lunes, 11 de octubre de 2010

Alvilda, una pirata de leyenda


Alvilda (o Awilda) era hija de Synardus (o Siward), rey de la isla de Gotlandia. Cuenta la leyenda que sus padres la encerraron en su habitación y pusieron a dos serpientes guardando su puerta para mantener alejados a todos sus pretendientes a excepción del que se mostrara más ardiente, valeroso y persistente, tanto como para ser capaz de enfrentarse a ellas. Pero a aquel que no triunfara en su intento, el rey le cortaría la cabeza y la empalaría en una estaca. 

El vencedor resultó ser el príncipe Alf de Dinamarca, hijo del rey Sigar. Alvilda no estaba precisamente entusiasmada con la idea del matrimonio, de modo que eligió huir disfrazada de hombre. Según una versión su madre la ayudó a escapar y le proporcionó una nave. Según otra, se unió a una tripulación de mujeres que tampoco deseaban casarse, y juntas robaron un barco y comenzaron a sembrar el terror en la costa del Báltico. Poco después se encontraban con unos piratas que habían perdido a su capitán. Los hombres estaban tan impresionados por las habilidades de Alvilda que unánimemente la eligieron como su nuevo líder. 



Esta mujer formidable, cuya identidad permanecía en secreto, se convirtió en una auténtica pesadilla para los mercaderes. Tantos problemas causaba su tripulación que el príncipe Alf tuvo que partir en busca de los piratas para capturarlos. 

Alvilda y su gente lucharon con todas sus armas y presentaron feroz resistencia, pero finalmente fueron derrotados en el golfo de Finlandia. Alf y sus hombres abordaron el barco, donde comenzó el combate cuerpo a cuerpo. Uno tras otro los piratas iban cayendo, hasta que, tras haber perdido a buena parte de la tripulación, Alvilda se rindió y fue hecha prisionera. Alf estaba furioso, deseaba vengarse del pirata que durante tanto tiempo lo había tenido en jaque, sin saber aún que en realidad se trataba de una mujer. Pidió que la condujeran ante él y Alvilda compareció con su armadura puesta. El príncipe se aproximó espada en mano y la despojó del casco que ocultaba su rostro. Sólo entonces supo quién era la bella mujer pirata. 

El final de la leyenda fue muy romántico: Alf, al verla, volvió a proponerle matrimonio, y ella, por su parte, quedó tan impresionada por el modo en que el príncipe había luchado en la batalla que se casó con él. Juntos se fueron a Dinamarca, y tuvieron una hija a la que llamaron Gurith


Años más tarde, en una guerra contra la revuelta de un clan vikingo danés, Alf, sus hermanos y su padre el rey Sigar perdieron la vida. Gurith, la hija, fue la única superviviente de la familia. Después de reinar durante un tiempo, Gurith se casó con Halfdan y tuvieron un hijo llamado Harald, que se convirtió en el nuevo rey de Dinamarca. 

La mayor parte de la historia nos es conocida a través de poemas vikingos que se transmitían oralmente. Hay variantes en las diferencias versiones sobre cómo fue rechazado el pretendiente, aunque no parecen muy sustanciales. Sin embargo, existen dudas con respecto a si Alvilda existió realmente. La fecha de su reinado no puede ser verificada, aunque la mayoría parece sostener que se remonta al siglo V. Otros opinan que la historia se basa en una mujer pirata semilegendaria que vivió algunos siglos después. Sea como fuere, el relato original aparece recogido en Gesta Danorum, obra del siglo XII. 

Cuenta la leyenda que hay una isla secreta en la que Alvilda escondía su rico botín. ¿Se animan a buscarla? 



Bibliografía: 
Daring pirate women – Anne Wallace Sharp 
fionaurora.com/sea/pirate/alvilda.htm 
towim.denmasters.com/rp/alvilda/pirate.htmtowim.denmasters.com/rp/alvilda/pirate.htm 
en.wikipedia.org/wiki/Alf_and_Alfhild 

38 comentarios:

  1. La historia mítica de la bella princesa sueca que se convirtió en pirata. ¿Tenía repelús a los hombres? Parece ser que la historia la narra un monje sajón llamado Saxo Gramático quien escribió una historia de los daneses allá por el siglo XIII. Posiblemente sea un mito o tal vez no, pero en todo caso da qué pensar: huir por no querer casarse, disfrazarse de hombre, pelear como el mejor de los guerreros... Poco femenina en todo caso.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Esta la deconocia por completo madame ya que de pequeño me mandaban a dormir con una de piratas todas las noches ,si averiguo algo del botin mandare "señales" a la corte jejeje
    Gracias por la visita .
    Un abrazo y buena semana

    ResponderEliminar
  3. Y si tuvo un tesoro, ya habrán dado buena cuenta de él sus descendientes: Gurith o su nieto Harald.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Una mujer de armas tomar, sin duda.
    Parece que estaban predestinados, ella y el príncipe Alf.
    Al menos, terminaron juntos. Porque si no, qué montón de pretendientes decapitados en vano.

