miércoles, 16 de junio de 2010

El fútbol en la Inglaterra Tudor

-->
Esta vieja ilustración, de autor desconocido, muestra al rey Enrique VIII y su ejército en 1545 mientras observan al portero inglés con el balón y al árbitro sacando una tarjeta roja a otro jugador, seguramente francés, puesto que es altamente improbable que el árbitro hubiera amonestado a un jugador inglés en las narices de Enrique.

Un tercer jugador se retuerce de dolor en el suelo mientras unos hombres entran corriendo con una camilla. Otro lleva un carrito de naranjas, sugiriendo que el incidente puede haber sucedido al borde del descanso tras la primera parte. Mientras tanto los ingleses ondean la bandera roja y blanca de San Jorge.

Con 30.000 franceses anclados a bordo de 200 barcos, la mayor invasión de una flota que alcanzara las costas británicas, se cree que el rey ordenó el juego como gesto diplomático para suavizar la situación, puesto que él sólo contaba con 80 barcos y 12.000 hombres.

En la Inglaterra de los Tudor los deportes estaban muy controlados por el gobierno. La gente común apenas tenía la oportunidad de practicarlos, porque se consideraba más importante que estuvieran en buena forma para trabajar. La clase trabajadora se dedicaba al manejo del arco los domingos, mientras que los caballeros de alto rango eran animados a participar en toda clase de juegos porque se suponía que eso era un buen entrenamiento para la guerra. En 1512, en tiempos de Enrique VIII, una ley prohibía a los trabajadores el tenis, las cartas, los dados o los bolos. Solamente en Navidad se relajaban un poco las normas.

El fútbol, en cambio, era un deporte popular en la Inglaterra del siglo XVI, aunque era muy diferente del deporte que conocemos en la actualidad. Se lo llamaba “un amistoso juego de lucha”. No había límite al número de jugadores en cada equipo, a veces la población entera se implicaba, las porterías se colocaban a una milla de distancia, y el campo podía incluir bosques, arroyos, calles del pueblo, setos y prados. Los participantes luchaban por la posesión de la pelota. Las reglas, que variaban de un punto a otro del país, también permitían recoger y lanzar el balón con las manos a la portería contraria, además de con los pies.

La familia de Enrique VIII, una alegoría de la sucesión Tudor

Se ha descubierto que Enrique VIII ordenó un par de botas de fútbol para su guardarropa en 1526. Elaboradas en cuero por Cornelius Johnson, le costaron 4 chelines, aunque Maria Hayward, la historiadora que hizo el descubrimiento de este encargo, no cree que el rey practicara tal deporte en realidad: “No era un juego para caballeros”.

Un fútbol similar se juega todos los años en Shrove Tuesday en Ashbourne, Derbyshire. Dura dos días y toman parte miles de jugadores. Las porterías están a tres millas y sólo hay unas cuantas reglas. La pelota está pintada a mano y rellena de corcho, y se cree que este juego se ha practicado durante mil años.

En la época Tudor era un juego muy violento, por lo que muchos de los jóvenes resultaban lesionados mientras lo practicaban. Por desgracia esto hacía que frecuentemente causasen baja en el ejército, cuando se los necesitaba para alguna guerra. En 1540, durante el reinado de Enrique VIII, el fútbol, ese “diabólico pasatiempo”, fue prohibido.

Sir Thomas Elyot lo describió como “una furia bestial y extrema violencia”, y Philip Stubbs nos dejó las siguientes palabras en The Anatomy of Abuses, escrito en 1585:

“El fútbol es más una lucha que un juego… a veces se parten el cuello, a veces la espalda, a veces las piernas… el fútbol desata la envidia y el odio… a veces el combate, el crimen, y un gran derramamiento de sangre”.



