miércoles, 15 de febrero de 2012

Dos nuevos blogs


Por fin podemos contar entre nosotros al Gélido Tolya, que se ha decidido a abrir el blog Civilización o Barbarie, un espacio en el que irá mostrando sus relatos.

Alguna vez les he hablado de él. Recuerdo haberlo llamado alma bowieniana, punky extemporáneo y adalid de las letras despeinadas, a lo que podríamos añadir que es una divertida catástrofe, un soñador irreverente y un escritor alérgico a la ortodoxia. Siempre fiel a sí mismo, el Gélido Tolya (o el Barón del Canapé para los miembros de nuestra Orden) dinamita cimientos y propone alternativas. Y, por supuesto, es un magnífico ajedrecista.

Damos la bienvenida a monsieur. Espero que se encuentre cómodo con este formato.


El otro blog que quería presentarles es el de madame YPRH, una dama que conocí cuando escribía sus apasionantes crónicas desde Tailandia. Actualmente reside en Shanghai, si es que para cuando publico esto no se ha vuelto a cambiar de sitio. Madame es muy viajera, pero además es una artista muy creativa, y una diseñadora de gran talento. Siempre tiene cosas curiosas e interesantes que contar y mostrar, de modo que también recomiendo pasar por su casa.

Madame, bienvenida. Me alegro de que se haya decidido usted a formar parte de la blogosfera.

5 comentarios:

  1. Pues madame, parecen interesantes los nuevos blogs que presenta. Seguiré la trayectoria.
    Para usted el cariño y mi seguimiento de este blog tan especial y bueno.
    Bises

    ResponderEliminar
  2. Que divertido conocer estos dos nuevos blogs, pasaremos a seguirlos. Gracias madame!

    ResponderEliminar
  3. Cotillearé por estos blog, Madame, gracias.

    Bisous

    ResponderEliminar
  4. Ya he visitado la casa de estos dos nuevos miembros de la comunidad. Sean bienvenidos y larga vida a sus blogs.
    Beso su mano.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Madame por la bienvenida. Tiene tantos textos que no sé ni por donde empezar. No sé de dónde saca el tiempo, la admiro.

    ResponderEliminar

"El pasado es un prólogo" (William Shakespeare)