miércoles, 22 de diciembre de 2010

El Último Sajón

Estas piezas de ajedrez representan a los dos ejércitos que se enfrentaron en la más famosa batalla librada en suelo inglés. Harold, el rey sajón de Inglaterra, conduce a sus tropas contra el invasor Guillermo, duque de Normandía. La batalla cambió el curso de la Historia. Las piezas son auténticas reproducciones de los personajes, ropa y equipamiento de la época. 


Al día siguiente de la batalla de Hastings, 15 de octubre de 1066, se hizo evidente la importancia que había tenido aquella jornada en la que Guillermo, duque de Normandía, había derrotado a los sajones y se hacía con el control de una parte de la costa inglesa. 

El witenagemot, o lo que quedaba de él, se reunió en Londres y eligió como rey a Edgar Atheling. Era la última vez que un descendiente de la Casa real de Wessex, nieto de Edmundo el Valiente y rama del tronco de Alfredo el Grande, se sentaba en el trono de Inglaterra. 

Pero fue un gesto vacío. Edgar no era más que un muchacho de unos 15 años por entonces, y no mostraba grandes aptitudes. Para empeorar las cosas, los señores sajones que habían sobrevivido a la catástrofe no lograban unirse, y anteponían sus rivalidades particulares en lugar de presentar una resistencia unida frente al invasor. No quedaba nadie que pudiera alzar de nuevo un ejército contra Guillermo el Conquistador. 

Cuando el duque de Normandía apareció ante Londres, Edgar cedió de inmediato. Guillermo envió un contingente con la misión de construir una fortaleza que albergase a una guarnición Normanda, y que fue el núcleo de lo que después sería la Torre de Londres. Después entró en la ciudad, y el día de Navidad del año 1066 fue coronado como Guillermo I, rey de Inglaterra. 

Batalla de Hastings - Tapiz de Bayeux

La dominación sajona llegaba a su fin al cabo de 6 siglos. Desde entonces, unos 40 monarcas han reinado en Inglaterra, y todos ellos descienden del Conquistador. 

Pero el linaje de Alfredo el Grande no se extinguió. Edgar y su hermana Margarita fueron llevados a Normandía en 1067 para su custodia por orden del nuevo rey. Lograron escapar, y poco después llegaban a Escocia, donde reinaba Malcolm III. Éste se convirtió en el último refugio del linaje real sajón. 

Al rey escocés le gustó Margarita, y, además, seguramente era consciente de que si se casaba con ella, sus sucesores podrían aspirar algún día al trono inglés. De modo que se llevó a cabo el matrimonio, y todos los reyes posteriores de Escocia pudieron hacer remontar su ascendencia a Alfredo el Grande. 

Mientras tanto en el norte había comenzado a organizarse la resistencia, que contaba entre sus miembros a dos hijos del rey Harold II, fallecido durante la batalla de Hastings. Además, contaban con la ayuda de Sven II de Dinamarca, que en realidad aspiraba a apoderarse él del trono. También el rey de Escocia envió tropas para ayudar a los rebeldes, y Edgar fue el jefe titular de ese contingente. 

Guillermo el Conquistador y Harold II

Los sajones y sus aliados arrollaron a las tropas normandas, y en 1069 Guillermo se vio obligado a acudir al norte en persona. Llegó con un poderoso ejército, se libró de la flota danesa sobornándola y cayó como un rayo sobre los rebeldes. Para asegurarse de que el norte permanecería tranquilo en lo sucesivo, devastó deliberadamente una franja de terreno de cien kilómetros, entre las ciudades de York y Durham. El despoblamiento y el hambre que esto causó, dejó huella durante décadas, e incluso durante siglos. Pero Guillermo había logrado su objetivo. 

En adelante fue imposible organizar otra revuelta con éxito contra él. Fue el final de tres siglos de incursiones escandinavas por la línea costera inglesa. Noruega y Dinamarca no volverían a ser un peligro para Inglaterra. 

Más tarde el rey hizo incursiones por Escocia y llegó a un entendimiento con Malcolm en 1072. Edgar tuvo que salir rápidamente de Escocia y huir a Flandes. Después vivió una vida llena de altibajos, combatiendo en uno u otro lugar, a veces hasta al servicio de Normandía cuando se reconcilió con Guillermo, y a veces en lugares tan lejanos como Tierra Santa. 

