martes, 28 de diciembre de 2010

Artemisia II y el Mausoleo de Halicarnaso


Artemisia vivió en el siglo IV a. C. Era hija del rey Hecatomnos de Caria, lugar situado en el suroeste de Anatolia. Su padre inició la dinastía Hecatómnida poco después de que el rey persa Artajerjes II le nombrara sátrapa de Caria. Aprovechando que Artajerjes se veía enfrentado a una rebelión de Egipto y Chipre, Hecatomnos comenzó a acuñar su propia moneda, lo que era un símbolo de independencia. 

Artemisia fue hermana y esposa del rey Mausolo, sucesor de Hecatomnos. Mujer culta, poseía amplios conocimientos sobre botánica y medicina. A la muerte de su esposo, fue ella quien le sucedió como gobernante en solitario. 

Durante su reinado, de aproximadamente tres años, Rodas, creyendo que el gobierno de una mujer les ofrecía excelentes oportunidades para librarse de su dominio, atacó la capital, Halicarnaso. Enterada de los preparativos de ataque, Artemisia ordenó a los ciudadanos que fingieran rendirse. Desde su palacio real pudo ver cómo el enemigo incurría en un grave error táctico al desembarcar por el puerto del este, desde el cual no se veía lo que ocurría en el del oeste. Cuando llegaron los rodios y comenzaron a saquear la plaza del mercado, la flota caria apareció por un canal artificial conectado con el puerto oculto a la vista y se apoderaron de los navíos rodios vacíos. Al mismo tiempo, soldados ocultos en las murallas abatían a los saqueadores. 


Artemisia coronó entonces con laurel los barcos capturados, significando la victoria, y con sus propias fuerzas a bordo dirigió los barcos rodios de regreso a la isla de Rodas. Antes de que la estratagema pudiera ser descubierta, las naves habían entrado en el puerto. Los líderes enemigos fueron ejecutados, y Artemisia erigió un monumento en Rodas para conmemorar la conquista. 

La leyenda dice que la reina había amado tanto a su esposo que al morir éste redujo su cuerpo a cenizas y cada día bebía parte de ellas diluidas en un licor. Llamaba a los más famosos oradores griegos para que pronunciaran alabanzas en honor de Mausolo, y mandó construir en su capital un monumento funerario que sería conocido como el Mausoleo de Halicarnaso, una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo. 

Situado en lo que hoy es Bodrum, Turquía, tenía por objetivo lograr que Mausolo fuera recordado como el rey más amado de la Historia. Fue tan magnífico que en adelante todas las tumbas que consistieron en espléndidos edificios se llamaron así. Estaba construido en mármol blanco y tenía 117 columnas jónicas sosteniendo un techo en forma de pirámide con 24 escalones sobre el que se levantaba una escultura de una cuádriga con las efigies del rey y la reina. Su altura era de más de 50 metros. 


El monumento soportó las invasiones y la destrucción de la ciudad por parte de Alejandro Magno, pero finalmente fue destruido por un terremoto en 1404. Durante ese siglo los Caballeros de la Orden de San Juan utilizaron las piedras desprendidas para construir una fortaleza amurallada con la que defenderse de los ataques turcos. La estatua superior y algún friso que se salvó están hoy en el Museo Británico

Artemisia nunca llegó a recuperarse de la pena que le produjo la pérdida de Mausolo, y cuentan que la invencible tristeza que siempre la embargaba fue a su vez la causa de su propia muerte. 

Fue sucedida por sus hermanos Hidrieo y Ada, que también eran marido y mujer. 

48 comentarios:

  1. Toda una estratega, esta Artemisia. Y lástima de terremoto: el mausoleo debió ser digno de verse.
    Buenas noches, Madame

    ResponderEliminar
  2. Sí, es una pena que ya solo tengamos unas cuantas piedras y las descripciones. Y mire que resistió embates durante casi dos mil años.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. Que historia mas romantica la de ella, era y se nota, una mujer fuerte y muy inteligente. Pero las penas de amor se la llevaron =(

    Que hermosa se la ve en esa imagen, supongo es solo una representación, ¿o es una imagen real, de algun retrato...?

