lunes, 3 de enero de 2011

Sufragistas

En la Belle Epoque las sufragistas recorrían las calles en desfiles pidiendo el voto para la mujer, con sus severas ropas oscuras y esas bandas cruzadas sobre el pecho. A veces rompían escaparates a pedradas o se encadenaban a una verja para llamar la atención, hasta que eran detenidas y, en ocasiones, encarceladas.

Seguramente la más famosa y carismática de todas fue Emmeline Pankhurst. Aquí la tienen en esta foto, la sexta comenzando a contar por la izquierda. 


Emmeline Pankhurst fue una de las fundadoras del movimiento sufragista británico. Nació en 1858 en Manchester, Reino Unido, pero se educó en la École Normale de París. Su apellido de soltera era Goulden. Fue hija de un hombre de negocios con ideas políticas bastante radicales para la época y que había tomado parte en campañas contra la esclavitud, y su madre era una feminista apasionada que comenzó a llevarla a reuniones sufragistas cuando era apenas una niña.

En 1879 Emmeline se casó con el abogado Richard Marsden Pankhurst. Su marido ya apoyaba anteriormente el movimiento de las sufragistas y defendía la igualdad de derechos de la mujer. Los dos se atrajeron de inmediato a pesar de la diferencia de edad (ella sólo tenía 20 años y él 42). 

El matrimonio tuvo 4 hijos: Christabel, Sylvia, Frank y Adela. La mayor pronto se unió a los movimientos sufragistas, arrastrando consigo a su hermana Sylvia. 

Mrs. Pankhurst y sus hijas

El 13 de octubre 1905 Christabel Pankhurst y Annie de Kenney asistieron a una reunión en Londres para oír a sir Edward Grey, ministro en el gobierno británico. Cuando Grey hablaba, las dos mujeres empezarón a gritar: "¿La libertad de gobernar pasa por el derecho al voto de las mujeres?" Cuando se negaron a guardar silencio se llamó a la policía para expulsarlas de la sala, pero al oponer resistencia se produjo un forcejeo en el transcurso del cual ambas fueron golpeadas. Finalmente fueron arrestadas y denunciadas por desacato. 

Edith Martha Barber

“Es mi intención dirigirme al 10 de Downing Sreet o morir en el intento”, declaró la sufragista Edith Martha Barber en 1910. 

Al escuchar sus planes de ir a exigir el voto femenino ante la casa del Primer Ministro, un policía le respondió asestándole un golpe en la cabeza. 

“Me agarró por el pelo y dijo zarandeándome: “¡Pues muere!” Después descubrí que habían empleado tanta fuerza que las horquillas de mi pelo se habían doblado por completo.” 


En 1905 los medios de comunicación habían perdido interés en la luchas por los derechos de la mujer. Los periódicos rara vez informaban de las reuniones y normalmente se negaban a publicar artículos y cartas escritos por quienes apoyaban el sufragio femenino. La señora Pankhurst decidió entonces utilizar métodos diferentes para obtener la publicidad que pensaban que requería su causa.

Debido a ello comenzó a imprimir a sus actividades un tono cada vez más agresivo, por lo que fue arrestada y encarcelada en varias ocasiones desde 1908 hasta 1913. Realizó varias huelgas de hambre en señal de protesta durante los periodos que pasó en prisión. 

Arresto de Emmeline Pankhurst

En 1910 su hija Christabel había comenzado a apoyar aquellas posiciones sufragistas radicales que proponían el abandono de la resistencia pasiva a favor de un tipo de acción más militante, como lanzar piedras y destruir propiedades. Cuando empezaron a romper los escaparates de las tiendas en 1912, la policía empezó a arrestar a los miembros del WSPU (Women’s Social and Political Union). Christabel huyó a Francia, donde continuó organizando una campaña crecientemente agresiva sin temor a ser encarcelada.

Pero en 1914, a comienzos de la I Guerra Mundial, la señora Pankhurst alentó a las sufragistas a que abandonaran su campaña y se entregaran al trabajo de guerra. Su periódico, Suffragette, cambia el nombre por el de Britania, “para servir al rey, al país y a la libertad”. Tras una negociación, el gobierno anunció el día 10 de agosto la liberación de todas las encarceladas por la causa. 

La señora Pankhurst

Emmeline Pankhurst falleció en Londres el 14 de junio de 1928, pocas semanas después de que se otorgara el derecho al voto femenino. Había conseguido vivir para ver cumplido su sueño.

48 comentarios:

  1. Como estas damas británicas, también en España, por esos tiempos Clara Campoamor y otras luchaban por lo mismo. También lo consiguieron. La constitución del 31 aquella de los trabajadores de toda clase incluyó el voto femenino. Era justo que así fuera. Beso su mano.