Mientras tanto Morcar, el último duque sajón de Northumbria, había tenido que huir para unirse a los intentos de resistencia que aún había. Se trató de una guerra de guerrillas a la desesperada llevada a cabo por un sajón llamado Hereward. Éste se había unido en un principio a la expedición danesa, pero cuando los aliados se marcharon continuó la lucha sin ayuda. Se estableció en Isle de Ely, región cenagosa a unos 110 kilómetros al norte de Londres. Morcar y otros rebeldes acudieron a unirse a él. 


Las fuerzas normandas que trataron de adentrarse en los pantanos y marismas de juncos, las tortuosas corrientes y los bosques sin caminos de la región, tuvieron que dejar atrás sus caballos y enfrentarse con hombres que conocían cada palmo del terreno. Una y otra vez eran exterminados. 

Finalmente Guillermo puso cerco a toda la región. Cuanto ya no se podía soportar más el hambre, los monjes de Ely se ofrecieron para mostrar a Guillermo un camino que conducía al corazón mismo de la resistencia. Fue el final para los sajones. 

No se sabe qué ocurrió con Hareward. Como “el último de los sajones”, se tejieron leyendas románticas a su alrededor en años posteriores. Se suponía que había escapado y continuado sus actividades guerrilleras con éxito durante años, hasta que finalmente Guillermo le devolvió sus tierras y le concedió el perdón a cambio de un juramento de fidelidad. 



Bibliografía: 
La formación de Inglaterra – Asimov 

41 comentarios:

  1. Pueblo mítico ya el de los sajones que se pierde en la época medieval inglesa. Un término que no volvemos a encontrar en solitario sino siempre en compañía de la otra mitad: "anglo", para referirnos ya no solo a la población británica sino también a la norteamericana, australiana, etc.
    Felices fiestas, prosperidad y mucha salud para el año próximo.

    ResponderEliminar
  2. Igualmente para usted, monsieur, ya contando las horas para la Nochebuena.

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. A mi en cambio me llama más la atención el final que pudo tener Edgar, tendría hijos y de haberlos tenido, reclamaron estos el trono?

    Un beso Madame.

    ResponderEliminar
  4. Es que no existen evidencias de que Edgar se casara o tuviera hijos. Hay una cronica en la que aparece un personaje que podría ser un hijo suyo, pero de todos modos nunca llegó a nada y parece que su línea se extinguió. En cambio la de su hermana perduró, y a través de los reyes de Escocia llegó a los de Inglaterra, que a partir del siglo XVI fueron los mismos.

    Feliz tarde, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  5. Excelencia, aquí su admirador fiel, el último de sus vasallos, quedo rendido a sus pies.

    ResponderEliminar
  6. Monsieur, qué galante es usted.
    Da gusto ver que aún quedan caballeros :)

    Feliz dia, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  7. Seis siglos de dominación son muchos para dejar huella y así lo demuestran.
    Yo, al igual que CAROLVS II, también me he planteado el final que pudo tener Edgar, pero si no se tiene constancia de un matrimonio o descencencia supongo que seguiremos con la intriga.

    Un beso, madame, y felices fiestas.

    ResponderEliminar
  8. No, es que no hay intriga ninguna, madame: ese linaje se extinguió, o bien en su persona o bien en el de ese otro personaje que pudo ser hijo suyo. En cualquier caso, por ahí no siguió el arbol.
    Hay que ir a su hermana Margarita, cuya hija fue Edith, sobre la que hice un par de entradas no hace mucho. Edith, la que se casó con Enrique I de Inglaterra, pero estuvo a punto de no poder hacerlo porque decían que era monja.
    Esa es la linea a seguir.

    Feliz tarde, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  9. Uy, perdón, madame Fatima:

    No me daba cuenta que estaba conectada en mi otro blog.

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias por su aclaración, madame, pensaba que Edgar sí que había tenido descendencia, pero que lo mismo no estaba bien documentada.

    Y gracias también por decirme que que tanto dame Minuet como dame Masquée son usted, la misma persona, porque ya me había hecho un lío y creo que en mi blog le he dado la bienvenida dos veces a causa de ello, pero bueno, le doy la bienvenida cuantas veces haga falta, madame, es siempre bien recibida.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. jiji, creo que tanta diversidad es parte de mi incipiente esquizofrenia, madame!

    Bisous

    ResponderEliminar
  12. Feo papel el que hicieron, verdad, monsieur?

    feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  13. Este episodio de la historia inglesa, la invasión normanda y la batalla de Hastings me recuerda mucho a nuestra invasión musulmana y la batalla del Guadalete....