Fuentes:  
www.historylearningsite.co.uk/tudor_sports_and_pastimes.htm
www.localhistories.org/tudor.html
www.spartacus.schoolnet.co.uk/TUDsports.htm
www.springfield.k12.il.us/schools/springfield/eliz/sportsandentertainment.html
www.suite101.com/article.cfm/kbh/102765/3
www.woodlands-junior.kent.sch.uk/Homework/tudors/sports.html
www.historic-uk.com/CultureUK/RugbyFootball.htm
www.artistsharbour.com/catalog/product_info.php?products_id=144
edition.cnn.com/2004/WORLD/europe/02/18/king.henry.wives.reut/

63 comentarios:

  1. ¡Un post idoneo para un día como hoy, Madame! Ya sabe Usted que soy una fan de los Tudor por excelencia. En tiempos de Enrique VIII el fútbol no tenía límites, todo era válido. Se sabe que el rey inglés era muy aficcionado al tenis y a ir de cacería, los pasatiempos más típicos de la nobleza. A Enrique le interesaba que el pueblo estuviera apartado de ese deporte tan violento,sino no iría nadie a la guerra. Como siempre, la ley se imponía en base de sus propios intereses.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Así es, madame. El deporte solia ser un buen entrenamiento, una buena forma de mantener a la gente en forma para cuando se los necesitara, pero el futbol era excesivamente violento y se conseguia todo lo contrario: que estuvieran hechos pedazos cuando tenian que intervenir en una batalla.

    Feliz dia, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. Vaya con el fútbol. Luego nos quejamos de la violencia que provoca hoy. Un poquito animales sí que eran en aquellos tiempos.
    Una entrada muy apropiada para el momento futbolero que estamos viviendo. Ya le dije a Carolvs y a José Luis que es una epidemia contagiosa.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. He estado viendo en detalle la ilustración que encabeza el post y es encantadora.
    Quizás no estaría mal volver a algunas de las normas del viejo futbol: poner la porterias a una milla de distancia y que jugasen todos. Se acabaría con la discriminación entre forofos y estrellas.
    Feliz tarde, Madame

    ResponderEliminar
  5. Me ha gustado mucho su entrada Madame.

    En sudámerica, sobretodo Brasil se juega un futbol interesante. Cuando aún los mundiales habían comenzado su andadura, los uruguayos tenían este dicho:
    Los ingleses inventaron el futbol, los argentinos lo aprende, Brasil lo practica y Uruguay gana los campeonatos (de los 4 primeros campeonatos del mundo, Italia y Uruguay se repartieron dos y dos)...
    Veremos si España puede entrar en ese club.

    Saludos Madame

    ResponderEliminar
  6. Ay, Madame

    Cuando recogí a mi hijo mayor(cuatro añitos) en la escuela esta mañana todos los niños salían con las caritas pintadas con la bandera española y cantando lo de a por ellos. Ahora, que sigue con la cara pintada no tiene consuelo, asi que no sólo desata la envidia y el odio también la frustración :).
    Le contaré lo que nos ha contado usted, que se suele animar si le cuentan una buena historia.

    Bisous

    ResponderEliminar
  7. Pues hoy a nuestra selección le hubiese ido muy bien una ayudita de más gente... en fin, con la ilusión que me hacía a mí ganar el mundial.

    Ya me los imagino en aquella época a puñetazo limpio más que jugando a fútbol, y más habiendo tan pocas normas.

    ResponderEliminar
  8. Debo admitir que vi mas de una vez la ilustracion porque no me parecia ser real, pero me convenci de que es asi...muy buen articulo!

    ResponderEliminar
  9. El futbol desata extraña pasiones .
    Es el unico pretexto para poner banderas española en los balcones de las casas.

    La ilustracion que nos muestra no tiene desperdicios ; hasta el camillero !!!

    Besos desde Málaga.

    ResponderEliminar
  10. Otro ramillete de curiosidades que guardar en mi fantasioso magín; me resultó chocante que los campos de fútbol poseyeran tales dimensiones, incluyendo bosques , arroyos y setos, como para perderse con eñ balón y permanecer escondido un buen rato... jejjeje

    Un placer leerle, felicidades por conseguir adaptar su entrada a un día como hoy. ;D

    Saludos afectuosos Madame querida

    ResponderEliminar
  11. Muy atinada, su entrada de hoy Madame.

    Me imagino un partidito de esos, en los que participaba todo el pueblo. ¿Cómo se las apañaría el árbitro, sumergido en aquella borágine?