    Feliz tarde, Madame.

    ResponderEliminar
  5. Interesante biografía Madame donde la leyenda se entrelaza con la historia.
    Leyenda o no, una mujer aguerrida, que se gano la confianza de quizás unos de los mayores machistas dentro de los hombres mismos: Los piratas.
    Ya tome nota de su consejo Madame. He reducido el tamaño del collar, aunque no sin dificultad.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Madame, para mi que es una leyenda...ya se sabe que estos relatos nórdicos medievales mezclaban mucho realidad y ficción...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Vaya nombrecito tenía el monje, eh monsieur? Cómo cambian las modas.

    No, muy femenina no parecía, no. Quien sabe si hoy dia se hubiera reasignado su sexo.

    Vaya por dios, monsieur Cayetano, quiere decir que ya no encontraremos el tesoro? Bueno, pues si no es ese alguno habra por ahi enterrado, con tantos piratas como poblaban los mares.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  8. A mi tambien me chiflaban las de piratas, monsieur Luther. Bueno, las de aventuras en general. Si encuentra el tesoro no deje de comunicarnoslo.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  9. Monsieur, no se yo si ella estaría realmente feliz. Digamos que capturada en batalla no tenia muchas alternativas, asi que hubo de claudicar. Pero no me parece que le hiciera mucha gracia, dada su personalidad.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  10. Menuda debia de ser la señora para abrirse camino entre piratas. Debia de ser mejor no enojarla.

    Acabo de pasar a ver su collar y ha quedado mucho mejor, sí señor. Es un tamaño mas proporcional :)

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  11. Eso me temo, monsieur Carolus. No cuela mucho, la verdad. Pero bueno, es una leyenda muy bonita. A mi todo lo que sea de piratas, de vikingos y esas cosas, me engancha facilmente.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  12. Es muy bonita la historia, pero me suena a leyenda... los piratas se gastaban su tesoro en ron xD

    Un beso

    ResponderEliminar
  13. ¡Me encantan estas historias de piratas, corsarios, vikingos y trifulcas en alta mar! Y si la capitana de la contienda es una valerosa mujer más todavía...

    Muy interesante historia Madame, lo que me hizo sonreír al principio fue el saber el futuro que les esperaba a los pretendientes que fracasaran en su propósito... jeje ¿Sabiendo eso aún se arriesgaban a intentarlo?

    Sin duda un romántico final, ha hecho volar mi imaginación a ese navío donde la valerosa mujer de cabellera color de fuego (siguiendo su imagen de presentación y mi fantasía me la imaginé así jeje) se alzaba valerosa ante Alf, sin temer por su vida, lo que hizo que él enseguida reaccionara de forma romántica (al fin y al cabo el pobre hombre había superado ya las dos sierpes jejejej).

    Besos Madame, y quizás algún día me dé por buscar ese deseable tesoro de leyenda...

    ResponderEliminar
  14. Madame Minuet...

    Jo¡ pues menuda prueba. Ya debía ser bella la moza para atreverse a tamaño desafío, y después de que el príncipe Alf se jugara el pellejo literalmente, va y se le escapa su pretendida...
    La forma de reencontrarse con ella fue de lo más pintoresca ¿se imagina vd. la cara de asombro al quitarle el casco y ver ante sus ojos a la otrora su amada? Ella se enamoró de su valentía y fueron felices y comieron perdices... hasta que las cosas dieron un mal giro...
    Si pudiera iría en busca de ese tesoro, no tengo la menor duda...

    A sus pies
    Bisous

    Marqués de Cotillón

    ResponderEliminar
  15. Monsieur Mathias, es que ES leyenda. Si se fija, lo dice el propio titulo :)

    Me temo que tendremos que buscar el tesoro de otro pirata. Alguno que no haya podido llevarlo a puerto y gastarselo en ron. Seguro que hay, no desespere.

    Feliz tarde, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  16. Jiji, es que los vikingos tenian mucha fantasia para sus relatos. Hala, serpientes y todo.
    Lo que pasa que al final, tanto escaparse y afrontar peligros para acabar teniendo que casarse con el que habia rechazado. Pobre mujer.

    Feliz tarde, madame Akasha

    Bisous

    ResponderEliminar
  17. Qué exagerados son los vikingos, verdad monsieur? No les quedó ingrediente por añadir a la historia.
    Pero me parece que ese tesoro esta ya demasiado buscado. Alguien debe haberlo encontrado ya, seguro. Lo que pasa que no dice nada.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  18. Una vikinga de entonces, saqueadora, pirata y bebiendo en los cráneos de sus enemigos, impone mucho, madame. Y si no que se lo digan a los gallegos que sufrieron mil y una incursiones de las naves vikingas durante la alta Edad Media.

