jueves, 20 de mayo de 2010

Costumbres de los Persas



“Los persas son los hombres que más aceptan las costumbres extranjeras. Y, así, llevan el traje medo, por considerarlo más distinguido que el suyo propio, y para la guerra los petos egipcios. Además, cuando tienen noticia de cualquier tipo de placer, se entregan a él; por ejemplo, mantienen relaciones con muchachos, cosa que aprendieron de los griegos. Por otra parte, cada uno se casa con varias esposas legítimas y se procura, además, un número muy superior de concubinas. Entre ellos demuestra hombría de bien quien, además del valor en la guerra, puede demostrar muchos hijos; y al que puede mostrar más, el rey, todos los años, le envía regalos, pues consideran que el número hace la fuerza.

"Desde los 5 hasta los 20 años sólo enseñan a sus hijos tres cosas: a montar a caballo, a disparar el arco y a decir la verdad. Y hasta que un niño no tiene cinco años no comparece en presencia de su padre, sino que hace su vida con las mujeres. Esto se hace así con el fin de que, si muere durante su crianza, no cause a su padre pesar alguno. Apruebo, desde luego, esta costumbre, y apruebo también esta otra: por una sola falta ni el propio rey puede castigar a nadie con la muerte; y tampoco otra persona cualquiera puede, por una sola falta, infligir a ninguno de sus siervos la última pena; ahora bien, si tras considerar el caso llega a la conclusión de que los delitos del culpable son más numerosos y más importantes que sus servicios, entonces puede dar rienda suelta a su ira.



"Cuentan que hasta la fecha nadie ha matado a su padre o a su madre, y pretenden que, en cuantas ocasiones anteriores ha tenido lugar algo semejante, una investigación descubriría indefectiblemente que los autores eran ilegítimos o adulterinos, pues sostienen que es realmente inadmisible que un padre verdadero muera a manos de su propio hijo.

"Por otra parte, de todo aquello que la ley les impide hacer, de esos temas también les impide hablar. Asimismo consideran que mentir constituye la mayor deshonra y, en segundo lugar, contraer deudas; y ello por varias razones, pero principalmente porque dicen que es inevitable que el que tiene deudas diga también mentiras.

"Si un ciudadano tiene lepra o albarazo, no puede entrar en una ciudad ni relacionarse con los demás persas; y aseguran que padece esas enfermedades por haber incurrido en algún delito contra el sol. Por su parte, a todo extranjero afectado por esos males lo echan del país; y muchos expulsan también a las palomas blancas alegando el mismo motivo. 

 
Cacería persa

No orinan ni escupen en los ríos; tampoco se lavan las manos en ellos, ni permiten que lo hagan otros; al contrario, tienen por ellos una especial veneración.”

Heródoto

Los persas no erigían templos y estatuas a los dioses, porque creían que estos no tenían naturaleza humana, de modo que les parecía una tontería hacer esas cosas. Celebraban los sacrificios en un lugar considerado puro, pero sin utilizar altares. Un sacerdote o mago disponía los trozos de carne sacrificada y cantaba un himno que hablaba del origen de los dioses.

El día que más celebraban los persas era el de su propio cumpleaños. Para ello se organizaba un banquete a base de carne de buey, caballo, camello o asno asados al horno. "En sus comidas usan de pocos manjares de sustancia, pero sí de muchos postres, y no muy buenos. Por eso suelen decir los persas que los griegos se levantan de la mesa con hambre". Acompañaban las comidas con un exceso de vino, pero por embriagados que terminasen no estaba permitido orinar o vomitar en público. "Después de bien bebidos, suelen deliberar acerca de los negocios de mayor importancia. Lo que entonces resuelven, lo propone otra vez el amo de la casa en que deliberaron, un día después; y si lo acordado les parece bien en ayunas, lo ponen en ejecución, y si no, lo revocan. También suelen volver a examinar cuando han bebido bien aquello mismo sobre lo cual han deliberado en estado de sobriedad”.


Los persas se saludaban con un beso en la boca si pertenecían a la misma clase social y con uno en la mejilla si había una pequeña diferencia. Si ésta era grande, entonces el inferior hincaba la rodilla en tierra y besaba la mano del otro.

Los hombres de alto rango mantenían favoritos, como Bagoas, favorito de Darío III y que después fue eromenos de Alejandro. Contrariamente a la opinión de Herodoto de que habían adoptado de los griegos la costumbre de mantener relaciones con muchachos, Plutarco afirma que los persas usaben chicos eunucos para tal fin desde mucho antes de que hubiera un contacto entre ambas culturas.

No solían enterrar ni incinerar los cadáveres para no corromper la tierra ni el fuego. Se los dejaba para ser devorados por las alimañas y los buitres.

53 comentarios:

  1. ¿Ha notado, Madame, cómo era comun en la antigüedad y a lo largo de la historia el "trato directo" entre hombres? quien le dice que hoy en dia no se vuelva a esas costumbres y lo raro sea ver a un hombre y una mujer en pareja. Quizas hasta se vuelva obligatorio! jajajaja!!

    Bisous.