    En cuanto a lo demás, veo que tenían sus camilleros, su avituallamiento, su hinchada ondeando banderas, ...no ha cambiado tanto, en realidad.

    Buenas tardes, Madame.

    ResponderEliminar
  12. Muy oportuna elección de tema. Yo había leído algunas opiniones que documentaban juegos de pelota semejantes al fútbol en la América precolombina, claro que los ingleses siempre han pasado por ser los inventores de este deporte, tan bárbaro entonces y tan capaz de convertirse en una nueva religión hoy en día.
    El estreno de España no ha podido ser más decepcionante. Supongo que habrá quien se haya alegrado de ello.

    En fin, muchas gracias por el artículo sobre mi última novela en su fotoblog.
    Por fin he podido entrar, aunque ahora tengo la dificultad en añadir un comentario. Está visto que soy amanuense. Mala cosa en estos tiempos tecnológicos.

    ResponderEliminar
  13. Me ha encantado esta entrada madame. ¡Los orígenes del fútbol!

    No me gusta para nada el fútbol, pero creo que los futbolistas de van más cómodos que los de aquella época, con sus jubones...

    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Es lo que tiene el futbol, monsieur.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  15. Monsieur Cayetano, ya vera usted cómo se empeñan en competir con los aguerridos ingleses de la epoca Tudor y se lesionan mas de la mitad. Va a ser doloroso.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  16. Yo de momento prefiero seguir siendo espectadora. Y eso como mucho, que tampoco es que tenga aficion, lo que pasa que un mundial es un mundial, faltaría mas.

    Feliz tarde, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  17. Me temo, monsieur Manuel, que España de momento lo lleva muy mal, por lo que he visto. Esas no son formas de aspirar a ganar un mundial. Caramba, que enfrente solo tenian a Suiza!

    Esperemos que no salga pitonisa :)

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  18. Ay pobrecito, madame. Por la calle habia cantidad de camisetas rojas y caras largas. No es para menos, esperar con tanta ilusion y luego asistir a semejante debut.
    Cuentele, cuentele muchas historias bonitas para que se le olvide la amargura.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  19. Yo no se si mas gente solo hubiera servido para que se hicieran un lio. Mal veo a la seleccion española, madame. Pero bueno, esto acaba de comenzar, y no hay que arrojar la toalla tan pronto.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  20. Muchas gracias. La verdad que la ilustracion me pareció encantadora, y en una ocasion como esta no podia dejar de ponerla.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  21. Sí, es como para perderse en los detalles. No le falta nada, es un primor :)

    Feliz tarde, madame Annick

    Bisous

    ResponderEliminar
  22. Imaginese lo agotador que tenia que ser empujar el balon hasta la porteria contraria, y lo en forma que debian de estar aquellos hombres!A ver ahora quien sería capaz entre todos esos fichajes millonarios.

    Feliz tarde, madame Akasha.

    Bisous

    ResponderEliminar
  23. Ademas está hasta marcado el campo, parecido a lo de hoy. Realmente a la ilustracion no le falta detalle!

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  24. De nada, madame Rosa. Si puede servir para dar a conocer su novela a alguna persona mas nos damos por satisfechas.

    Me temo que fotolog no permite firmar si no es desde otro fotolog. Uno de los muchos inconvenientes que tiene, pero no se preocupe por eso.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  25. Sí, eso ademas. Que sudadas debian de pillar atravesando aquellos complicados campos! Hasta resulta sorprendente que haya llegado a ser un deporte tan popular, dadas las circunstancias.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  26. Ah, madame,
    pensaba yo también en esto con el comienzo del mundial!! Qué acertada ha estado.

    Feliz noche.

    ResponderEliminar
  27. ¡Que historia más curiosa! A mí personalmente no me gusta en absoluto el fúrbol, pero me ha encantado esta entrada. ¡Menudo jueguecito! Saltando charcos, esquivando árboles, puffff Ni humor amarillo, jejeejj

    Y la estratagema de Enrique por suavizar la situación de una invasión de franceses a las isalas jugando con ellos un partido me recuerda a la película "Evasión o victoria", ¿no cree?

