachin, no a un actor . Ha sido una revelacion como todo lo suyo. Lo mejor, que se reponga prontito y mientras tanto he de ponerme al dia con los dos blogs, que la he empezado a seguir recientemente y esto no tiene desperdicio. Un gran beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, madame.
      Le recomiendo a Molière. Es una de mis pasiones. No deje de abrir esos libros, y ya me dirá qué le parece.

      Feliz fin de semana

      Bisous

      Eliminar
  19. El Scaramouche que yo conocía era a través de la película, que me encanta, no tenía ni idea que este personaje fuera real. Una cosa más que he aprendido en su blog.
    Bisous

    PD: Espero que ese problema de salud no sea nada importante, Madame. Le deseo lo mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, en este personaje se inspiró el de la novela de Sabatini, fuente a su vez de la película.

      Muchas gracias, madame. Feliz domingo.

      Bisous

      Eliminar
  20. Parece que siempre un personaje chaplinesco existio para deleite de las cortes europeas madame . Me ha encantado descubrirlo .
    los mejores deseos para una pronta recuperacion
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eran actores de la época. La escena ha ido evolucionando, y hoy resulta curioso echar la vista atrás.

      Feliz domingo, monsieur

      Bisous

      Eliminar

"El pasado es un prólogo" (William Shakespeare)