    ResponderEliminar
  2. Cierto,monsieur. Era epoca de dura lucha. se dio un paso de gigante durante aquellos años, pero aun quedan pasos por dar. El combate contra la misoginia temo que sea eterno.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. Es increible lo que tuvieron que lidiar ciertas "martires" para conseguir el tan ansiado voto femenino ,hoy en dia en mi pais los destinos lo maneja una mujer y ha pesar de algunos desaciertos en el tema economico ,sus logros a nivel social gozan de la envidia de muchos... hombres que tal ves no lo hubiesen logrado.
    Un abrazo madame ,buen comienzo de año y semana

    ResponderEliminar
  4. ¡Cuánto sacrificio y lucha llevó alcanzar el derecho al voto femenino! Bueno, que las leyes recogiesen ese derecho. En los tiempos que corren, todavía existen serias diferencias en algunos aspectos.
    Muy buena entrada, madame.
    Mis saludos, buenas noches.

    ResponderEliminar
  5. Lo que hoy nos parece algo rotundamente natural ha sido precedido por el sacrificio de los héroes; heroína en este caso.

    ResponderEliminar
  6. Desde luego gracias a mujeres con coraje tenemos derecho a votar y a ser tenidas en cuenta.
    Admirable el tesón y la fuerza para luchar a favor de unos ideales. Esto es lo que llamo tener clara las cosas y lúcidas ideas.
    Bisous y buenas noches Madame

    ResponderEliminar
  7. Mucho debemos las mujeres de hoy a esas Damas del honor femenino que arriesgaron su bienestar en general, para que las de hoy podamos ser dueñas de nuestro propio destino y partícipes en el de la sociedad que nos toca vivir. Ojalá no caiga en el olvido su sacrificio.
    Soy una nueva lectora de su blog y me confieso entusiasmada con lo que recien descubrí leyendolo.Gracias y buen año.

    ResponderEliminar
  8. La Historia demuestra que las mujeres que gobernaron no fueron precisamente peores que los hombres, monsieur. Fueron menos cuantitativamente, pero no cualitativamente. La media está bastante alta.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  9. Sí, aun existen diferencias, monsieur. Aun hay que hacer algunos ajustes en la mentalidad, sobre todo. Aparte de las grandes discriminaciones, que ya quedan pocas afortunadamente, hay otras más pequeñas y que la mujer sufre cada dia. Son tan cotidianas que apenas se les presta atención, pero están ahí.

    Buenas noches, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  10. Y no hace tanto en realidad. Nos parece que eso de no poder votar la mujer era cosa de hace siglos, y ni siquiera tiene 100 años la novedad.

    Buenas noches, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  11. Y mucho coraje, madame. Pero además Mrs Pankhurst tuvo suerte al encontrar tanto apoyo en su propia familia, desde sus padres hasta su esposo. Fue una mujer de las decisivas seguramente.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  12. No creo que puedan caer nunca en el olvido, madame. Aterra pensar en cómo eran las cosas antes de ellas.

    Muchas gracias por su visita, y espero que siga disfrutando con nosotros.

    Feliz año tambien para usted.

    Buenas noches

    bisous

    ResponderEliminar
  13. Parece increible que algo tan natural como la igualdad en el voto tuviese que cobrarse tantas palizas, encarcelamientos, sacrificios y sufrimientos de tantas mujeres.
    Fueron luchadoras y valientes y creyeron en la justícia de sus peticiones, tenemos mucho que agrdecerle a estas mujeres.
    Buenas noches y besos:

    ResponderEliminar
  14. Sí, lo que hoy nos parece tan natural tuvo que ser conseguido luchando a brazo partido. Hermoso homenaje, Madame.
    Buenas noches

    ResponderEliminar
  15. Los hombres se resistieron hasta el ultimo aliento, eh madame? Pero no pudieron con ellas.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  16. Parece mentira, monsieur. No se trataba de tiempos medievales ya, y sin embargo cuánto costó, y cuánto tuvieron que sacrificar estas mujeres en el camino.

    Buenas noches

    bisous

    ResponderEliminar
  17. Un tema que siempre me ha parecido apasionante, madame.
    Ya sabéis (por aquel desaparecido viejas_fotos de fotolog) que tengo debiliodad por las fotos del movimiento sufragista.
    Lo peor es que aún hay motivos para que las mujeres mantengan posturas reivindicativas.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  18. Es verdad, monsieur Enrique, lo recuerdo de su viejo fotolog. Qué crimen que no le hayan permitido recuperarlo, pero así va el mundo.