    Un besito

    ResponderEliminar
  28. Hola Dame Masquée! en Argentina el futbol es cuestion de Estado, todo se paraliza a la hora que juega Argentina y un poco es agradable pero en general estoy totalmente de acuerdo con Sir Thomas Elyot la mayoria de las veces sirve para desatar la violencia, sobre todo en los torneos del propio pais, donde los hinchas gustan de ofenderse unos a otros.

    Saludos y bisous!

    ResponderEliminar
  29. Aquello si que debia de ser para televisarlo, madame! Menudos partidos antologicos debian de ser!

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  30. Ay, pues tiene razon, madame Carmen. No se me habia ocurrido lo de Evasion o Victoria. Por cierto, gran pelicula, me encanta.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  31. Sí, nunca ha podido disociarse de un fuerte componente de violencia. Es curioso, por tanto, que se usara para rebajar la tension entre potencias enemigas, porque yo creo que debia de generar conflictos aun mayores.

    Feliz tarde, madame Carolina

    Bisous

    ResponderEliminar
  32. Madame, una entrada de lo más adecuada para estos días "furgoleros" (ay España! que batacazo nos hemos pegado!)...no me imaginaba yo al rechoncho de Enrique VIII jugando al deporte rey...

    y que me dice del jovencísimo Felipe II a la izquierda de la alegoría de la sucesión Tudor? quién lo podría imaginar años después...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  33. Genial entrada Madame y magníficas ilustraciones, sobre todo la primera, es fantástica... Abrazos ;-)

    ResponderEliminar
  34. Muy feliz entrada madame acorde al momento en el que estamos y muy interesante saber como se las ingeniaban para pasarla bien en esos tiempos de litigios entre franceses e ingleses .
    Un abrazo y el cariño de siempre

    PD :Lo de la furia hoy fue un desliz que seguramente lo sabra sobrellevar

    ResponderEliminar
  35. Impresionante madame el origen de la pasión universal que es el futbol, los ingleses a la vanguardia, que lastima que no sean los mejores, pero en eso la Francia los supera :)

    Quedo a sus pies madame

    ResponderEliminar
  36. No, yo tampoco me imagino a Enrique VIII jugando al futbol. Seguro que tenia el par de botas de adorno, o para ponerselas mientras animaba con su presencia al equipo ingles.

    Monsieur, mal comienzo para la roja, pero no se preocupe, que esto acaba de empezar.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  37. Muchas gracias, madame. La verdad que estoy enamorada de esa imagen.

    Buenas noches

    bisous

    ResponderEliminar
  38. Por supuesto, monsieur, no pasa nada. Habra nuevas oportunidades y desafios.

    buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  39. Ah, pues no sabia que Francia superara a Inglaterra en futbol, monsieur Napoleon. Es que yo en realidad de futbol no entiendo nada de nada. Solo veo algun que otro partido de los mundiales, por ser los mundiales, pero apenas nada mas, y no estoy muy al tanto.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  40. Como gran amante del futbol me ha encantado esta entrada. Magnífica la ilustración de portada y desconocía esas reglas futbolísticas en la época de los Tudor: terrenos de juegos de cerca de 2 kilómetros de largo, violencia extrama... Saludos.

    ResponderEliminar
  41. Veo que usted también ha claudicado al deporte rey.... pues le recomiendo la revista Memoria de la Historia de este mes que trae un bonito reportaje sobre la historia del fútbol.

    ResponderEliminar
  42. Vaya madame!!

    Sabía que el fútbol era inglés, pero no pensaba que se remontase tanto en el tiempo!

    Me ha gustado mucho su entrada de hoy, felicidades! ^^

    Por cierto que soy futbolera, pero lo del mundial me está agotando la paciencia.

    ResponderEliminar
  43. Que historia más curiosa.
    Enhorabuena por el blog!
    Saludos

    ResponderEliminar
  44. Estimada madame,

    ¡Qué gozada encontrar su blog! Me he hecho seguidora para no perder detalle.
    Le dejo la dirección del mío por si desea hacerme una visita:

    http://lasalasdelalibertad.blogspot.com/

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  45. La verdad es que desanima un poco pensar en esas reglas tudor. Me sorprende que haya llegado a ser tan popular con tan duras condiciones!

