jueves, 27 de mayo de 2010

Macbeth el Usurpador


El rey Malcolm II de Escocia murió en 1034. Resultó mortalmente herido en una batalla cerca de Glamis y hubo de ser trasladado a un cercano pabellón de caza, donde fue asesinado poco después.

Malcolm II fue sucedido en el trono de Escocia por su nieto Duncan. El nuevo rey sólo ocupó el trono durante 6 años. Entre su familia y la de la esposa del general Macbeth había una larga y sangrienta enemistad. El abuelo de la mujer había muerto combatiendo contra Malcolm II. Por tanto, en la primitiva sociedad tribal que era Escocia por entonces, estaba justificado que Grouch (Lady Macbeth) intentase asesinar a Duncan. De este modo logró animar a su esposo a la rebelión, y en el año 1040 éste se levantó contra el rey y le dio muerte en batalla.

Tanto Duncan como Macbeth llevaban sangre leal por línea materna. Según los usos en la Escocia de la época el trono pertenecía a quien pudiera apoderarse de él, y éste resultó ser Macbeth. Gobernó de 1040 a 1057, y en general fue un rey capaz. Su sobrenombre era Rí Deircc, el Rey Rojo.

El hijo de Duncan, Malcolm, huyó a Inglaterra e hizo lo posible por encontrar aliados que lo ayudasen a recuperar el trono de su padre. Halló tal alianza en Siward, el conde de Northumbria, que aceptó prestarle su ayuda porque esperaba con ello obtener Lothian. Siward había llegado a ser conde un año después de que Macbeth se apoderara del trono, y por procedimientos parecidos: matando al conde anterior, que era tío de su esposa.


Siward derrotó en batalla a Macbeth en 1054, pero no de modo decisivo. Tres años después hubo otra batalla en la que falleció el rey, y entonces el hijo de Duncan subió al trono con el nombre de Malcolm III. Siward murió poco después sin haber logrado apoderarse de Lothian.

Shakespeare escribió esta historia embelleciéndola con leyendas posteriores y convirtiéndola en su gran tragedia sobre traiciones y crímenes. Fue representada por primera vez en 1606, cinco siglos y medio después de los sucesos que describe. Pero la realidad quedó totalmente deformada: Duncan se convirtió en un monarca benévolo, anciano y canoso, en vez del rey relativamente joven y sólo renombrado por su desidia e incompetencia. Macbeth aparece apuñalando a traición a Duncan mientras el rey es huésped en su castillo. De ese modo se añade un crimen aún mayor para una sociedad como aquella, y que era el de violar las leyes de la hospitalidad. En realidad Shakespeare tomó ese detalle de un relato sobre otro rey escocés anterior.

Macbeth es luego retratado como un cruel usurpador atormentado por su horrible crimen y acosado hasta la muerte por un grupo de enemigos virtuosos. Nada de esto es así, pero gracias a esta obra maravillosa surgida de la pluma del genial dramaturgo, el rey será siempre considerado como uno de los grandes villanos de la historia.

Entre los personajes de Shakespeare también aparecen Banquo y su hijo Fleance. Baquo se describe como un general amigo de Macbeth a quien éste asesina porque acaba recelando de él. Fleance escapa y se supone que fue el antepasado de los posteriores reyes de Escocia, que eran los mismos que en tiempos de Shakespeare gobernaban también Inglaterra. Indudablemente escribió la obra para agradar a Jacobo I, el rey escocés que subió al trono inglés en 1603. Sin embargo, no parece haber ninguna razón histórica para suponer que Banquo y Fleance existieran.

Macbeth viendo el espectro de Banquo

Acto V, Escena V


El mañana y el mañana y el mañana avanzan a pequeños pasos, de día en día, hasta la última sílaba del tiempo recordable; y todos nuestros ayeres han alumbrado a los locos el camino hacia el polvo de la muerte... ¡Extínguete, extínguete, fugaz antorcha!... ¡La vida no es más que una sombra que pasa, un pobre cómico que se pavonea y agita una hora sobre la escena, y después no se le oye más...; un cuento narrado por un idiota con gran aparato, y que nada significa! ...

Lady Macbeth

Bibliografía: 
La formación de Inglaterra – Isaac Asimov 
History of Scotland – Patrick Fraser Tytler

41 comentarios:

  1. Tal ves no sea las mas grande obra de
    Shakespeare pero fue la que mejor se adapto al celuloide creo yo .
    Tan solo recordar la formidable actuacion de Orson Welles en 1948 y la version de Polansky que tanto me impacto o la de Kurosawa adaptada al Japon medieval .
    Uyy perdon madame es que hoy me salio el cinefilo de adentro jeje
    Un abrazo y buenas noches

    ResponderEliminar
  2. Mmm... yo conocía la de Kurosawa, Ran, basada en el Rey Lear, pero me temo no conozco la que usted dice.

    Recuerde no pronunciar nunca en voz alta esta obra de Shakespeare!