    De hecho hoy me acordé de usted al subir estas imágenes :)

    Buenas noches

    bisous

    ResponderEliminar
  19. Muy guerrillera se ha puesto usted para una dama de alto copete, pero le aplauda esa veta humanista, feminista y democrática. Sin duda, todo un personaje Emmeline Pankhurst, que pudo ver como las mujeres dejaron ser menores de edad permanentes y ejercer sus derechos políticos como personas. También me acuerdo de Flora Tristán, abuela de mi admirado Paul Gauguin, que tanto luchó por la libertad de las mujeres en su patria chica.
    Felíz día de Reyes, madame. Bisous.

    ResponderEliminar
  20. hoy en día a estas mujeres los periódicos actuales las tacharían de antisistema ...

    ResponderEliminar
  21. Muchas fueron las mujeres que se dejaron la vida en este camino en busca de sus legítimos derechos. Recuerdo ahora a esa pionera llamada Olympe de Gouges, con sus "Derechos de la mujer y de la ciudadana", que fue guillotinada precisamente por los que se decían luchadores por la libertad en Francia. Y tantas otras luchadoras, como la de la presente entrada.
    Tuvo que producirse una sangrienta guerra mundial para que los gobiernos democráticos comenzaran a otorgar el derecho al voto a las mujeres como reconocimiento a su papel importantísimo durante la contienda.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. En su actitud ante la Guerra está también implícito el espíritu de Inglaterra.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  23. Monsieur Paco, la señora Pankhurst era tan dama como yo, y educada en Francia.
    Admirables todas aquellas mujeres que lucharon por la igualdad en unos tiempos en los que era tan dificil hacerlo. Hoy lo tenemos mas facil a fin de cuentas, y en buena medida gracias a ellas.

    Feliz dia, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  24. Sí, hacían cosas que hoy día son propias de los antisistema, en efecto. En su momento se las tachó de cosas peores aún. El trato no fue muy amable.

    Feliz dia, monsieur

    bisous

    ResponderEliminar
  25. Monsieur Cayetano, los luchadores de la libertad en todas partes eran en realidad los luchadores de la libertad de los hombres. A nadie se le ocurría que una mujer en su sano juicio pudiera aspirar a ser igual.
    Y para muchos las cosas así siguen siendo.

    Feliz dia, monsieur

    bisous

    ResponderEliminar
  26. Sí, así es, los britanicos son muy disciplinados en ese aspecto, más capaces de unirse que otros pueblos. Una vez mas dieron buena prueba de ello.

    Feliz dia, monsieur

    bisous

    ResponderEliminar
  27. Supongo que sabréis, Madame, que estas fotografías de época son mi delirio... También me gustan los finales felices, dos razones por las que he disfrutado muy mucho de esta nueva y magistral entrada.

    Beso vuestros bellos pies-es.

    ResponderEliminar
  28. Gracias, madame. A mí también me encanta que la señora Pankhurst haya tenido el consuelo de ver cumplido su sueño antes de morir. Hubiera sido tremendo que todo se hubiera demorado unas semanas más.

    Feliz dia, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  29. La historia de las sufragistas me parece apasionante, porque consiguieron lo que querían sin utilizar la violencia, al go así como la estrategia que utilizará posteriormente Gandhi para lograr la independencia de La India (salvando las distancias, claro).

    Le recomiendo la novela "Ángeles fugaces" de Tracy Chevalier. Seguro que le gusta.

    Besos

    ResponderEliminar
  30. Me gusta Tracy Chevalier, madame, así que le agradezco la recomendación.
    Las sufragistas sí llegaron a utilizar la violencia en realidad, aunque por un corto periodo de tiempo y no contra las personas. En cualquier caso considero que eso fue un error, y que perjudicó a la causa en lugar de favorecerla.

    Feliz tarde,madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  31. Parece mentira Madame, pero apenas han pasado cien años de todo aquello, algo que hoy en día parece tan obvio.
    Es curioso el hecho de que al pertenecer a una clase más elevada que sus compañeras de ideología fue tratada con "más consideración" y se la alimentó por la fuerza en alguna huelga de hambre.

    Gracias por sue entrada y un saludo Madame.

    ResponderEliminar
  32. Bueno, yo no veo mucha consideración en la foto en la que es arrestada, ni en las condenas que se le impusieron, ni en la celda en la que la encerraron, que era espantosa. En cuanto a lo de alimentar por la fuerza con aquellos embudos y mediante aquellos procedimientos, mas bien entra dentro de la tortura.
    Sin embargo era una mujer con mucho carisma. Arrastraba masas, hay documentos graficos impresionantes al respecto. De ella emanaba respeto, desde luego, y no creo que se debiera a su clase social solamente.

    Buenas noches, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  33. Efectivamente Madame, por eso pongo entre comillas lo de "más consideración" he leido que debido a su más elevada clase social no recibió las brutales palizas que se llevaron algunas de sus compañeras, eso no quiere decir que lo pasara bien precisamente cuando la alimentaban a la fuerza. Le pondría como ejemplo cuando en la Edad Media a los villanos se les ahorcaba y a los nobles se les decapitaba, ambos morían pero de forma distinta.