    Saludos y feliz navidad,XD mas vale tarde que nunca.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Que hábil, les estuvo bien a los rodios por menospreciar a las mujeres...Lástima que el Mausoleo no se conserve. Bisous, Madame

    ResponderEliminar
  5. Lo q no pudieron los hombres, lo pudieron los elementos, y no sería la primera vez q ocurriría...

    Gracias, Madame, por esta nueva lección de historia. Je vous embrasse.

    ResponderEliminar
  6. Le hizo una enorme tumba para al final tragarse sus cenizas? Vaya amor!

    Menos mal que Artemisa no enloqueció por completo y pudo tramar esa estrategia tan espectacular.

    Un beso Madame.

    ResponderEliminar
  7. imagino q un edificio q tenía 2000 años ya tendría q estar un poco tocado cuando el terremoto le dio el tiro de gracia... pero al fin y al cabo cumplió a la perfección su cometido ya que tantos siglos después la memoria de ambos aún no se ha olvidado gracias a aquella tumba...

    ResponderEliminar
  8. Las armas de mujer son inexpugnables. De algunas se dice que son "de armas tomar". Lo cierto es que es una mente pensante debajo de un bello rostro y un pelo sedoso y seductor.

    ResponderEliminar
  9. pero bueno! qué es eso de que eran hermanos y marido y mujer!! pero están locos estos griegos!!
    eso de pensar que 'porque manda una mujer', la cosa va a ser sencilla. juas. lo mismo debieron pensar los argentinos con margareth thatcher y si se despistan les quitan hasta los andes.
    empieza a haber gusa, madame

    que pase un buen día!
    bisous!

    ResponderEliminar
  10. No, la imagen no es real. Pero hay una estatua suya en el museo arqueologico de Napoles que sí podría serlo, y que la representa como una mujer hermosa.

    Feliz dia, madame Amatista

    Bisous

    ResponderEliminar
  11. Los rodios tuvieron que aprender la leccion, madame.
    Lo del mausoleo tuvo que ser realmente espectacular para que la fama llegue hasta nuestros dias despues de 2500 años.

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  12. Algo que nunca podremos controlar, madame, y que siempre nos controlará a nosotros.

    Feliz dia

    bisous

    ResponderEliminar
  13. Sí, don Matu, no lo imagino a usted demostrando sus sentimientos de ese modo, afortunadamente. Hay gente con unos gustos increibles, verdad? Cómo no iba a morirse! Seguro que se acabó envenenando con sus propias extravagancias.

    Feliz dia, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  14. En efecto, hay que tener en cuenta que para cuando el terremoto ya era antiquisimo, así que no estaba para muchos trotes.

    Feliz dia, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  15. Ciertamente, monsieur Francisco, esta era una mujer de las de armas tomar. Y de las de cenizas tomar, por lo que dicen!

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  16. Monsieur, ya ve, parece que cuando uno sale de egipto la cosa deja de ser tan natural, verdad?
    Todavía hay mucho rodio por ahí, pero bueno, poco a poco los vamos exterminando.
    Es que no aprenden. Que se lo digan también a Felipe II con Isabel. Ah, no, que eso fueron también los elementos, como lo del mausoleo, no?

    Feliz dia, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  17. Madame espero que la leyenda no sea cierta y no se bebiese las cenizas de su esposo...

    Muchos Besos :)

    ResponderEliminar
  18. jiji, yo tambien, madame. Pero de ser cierto, puede que ahi tengamos la causa de la muerte.