    Buenas noches, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. La de Kurosawa se llama Trono de Sangre del 57 madame y no es muy conocida en la filmografia del director nipon .
    Prometo no pronunciar en vos alta si me explicas por que jeje.
    Un abrazo y hasta mañana

    ResponderEliminar
  4. Hola Dame Masquée!!Vi la película y en ella se nota que Shakespeare, como usted dice, esribió una historia embellecida. Me gustó mucho. Lyendo su interesantísimo post pude conocer la verdad de Macbeth.
    Buenas nochs Madame!!
    Bisousssssss

    ResponderEliminar
  5. La grandeza del teatro de Shakespeare no estriba en hacer una representación fidedigna de la realidad. En él hay mucho de leyenda. Su grandeza está en poner en escenas temas y vicios universales como los celos o, en este caso, la traición.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Impresionante. Si Homero llegó a existir parece Shakespeare y él compartieron muchas cosas...mezclar cuentos y leyendas de aquí y de allá, inventar el resto y construir ficciones hermosas y eternas que todos tomamos por historias reales...

    Bisous, Madame.

    ResponderEliminar
  7. Monsieur Luther, muchas gracias por la información. Buscaré la pelicula, porque me gusta lo que llevo visto de Kurosawa.

    Lo de pronunciar en voz alta el nombre es porque dicen que trae mala suerte :)
    Por eso uno se suele referir a ella como "la obra escocesa", así, sin más.
    Ya sabe cómo son los ingleses con estas cosas, jiji.

    Feliz dia, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  8. Sí, el inventaba mucho, lo cual no le resta mérito, porque al fin y al cabo no era historiador. Lo suyo era otro oficio.

    Feliz dia, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  9. Una entrada interesante, siempre he admirado a Shakespeare. Por cierto yo también quiero saber por qué no se puede pronunciar el nombre de esta obra en voz alta, un saludo madame.

    ResponderEliminar
  10. MONSIEUR CAYETANO:

    En efecto, monsieur. Tal como acabo de comentarle a madame Gabriela, Shakespeare no era historiador, sino dramaturgo. Su misión era crear, y eso lo hacía mejor que nadie.
    Sin embargo, opino que a la hora de achacar crimenes sería mejor, de paso, inventarse también los personajes, y ahorrarles así a los verdaderos el pasar a la historia como infames.
    No fue por descuido que lo hizo, además, puesto que tenía un interés muy concreto en agradar a los descendientes de la facción rival y obtener así apoyo y beneficio para sí. Hubo tanto de cálculo material como de impulso creador por parte del gran Shakespeare.

    Feliz dia, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  11. MADAME ALMALAIRE:

    Ahí reside uno de los principales meritos del gran dramaturgo: es tal la fuerza de sus personajes que nos convence de que fue así, como Homero. Llegamos a tomar por libro de historia una obra de teatro!

    Feliz dia, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  12. SIR JOHN:

    Se supone que hacerlo trae mala suerte. El nombre está gafado, y hay que decir, simplemente, "la obra escocesa".
    Espero que por escrito no traiga tambien mala suerte, porque mire que yo lo he escrito veces!

    Feliz dia, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  13. Distorsionar la historia es algo bastante normal, pero a veces se hace de manera tan bella que incluso merece la pena leerla en versión novelada, y por eso modificada. Nosotros quizá somos más rigurosos, pero algunas veces agradecemos la redacción de la historia de manera más "amable".

    Saludos, madame

    ResponderEliminar
  14. Digamelo a mí, monsieur! Como apasionada del teatro que soy, Shakespeare es para mí objeto de veneración. No osaría cambiar ni una de sus lineas.
    Claro que sus personajes no son de mi familia :)

    Feliz dia, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  15. Vamos que al final la obra se parece a la realidad como un huevo a una castaña... en fin Shakespeare trataba de hacer literatura y no una tesis....

    de lo que se entera uno... :)

    ResponderEliminar
  16. Ahí esta, monsieur. El problema es que mucha gente no lo distingue, y también se toma el codigo da vinci por Biblia.
    De todos modos, como digo, yo para crear tanto prefiero inventarme también los personajes que jugar a falsear la realidad. Pero claro, es que Shakespeare no lo hacía por capricho, sino por adulación hacia otro y esperando obtener beneficios de ello.

    Feliz dia, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  17. también hay que tener en cuenta la época, ya que por entonces si un escritor no estaba al "cuidado" de alguien lo tenía muy difícil para vivir de su trabajo...

    ResponderEliminar
  18. Sí, asi es, era la epoca de los grandes mecenazgos, y había que procurar agradar a los poderosos, caer en gracia. Solo con el talento no se llegaba muy lejos :)

    ResponderEliminar
  19. Qué grande fue (y sigue siendo) Shakespeare, Madame.

    Soy partidario de que se conzca la historia a través del arte. Aunque sea deformada sin mala intención, claro está. Cuando el amor por los acontecimientos antiguos se inculca de manera amena, la historia tiende a ganar adeptos.

    Siempre habrá tiempo para conocer los hechos como realmente fueron.

    Sí, soy un idealista...jajaja

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  20. Para mí fue el mas grande entre los dramaturgos, monsieur, en efecto.

    Yo soy partidaria de que se conozca la historia y de que se conozca el arte, pero no la historia a traves del arte, porque eso lleva precisamente al desconocimiento de la misma y acabaríamos creyendo en Escarlata O'Hara.