    Un saludo Madame :-)

    ResponderEliminar
  34. Madame, revise su correo :D
    Bisous!

    ResponderEliminar
  35. Madame, acabo de enviarle mi respuesta,jiji, cómo me gusta esto de los secretos.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  36. Historia interesante Madame.

    El voto femenino siempre tuvo sus martires, que quizás fueron en todos los paises. En algunos fue menos traumático que en otros pero siempre alguien tuvo mucho sacrificio para conseguirlo.

    No me gusta cuando la gente se abstiene de votar....Me parece que no es la forma de protestar contra el gobierno. El voto es la única arma del ciudadano de a pie para hacer valer su pensamiento...Verdad que ultimamente esto se ha desvirtuado, pero no hay otra manera de momento de poder tomar decisiones.

    Tarde pero seguro Madame....La guardia...me como la uñas

    Saludos

    ResponderEliminar
  37. Monsieur Manuel, le he enviado un mensaje de gran importancia sobre "el secreto". Contiene una entrega :)

    Espero que a pesar de la guardia pueda verlo.

    Ay, cómo conspiramos todos, jijiji!

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  38. Hola Madame

    ¡Cuánto debemos las mujeres a todas las sufragistas! Todas ellas lucharon por nuestros derechos y al final lo consiguieron.

    Una vez más, desconocía la historia de esta mujer y sus acciones. Es una gozada poder aprender leyendo.

    Feliz noche, Madame.

    Bisous.

    ResponderEliminar
  39. Precioso y merecidísimo homenaje, Madame.
    Admiro profundamente la capacidad de lucha de esas extraordinarias mujeres en defensa de sus derechos e ideales...cuánto les debemos y deberan las futuras generaciones...
    Un inmenso placer recordarlas y poder valorar su gran esfuerzo.Gracias a Vd.querida Madame.
    Mi abrazo grande y mi cariño, querida amiga.
    Carmendy

    ResponderEliminar
  40. Les debiamos un pequeño homenaje, madame, por su compromiso durante aquellos años tan duros.

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  41. Muchas gracias a usted por su visita, madame Carmendy.

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  42. AQUÍ EN ARGENTINA, DEBEMOS EL SUFRAGIO FEMENINO A EVA PERON, RECIÉN EN 1947, CREO ESA ES LA FECHA.
    HERMOSO RECUERDO DE LAS LUCHAS, POR LA IGUALDAD DE DERECHOS.
    SALUDOS QUERIDA MADAME

    ResponderEliminar
  43. Gracias por esta entrada madame, como mujer me ha encantado leerla y enterarme de esta dura lucha por conseguir que se incluyeran votantes femeninas; como bien dicen por aquí en algunos comentarios, a mí también me desagrada que la gente se abstenga de votar en la actualidad, después de todo lo que han luchado mujeres como Emmeline Pankhurst por lograrlo.
    Una pregunta, madame... ¿En la época existía algún hombre que apoyase tal causa, aunque fuese desde el anonimato?
    Un beso.

    ResponderEliminar
  44. Fíjese, madame, y parece que son cosas de generaciones lejanas. En realidad hasta el otro día la mujer no tuvo ni voto.

    Feliz tarde, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  45. Sí, madame, muchos. Empezando por su propio esposo, que era un convencido.

    La señora Pankhurst luchó por la igualdad, para que la mujer fuera libre de votar o abstenerse según su propio criterio y voluntad, sin quedar excluida de nada por imposiciones externas y por discriminación.

    Feliz tarde, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  46. Pues la próxima vez que me dé pereza ir a las urnas a dejar mi voto me daré yo misma con la vara.
    Qué horror...y pensar que justamente esos hombres que besaban manos femeninas, se quitaban los sombreros en su presencia, y les abrían las puertas de los carruajes eran los que luego les impedían ejercer un derecho tan básico como era el elegir a sus gobernantes.
    Siento debilidad por las épocas pasadas como usted bien sabe, madame, pero en momentos como éstos me alegra vivir en el siglo XXI.

    Bisous.

    ResponderEliminar
  47. Espero, madame, que dentro de unas cuantas decadas sus nietas tengan la misma sensación con respecto a estos tiempos, y se alegren, como mujeres, de haber nacido en el futuro y no ahora, porque eso significará que se habrán terminado algunas de las discriminaciones tan sangrantes que aún se practican hoy día, cotidianamente y como si nada.

    Feliz tarde, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  48. ¡Qué sorpresa de post!

    Bellas heroínas defendiendo una causa que consideraban justa.

    ResponderEliminar

"El pasado es un prólogo" (William Shakespeare)