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  19. Me ha encantado conocer parte de la historia de Artemisia, una mujer de armas tomar y con una capacidad y estrategia sorprendente para los ataques.
    Es una lástima que una de esas maravillas del Mundo Antiguo no se conserve en nuestros días, ya que sólo podemos conocer las pirámides de Egipto.
    Cuanto menos curioso que la palabra "mausoleo" provenga de su difunto esposo Mausolo; y que ella tuviese el nombre de una planta con múltiples aplicaciones curativas.
    Un beso, madame, magnífica entrada.

    ResponderEliminar
  20. Es verdad, se puso el nombre a esa planta en su honor, precisamente, debido a sus grandes conocimientos botanicos.

    Feliz tarde, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  21. O al desequilibrio, monsieur, quien sabe.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  22. ¡Qué lista Artemisa y que amor por su esposo!.
    Que pase una buena tarde y cuidado con las bromas.
    Bisous

    ResponderEliminar
  23. Apreciada Dame Masquée, la lectura de su post de hoy ilustra muy bien cómo de aquellos polvos....La herencia que hemos recibido en nuestra cultura es inmensa, por poner sólo el ejemplo de unos pocos nombres de plantas, metales, monumentos: Artemisia, Mausoleo, Rodio, Hidrieo y tantos otros de uso común. Si es que el mal de nuestra época es que estamos convencidos de que hemos inventado la sopa de ajo. Lo de beberse las cenizas, pues le diré que no es el primer caso.

    Le deseo un buen comienzo y final de 2011, a usted y sus lectores.

    ResponderEliminar
  24. Monsieur, no quisiera yo que me quisieran tanto!

    Y ya, ya he visto que muchos se estan apuntando a lo del día de los Inocentes, sí.

    Feliz tarde, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  25. Madame, no me diga que encima hay mas casos en los que se bebían las cenizas! Para morirse. Ya se que sobre gustos no hay nada escrito, pero...

    Feliz fin de año y prospero año nuevo tambien para usted, madame.

    Bisous

    ResponderEliminar
  26. Madame, qué asco. Mira que beberse las cenizas dle marido todos los días... Aunque, quién sabe, ahora si a muchas se les dijera que con este remedio no le van a salir arrugas son capaces de todo.

    Besazos

    ResponderEliminar
  27. Vaya con la Artemisia, lista como el hambre y la necesidad, que manera de engañar y equivocar a los rodios; Vamos, seguro que había estudiado Mitología en la estratagema de Ulises del caballo para derrotar a los troyanos. Y que manera de amar a Mausolo, beberse sus cenizas para fundirse con él. En fin, que tenga buena tarde.

    ResponderEliminar
  28. Madame:

    Como siempre una historia de una gran Dama, que conocía en algunos detalles.

    He visto la estatua en el Museo Británico. Se me erizan los vellos al recordarlo.

    Una forma de fidelidad diferente...Beberse a su amado....

    Saludos Madame. No se si caí por inocente en la corte ;D

    ResponderEliminar
  29. Verdaderamente, madame carmen, hay gente pa todo, ya ve.

    Feliz tarde, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  30. Las estratagemas de la antigüedad eran realmente encantadoras, verdad monsieur? Tienen mucho de fascinante. Menos lo de las cenizas!

    Feliz tarde, monsieur

    bisous

    ResponderEliminar
  31. Monsieur, le aconsejo que eche usted un vistazo al comentario que dejó monsieur de Roquefort despues de usted.

    Tal vez vea las cosas mas claras entonces :)

    Feliz tarde, monsieur, le he enviado un email.

    Bisous

    ResponderEliminar
  32. Como diría aquel, "me llena de orgullo y satisfacción" que cada vez que paso por su blog aprendo cosas nuevas. Desconocía algunos detalles, como el de las cenizas de su esposo.

    Un beso y Felices Fiestas, madame.

    ResponderEliminar
  33. Yo espero que fuera solo leyenda,madame, porque no quiero ni imaginarmelo. Hay cariños extraños, no cree?