    ResponderEliminar
  14. Sí, no es tan diferente en realidad, aunque Guillermo alegaba derechos dinásticos, al ser primo de Eduardo el Confesor.
    La invasión normanda duró más. De hecho nunca terminó. Nadie pudo desalojarlos de allí.

    Feliz tarde, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  15. Hola, Madame

    Al hablar de Hastings mi mente vuela al Tapiz de Bayeux que suele aparecer al principio de la película de "Los vikingos".

    Siempre me ha sorprendido que los británicos, tan suyos, tuvieran unos reyes de diverso origen, sajón, holandés, francés.

    Mi conocimiento de esta parte de la historia era escueto, solamente abarcaba a la batalla de Hastings, a la victoria de Guillermo y sus consecuencias.

    Gracias a vos he conocido la otra parte, la de "los perdedores" y me ha parecido muy interesante.

    Si es que un gusto acudir a este blog y aprender siempre algo nuevo.

    Feliz tarde, Madame.

    Bisous navideños.

    ResponderEliminar
  16. Sí, es verdad, tan suyos pero resulta que durante siglos en la corte inglesa se hablaba francés, porque era la lengua de los conquistadores.

    Siempre tiene algo de romantico mirar las cosas desde el punto de vista de los perdedores, verdad?

    Feliz tarde, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  17. Me acuerdo de una vez que, en un examen de inglés, me tocó hacer una redacción describiendo algún hecho relevante de la historia de Inglaterra. Elegí Hastings, y la profe me puso un nueve. Si hubiera sabido entonces la continuación de la batalla tal como me la habéis dado a conocer hoy, madame, seguro que hubiera conseguido el diez. Es la nota que os ofrezco a vos.

    ResponderEliminar
  18. Eran estos los sajones con los que soñaba extasiado el maestro Borges. Entiendo su admiración.

    Felices fiestas, Madame. Un abrazo grande de ésta vuestra humilde servidora.

    ResponderEliminar
  19. Madame:
    Ud me mima con estas historias, máxime cuando habla de los Sajones.
    Admiro a los Sajones.....Quizás haya sido uno en tiempos antiguos. U o nunca sabe.

    El mosquetero salió Madame. Ud sabe., la lluvia en la península ;D

    Saludos

    Felices fientas y gracias por la felicitación.

    ResponderEliminar
  20. Muchas gracias, monsieur Mannelig, aunque ya sabe usted que hay profesores que nunca estan satisfechos con nada, o que dicen que el 10 solo es para Dios :)

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  21. Madame Ana, muchas gracias, espero que disfrute de unas felices fiestas.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  22. Monsieur Manuel, a mi también me gusta imaginar qué pude haber sido en otras vidas. Me encanta fantasear con esas cosas. Si por mí fuera, habria estado en casi todas las epocas.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  23. Dame Masqueé le dejo mis deseos de Feliz Navidad, con mucho amor y paz.
    Gracias por acomodar las piezas del ajedrez de la Historia para mejor entender el juego de los diferentes protagonistas en cada época y lugar.
    Cariños y muchos
    Bisous
    Inés

    ResponderEliminar
  24. Muchas gracias a usted, madame.

    Felices fiestas.

    Bisous

    ResponderEliminar
  25. Pobre historia del último sajón. Por cierto, preciosa la ilustración de ese ajedrez tan medieval. Apenas un diita para llegar a esa noche buena, y apenas una semana para iniciar una nueva década, recién estrenando invierno. Lo mejor para usted y todos los miembros de su corte. Bisous.

    ResponderEliminar
  26. Leí el post esta tarde, Madame e intenté dejar un comentario pero blogger no me dejó...Quería decirle que me ha gustado mucho el post, las historias sobre sajones me llevan siempre a Ivanhoe, una novela que me ha gustado y me gusta leer a todas las edades.El disgusto que tuve cuando supe que se decía eivanhou y no ivanoe que es como yo lo llamba fue de órdago. Afortunadamente a Athelstane lo sigo llamando así atelestane, que tenemos confianza :)

    Me encantan estas historias de sajones y normandos, Madame. Feliz noche. Bisous

    ResponderEliminar
  27. Gracias, monsieur, igualmente para usted.
    No se vaya a empachar con el turron!

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  28. jijiji, madame, Ivanhoe es también una de mis historias favoritas. Hechizó mi infancia. De ahí supongo que me viene mi aficion a esas historias, sí.