    Es preciso que los más jóvenes aprendan a distinguir uno de otro, porque después ya suele ser tarde para derribar absurdas ideas preconcebidas.

    Piense que hay muchisima gente, pero muchísima, que está convencida de que la historia de Wallace es como se cuenta en la pelicula Braveheart! Por ejemplo. Eso es dramático, monsieur. Uno debe aprender que una obra de ficción es eso: ficción.

    Feliz tarde, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  21. Interesante post Madame.
    He visto casi todas las versiones y leído a Shakespeare (el Cervantes inglés)
    Me gusto mucho conocer algo más de los intringulís de este personaje.

    Coincido con Ud que la historia y arte deben separarse. Muchos libros de ficción son eso, aunque parezcan realidad.....

    Saludos

    ResponderEliminar
  22. Pero, ¿quién no perdonaría a Shakespeare por cometer el falseamiento histórico en pro de una tragedia de semjantes características? En el caso de los grandes especialistas en trasladarnos emociones, pasiones y odios se permiten deslices intencionados para tal fin.

    Un besito

    ResponderEliminar
  23. Coincido con algunos comentarios anteriores: la grandeza de Shakespeare está, entre otras cosas, en su capacidad para fijar los grandes estereotipos universales. Sus obras han sido adaptadas a épocas y culturas muy distintas y siguen funcionando como un reloj.
    Por otra parte, me ha impresionado el comienzo de su entrada. A eso se le llama empezar fuerte!.
    Buenas noches, Madame

    ResponderEliminar
  24. Sí, monsieur, es muy peligroso que la gente no aprenda a distinguirlos, porque al final en vez de cultura se aportará ignorancia. Cuando uno lee ficción siempre ha de tener en cuenta que es ficción y no otra cosa.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  25. No, si yo hace muchos años que lo he perdonado. La cosa tiene facil arreglo: se explica la verdad y ya está. Aunque lamentablemente la verdad nunca llegará tan lejos como sus obras. Y es que yo siempre he dicho que la mentira es mucho mas creativa.

    Buenas noches, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  26. La grandeza de Shakespeare está en cada palabra que sale de su pluma, no necesita usted convencerme. Pero tal vez, buscando personajes reales, no dio con los más representativos de cada estereotipo que pretendía fijar. En cualquier caso, gracias a él, el 99% de la gente cree que Macbeth es un asesino.
    Espero que si un día se inspiran en usted, traten un poco mejor su memoria!

    Buenas noches, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  27. Genial Seakespheare, y gracias Madame, por desmitificar un poco su historia y por acercarnos al Macbeth real. Abrazos, ;-)

    ResponderEliminar
  28. O sea, que Shakespeare, nos tenía engañados...
    Da igual, Madame. Con esa magistral descripción de lo efímera que es la vida, en el Acto V, escena V, se le puede perdonar cualquier cosa a Shakespeare.

    Buenas noches, Madame. Con este calor, ya puede usted tener el sueño de una noche de verano.

    ResponderEliminar
  29. ¡Excelente relato, Dame Masquée!

    Un blog para aprender todos los intríngulis de la historia.

    Bisous.

    ResponderEliminar
  30. Gracias a usted, madame Carzum.
    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  31. Pues sí, monsieur, nos tenía engañados, pero supongo que ya contabamos con ello.
    Claro es que si lo expresa con esas palabras cualquiera le pide cuentas!

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  32. Muchas gracias, madame Marta Alicia.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  33. SERÍA LO QUE HOY LLAMAMOS UNA NOVELA HISTÓRICA.
    SIGO APRENDIENDO MADAME...
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  34. Madame, la historia y la leyenda se mezclan siempre en estas lejanas historias medievales en puntos tan alejados como eran las islas britànicas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  35. Sí, madame, mas o menos podriamos considerar que va en la linea. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia. Bueno, por lo menos sí que fue rey de Escocia!

    Feliz dia, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  36. Alejados por qué, monsieur? A Shakespeare le quedaban muy cerquita, jiji. Pero cuando no había leyenda la creaba él si era conveniente. No tenía empacho.

    Feliz viernes, Don Juan

    Bisous

    ResponderEliminar
  37. Madame, una gran entrada. Shakespeare es uno de los más grandes. En aquella época si no agradabas a alguien, no te apadrinaban, con lo que no comías... por otro lado, tampoco se era muy fiel a la historia, siempre que se pudiera adornar con leyendas, le daba más popularidad.

    Me parece peor que se de por buena ahora, que se tiene toda la información.

    Feliz noche, madame.
    Besos.

    ResponderEliminar
  38. Que excelente post. Acabo de leer Mcbeth y quise buscar un poco de historia. Su post me ha dejado muy contento y saciado de historia. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  39. Gracias a usted, monsieur. Muy amable por detenerse a dejar su opinión.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  40. Muy interesante (como viene siendo habitual en este blog) conocer la historia real que hay detrás del personaje.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, monsieur, muy amable.

      Feliz día

      Bisous

      Eliminar

"El pasado es un prólogo" (William Shakespeare)