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  34. Toda una estratega, es malo menospreciar al enemigo.
    Lo que no pudo el hombre pudo la naturaleza, una pena que no se haya conservado el mausoleo.
    Feliz Año Nuevo.

    ResponderEliminar
  35. Supongo que era mucho pedir que se conservara despues de tantos siglos. Pero debia de estar hecho a conciencia para soportar tanto durante dos milenios, desde luego.

    Buenas noches, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  36. Desde luego los cuatro hermanos no dejaron una pizca de poder fuera de la familia. Que abuso. Saludos.

    ResponderEliminar
  37. Una familia unida, verdad, monsieur?

    Buenas noches

    bisous

    ResponderEliminar
  38. Hola Madame

    Una mujer lista, inteligente, bella, buena estratega, amante esposa... si es que cuando nos ponemos a ello, las mujeres no nos quedamos cortas. Y algunos hombres tampoco. Da gusto leer la historia de Artemisa.

    Nuevamente, echo de menos no tener una máquina del tiempo para poder disfrutar de una de las maravillas del mundo antiguo, la vista del Mausoleo. Aunque con un poco de imaginación y los ruinas que aún quedan, todo será más fácil.

    Feliz madrugada, Madame.

    Bisous.

    ResponderEliminar
  39. No hay que menospreciar nunca a una mujer. Y menos cuando es inteligente y bella. Hasta el nombre es bonito.
    Vaya nombrecito se gastaba el tal Hecatomnos (¿100 qué?)
    Ya veo que se dio cuenta de la inocentada. Algunos picaron.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  40. Madame, a mí me daría mas gusto la historia sin lo de las cenizas. Ese detalle no sé qué me da. Estropea la belleza del conjunto, jiji.

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  41. Monsieur, me parece un nombre adecuado para una gatita, por ejemplo, aunque en realidad no se lo pondría a una niña, por si luego me guarda rencor, jiji.

    Sí, acabo de pasar a mirar su blog y ya veo que hubo unos cuantos que picaron. Y mire que era 28 de diciembre!

    Feliz dia, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  42. He de decir que siempre me han llamado poderosamente la atención estas historias de amor que traspasan incluso los umbrales de la muerte (una que es de otro siglo, qué se le va a hacer...) y son bien conocidos otros monumentos funerarios que los amantes hacen levantar en honor de aquellos bien amados. Le remito a la historia de Emelyn Story, la amada esposa de un caballero que en su honor hizo levantar una hermosa estatua funeraria (en Google puede hallarla) no es tan voluminosa como un edificio en sí pero a mí me inspira mucha ternura.

    Por lo demás me deja perpleja esa especie de fetichismo a la hora de beberse a sorbitos las cenizas de su esposo. Hasta ahí opino. jeje

    Bisous Madame y disculpe la tardanza

    ResponderEliminar
  43. Madame, he pasado a ver la estatua funeraria antes de responderle, para poder darle mi opinión. Qué hermosura! Plena de delicadeza, de ternura y sentimiento. Realmente conmovedor. Me ha puesto un nudo en la garganta. El artista capaz de idear algo así roza el cielo con sus dedos cada día.

    Feliz tarde, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  44. Que la ilusión y la esperanza sigan llamando a la puerta en el nuevo año que llega,
    y que se cumplan tus deseos.

    ¡¡¡Feliz año 2011!!!

    ResponderEliminar
  45. Feliz año nuevo también para usted, monsieur, que tenga una hermosa fiesta.

    Bisous

    ResponderEliminar
  46. Lo reunía todo esta mujer: inteligencia, estrategia, amor inquebrantable, mujer de estado. En fin, casi todo lo que le falta a los políticos. Deconocía el origen de la palabra mausoleo.
    Muy interesante su entra, madame.
    Reciba mis respetos

    ResponderEliminar
  47. Sí, a los politicos me temo que cada vez les faltan mas cosas.
    Muchas gracias, monsieur.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar

"El pasado es un prólogo" (William Shakespeare)