    Buenas noches, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  29. Ha sido muy apropiado hablarnos de este episodio de la historia precisamente ahora, coincidiendo con la coronación del Guillermo el Conquistador en un día de Navidad, igual que había ocurrido doscientos y pico años antes con Carlomagno, coronado también ese día. Igual nos habla usted de este asunto cualquier día de estos.
    Sea o no así, le deseo disfrute de unas felices fiestas, y con la familiaridad de las misma me atrevo hoy, señora, dejar para otro día la frialdad de otros saludos y despedirme hoy, como diría usted, con bisous.

    ResponderEliminar
  30. Pues es que sobre Carlomagno ya había escrito un par de entradas, y otra sobre su elefante, y otra sobre su madre, así que por eso en esta ocasión preferí una Navidad en compañía del normando. Que no es que sea mi tipo, entiendame, pero era lo que quedaba.

    Muy felices fiestas tambien para usted, monsieur.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  31. Es una de las batallas que más admiro, imagínese la cantidad de soldados y de impedimenta que tuvieron que transportar los hombres de Guillermo hasta la Inglaterra de los Sajones, en aquellos barcos y no sólo eso sino combatir con aquellos terribles sajones que muchos años antes habían asolado aquella tierra. Muchos afirman que Guillermo no sólo acabó con lo sajón, también con las antiguas raices celtas.
    Creo que fue una gran proeza que marcó un cambio de rumbo para el reino de Inglaterra.
    Gracias y buenas noches Madame :-)

    ResponderEliminar
  32. Sí, un giro total. Llegó muy lejos Guillermo a pesar de ser bastardo. No cabe duda de que logró cambiar la Historia.

    Buenas noches, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  33. Bueno, sí el de Bertrada del pie grande fue hace poco y la leí. Los otros no, pero estos artículos sobre la historia no caducan, pueden ser leídos en cualquier momento, siempre que haya tiempo, lo que últimamente para mí está resultando difícil, Aún así ya los buscaré para leerlos. Beso su mano.

    ResponderEliminar
  34. Aún me cuesta imaginar como fue la invasion, la batalla y la conquista completa de la Rubia Albion por parte de Guillermo y sus Normandos (muy buen nombre para una banda, jajaja)

    Un beso, y Felices Fiestas!

    ResponderEliminar
  35. Monsieur dlt, espero que encuentre usted tiempo para el turron, y para algun que otro villancico.
    Por fortuna viene un fin de semana algo mas largo de lo habitual, ojala también para usted.

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  36. jiji, y lo de la Rubia Albion no me diga que no suena a marca de cerveza!
    La banda imagino que sonaría un tanto heavy.

    Felices fiestas, monsieur.

    Bisous

    ResponderEliminar
  37. Cuando llegan estas fechas tan entrañables, con mis mejores deseos de paz y felicidad para ti deseo pases una

    ¡¡FELIZ NAVIDAD!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  38. Muchas gracias, monsieur, igualmente.
    Felices fiestas

    Bisous

    ResponderEliminar
  39. Se me había escapado esta entrada. Muy interesante e ilustrativa .
    Mis saludos.

    ResponderEliminar
  40. EN EL CARIBE SUFRIMOS AUN LA INVASION ANGLO-SAJONA Y SIGUEN DE GUERREROS , ANTI- CATOLICOS,AHORA NOS ENVIAN LOS PENTECOSTALES PARA HACER UN GRUPO PILITICO EN LA iSLA.. ANTI- AUTONOMICOS CON PARANOIA GENETICA Y ABSURDO TAMANO DE EGO..CON INSTITUCIONES TIRANICAS TIPO C .I .A. CON IMPOSICION DE SU GRAMATICALMENTE CORTO IDIOMA.Y SUS COSTUMBRES DE CONQUISTA...EN PUERTO RICO, TERRITORIO INVADIDO NOS SOMETEN A LA LEY DE CABOTAGE O TRANSPORTE MARITIMO DONDE NOS COBRAN POR TRAER TODO A LA ISLA CASI EL 50 de el valor total de la carga...ESO SON LOS ANGLO- SAJONES...NOS TIENEN EL SAXO..O CUCHILLO EN EL CUELLO CON LA LEY DE CABOTAGE DESDE 1899...QUEREMOS AUTONOMIA...NO MAS ANGLO-SAJONES...NO ES SHAKESPEARE ES EL PUEBLO QUE NO PUEDE PAGAR MAS TRIBUTOS A LOS ANGLO -SAJONES POST MEDIEVALES DE EL NUEVO MUNDO ,ANONIMO PARA SOBREVIVIR.. PUERTO RICO

    ResponderEliminar

"El pasado es un prólogo" (William Shakespeare)