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  46. En realidad yo claudico mas bien a los Tudor, jiji. No se crea que el futbol me va nada, aunque es imposible no acabar viendo algun que otro partido del mundial.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  47. Muchas gracias, madame Angelica. Bienvenida.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  48. Muchas gracias, madame Eleanor, encantada de recibirla tambien aqui.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  49. MADAME RUKIA

    Perdon, me habia saltado su comentario sin querer.

    Muchas gracias. Ya ve que no hay nada nuevo bajo el sol. Y para los futboleros, me temo que estos comienzos han sido un poco decepcionantes, pero bueno, no esta todo dicho aun.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  50. ¡Espero que aquí a nadie se le ocurra matar a toda la selección española por el papelón frente a Suiza! Porque los jugadores se contienen bastante, pero los espectadores a veces son droga dura... Besitos futboleros.

    ResponderEliminar
  51. Muy buen la historia dame. Sin dudas está a la orden del día.
    Como curiosidad me permitió agregar que (como usted bien menciona) el futbol fue prohibido durante en Inglaterra durante un buen tiempo.
    Según reza un decreto de aquella época, el cual decía "That no man at the fute ball" -que ningún hombre juegue al futbol-, la causa principal de la prohibición (además de la violencia que generaba y las lesiones) era la distracción que suponía a sus practicantes de sus deberes militares.
    Qué bueno que los tiempos han cambiado y que ya no es tan violento y no tenemos obligación de participar del ejército, sino no podríamos disfrutar de tan lindo deporte (según lo veo yo) :).
    Un Saludo
    Uriel

    ResponderEliminar
  52. Hello my friend, Your site is great, good job you do.

    could you exchange link with me?
    here is my site:
    http://khmergays.blogspot.com/

    cheer,
    Khmergays

    ResponderEliminar
  53. Fantástico madame, fantástico. No soy muy futbolero pero la entrada es de lo mas original debido al momento que vivimos, un saludo.

    ResponderEliminar
  54. Fantástico madame, fantástico. No soy muy futbolero pero la entrada es de lo mas original debido al momento que vivimos, un saludo.

    ResponderEliminar
  55. No soy muy aficionada al futbol madame pero en épocas de los Tudor debía de ser todo un espectaculo. jiji

    Besos

    ResponderEliminar
  56. Sin duda, dejando a un lado la parte violenta, el fútbol era mucho más divertido en aquella época, jeje. Ahora sin embargo es mucho más rentable...
    Gracias por aportarnos datos que, al menos yo, desconocía por completo, Madame.

    Feliz domingo ;)

    ResponderEliminar
  57. Uf, es verdad, ahora son aun mas violentos los espectadores que los jugadores. Menudo problema, madame, porque mal veo yo el asunto.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  58. Bueno bueno, no se yo si será verdad que hoy dia no es tan violento, jiji. Lo que pasa que los futbolistas no tienen otras ocupaciones mas importantes, así que si se rompen solo interesa al equipo.

    Feliz tarde, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  59. Sir John:

    En efecto, me pareció apropiado al caso poner algo tambien sobre futbol en la historia, y qué mejor que esto.

    Muchas gracias, monsieur, feliz tarde.

    Bisous

    ResponderEliminar
  60. Ya lo creo, madame Gema. Seguro que de haber vivido entonces no me hubiera perdido ni un partido!

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  61. Sí, ahora es todo un negocio. Antes se partian el cuello desinteresadamente, jiji.

    Feliz tarde, madame Noelia

    Bisous

    ResponderEliminar
  62. Qué barbaridad madame, nos quejamos de la violencia en el fútbol hoy día, pero parece que viene de muy atrás, la diferencia es que entonces la batalla era en el campo de juego y ahora es fuera...
    Buenas noches, madame.
    Besos.

    ResponderEliminar

"El pasado es un prólogo" (William Shakespeare)