    En cuanto al tesoro escondido, no iría a buscarlo no sea que encierre una maldición vikinga...

    Besitos

    ResponderEliminar
  19. Una historia para convertirla en película y pasar una tarde rodeada de sacos y sacos de palomitas...
    Y yo que pensaba que no fue hasta el siglo XX cuando las mujeres empezaron a hacerse valer...tendré que leer más historia. Sea leyenda o no, éste es un relato del que sentirse orgullosa.

    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Odíos, riesgos, aventuras, amor...y tesoros. Con tales ingredientes, ¿Cómo nadie compuso una ópera sobre una leyenda tan fantástica? Como siempre, beso su mano.

    ResponderEliminar
  21. Uy, qué va, si hubo mujeres de armas tomar en todas las epocas, por dificil que se lo pusieran.

    Buenas noches, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  22. Bueno, monsieur, el tema queda abierto. Tal vez en un futuro alguien compondra una opera sobre Alvilda, por que no?

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  23. Sea mito o realidad esta historia es fascinante.

    ResponderEliminar
  24. Las leyendas resultan realmente atrapantes, y resisten al tiempo mejor que la propia Historia.

    Buenas noches, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  25. Que historia mas curiosa. Tiene todos los ingredientes para una gran historia: Aventura, Amor, Peligros, Tesoro piratas y un gran escenario (¡épico encima!). Yo no podría pedir nada más (salvo una buena actuación, ja, ja).
    Pero creo que Alvilda era muy poco premio para tan gran hazaña: Tener que arreglársela con las serpientes para que huya y luego se pongan en tu contra. Si que era difícil!!! y sobre todo histérica!!! jaja ;).
    Por cierto, ya he partido hacia Dinamarca en busca del tesoro, por casualidad no tiene una aproximación en la ubicación de la isla????
    Saludos y hasta pronto.
    Uriel

    ResponderEliminar
  26. Lo siento, monsieur. Esperaba que usted la tuviera, y asi poder unirme a la expedicion!

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  27. Y no fue la única pirata, madame. Tal vez era su escapatoria ante un futuro ya escrito para ellas por el hecho de no ser hombres...

    Feliz noche.

    ResponderEliminar
  28. Me ha encantado eso del barco tripulado por mujeres que no querían casarse :) . Así debió ser. No tenía ni idea de este personaje, Madame, gracias.

    Bisous.

    ResponderEliminar
  29. Me encantan las leyendas Madame porque siempre me quedo pensando en cual será la parte de la verdad y cual sera la inventada jeje.

    Muchisimos Besos

    ResponderEliminar
  30. Sí, en realidad no me extraña. Eran unos tiempos en los que una mujer no era libre de elegir si quería o no un esposo y unos hijos. Terrible. Por fuerza tuvo que haber mas de una Alvilda.

    Buenas noches, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  31. Madame, yo no creo que fuera precisamente así. Muchas mujeres hacen falta para componer tal tripulacion, y por alguna curiosa razon parece que siempre se han sentido mas inclinadas a someterse al yugo del matrimonio que a disfrutar de la libertad, de modo que no creo que se diese la circunstancia de que pudieran reunirse tantas en un mismo lugar, y todas dispuestas a ser piratas. Quien sabe.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  32. Igual me ocurre a mí, madame Gema. Toda leyenda tiene su origen, se basa en algo o en alguien, y resulta muy interesante tratar de descubrir qué se oculta tras ellas.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  33. Una historia muy bonita pero que me suena a leyenda de Walkirias la verdad...

    ResponderEliminar
  34. Pues claro, monsieur, les repito lo que ya he puesto hasta en el titulo: que ES UNA LEYENDA. Usted comprendera que lo de las dos serpientes y demas no cuela mucho. la cuestion es en qué personaje se basaron, si es que se basaron en alguno, puesto que normalmente es así.

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  35. me gusta esta leyenda, acción, fantasía y romance, y tesoro que más podemos pedir, alimenta nuestra imaginación de niños y de adultos continua facinando, sin duda también me enamoré de Alf, jaja ^_^

    saludos Madame

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las leyendas nórdicas tienen un encanto especial. Contienen muchísima fantasía y han sido siempre fuente de inspiración.

      Muchas gracias por su visita y feliz día.

      Bisous

      Eliminar
  36. Acabo de leer y me ha salvado! Debia escoger un personaje de leyenda para interpretar y no me sentia identificada con ninguno hasta que llegué a la leyendade Alvilda.

    Gracias por el aporte a la cultura madame.

    Saludoa cordiales.

    ResponderEliminar
  37. Encantada de haber podido ser de alguna utilidad, madame.

    Muchas gracias y buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar

"El pasado es un prólogo" (William Shakespeare)