    ResponderEliminar
  2. Uno de los pueblos mas interesantes para conocer , que mientras se mantuvieron en Asia pudieron gozar a sus anchas de sus conquistas ,pero cuando les pico el bichito de Europa ahy se las vieron negras siempre .
    Siempre admire su famosisima caballeria y o casualidad esta tarde en la Tv dieron Alejandro Magno con un impresentable Colin Farrel jejeje
    Un abrazo y buenos dias

    ResponderEliminar
  3. Hola Dame Masquée!! Me pareció una buena costumbre enseñar a decir la verdad. Aprenderían? No me gusta mucho la costumbre de tener tantas mujeres pero no cabe duda de que para la guerra se preparaban muy bien.
    Buenas noches Madame!!
    Bisoussssss

    ResponderEliminar
  4. Que simpaticos los persas, saludandose con un beso en la boca, y con distincion de rangos!
    Realmente era una sociedad bastante particular, con sus usos y costumbres.
    Ahora, si te gusta leer otro tipo de historia, te invito a que vengas a tomar un cafe en mi casa virtual. sin obligacion alguna de dejar marca de tu paso, pero como te gusta la historia.

    ResponderEliminar
  5. Madame, una civilizaciòn sorprendente, tenìan unas costumbres de lo màs particulares, lo de los jovencitos màs que nada parece pura lujurìa o como se dice en Madrid "estaban salidos"...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Estupenda entrada y con una buena selección de imágenes ilustrativas.
    ¡Qué diferentes estos persas del Irán de los Ayatolas, integristas y puritanos! Sólo una cosa mantienen de entonces: el no hacer estatuas sagradas a ningún dios.
    Una reflexión sobre el paso del tiempo y el relevo de civilizaciones.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. no vivían mal... claro que supongo que esta descripción era la de las clases pudientes, no se como viviría el jornalero de turno...

    ResponderEliminar
  8. Es increíble la cantidad de cosas que les dio tiempo a hacer teniendo en cuenta que tenían varias esposas, varias concubinas y además "trato con muchachos"...Que maravillosa organización del tiempo :)

    Feliz día, Madame.

    ResponderEliminar
  9. "mentir constituye la mayor deshonra y, en segundo lugar, contraer deudas" Se iban a sentir muy extraños en nuestra época.
    Saludos, Madame

    ResponderEliminar
  10. Una civiilicación sorprendente, madame.

    Estoy de acuerdo con el comentario de Xibeliuss, se iban a sentir muy extraños en la actualidad...jajaja

    Buen jueves soleado.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  11. Ay, qué suyos eran los persas.

    Interesante entrada, Madame.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. DISCULPENME, ESTO ES UN LIO, ANOCHE NO HABIA MANERA DE DEJAR COMENTARIOS PORQUE NO FUNCIONABA, Y ACABÉ DESISTIENDO, ASÍ QUE HOY LLEVO UN MONTÓN DE RETRASO. DISCULPEN SI TARDO EN PONERME AL DIA CON USTEDES.

    APROVECHO PARA ACLARARLES QUE NO FUI YO QUIEN ROBÓ EL PICASSO, EL MODIGLIANI Y EL MATISSE.

    MUCHAS GRACIAS POR SUS COMENTARIOS, AHORA COMENZARE A PASAR POR SUS HOGARES.

    BISOUS

    ResponderEliminar
  13. AY, POR FAVOR, Y ENCIMA LES DEJO EL MENSAJE DESDE MI OTRO BLOG. SI ES QUE NO HAY NADA PEOR QUE IR CON PRISAS.

    PERDÓN, AHORA MISMO VOY.

    ResponderEliminar
  14. Un gusto estar en contacto con usted tambien por aqui, madame. Veo que su gusto es exquisito y su otro palacete igual de selecto, nos leemos querida
    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Madame,
    me gusta eso del respeto por los ríos y el aprender a decir la verdad desde pequeños. Qué falta hace ahora un poco de cultura persa...

    Feliz tarde.

    ResponderEliminar
  16. Interesante lo que nos ha traído de los Persas. Decir la verdad, no contaminar, respeto mutuo.....
    Se parecen a nosotros verdad? ;D
    Y después les llamamos civilizaciones antiguas.....

    Saludos Madame

    ResponderEliminar
  17. Mi querida Madame Minuet o he de nombrarle por su otro nombre? no me cansaré de decir que tiene usted un gusto exquisito para la lectura, me siento muy a gusto tanto en su corte como en estos templos, ahora me verá por aquí también.
    un saludo fraterno.

    ResponderEliminar
  18. Vaya con los persas, Madame. Me quedo con aquello de que mentir constituye la mayor deshonra, a mí tampoco me gustan nada las mentiras ni la hipocresía... les entiendo perfectamente ;-)

    ResponderEliminar
  19. Interesantísimo. Me asombra esa costumbre de tratar embriagados los asuntos importantes y reconsiderarlos después, una vez sobrios, y a la inversa. ¡Seguro que más de un dueño de la casa protestaría por no poder beber (si es que tenía luego que recordar lo acordado)! Aprender cosas de los demás es siempre un placer, y esto es algo que usted, madame, siempre nos proporciona. Besos.

    ResponderEliminar
  20. Admirables los persas. La historia antigua nos deslumbra siempre con la plenitud y sabiduría de las mujeres y hombres que remotas civilizaciones.

    Saludos, Madame.

    ResponderEliminar
  21. Bueno, ahora sí, respondo uno a uno. Diculpen la demora, pero se me ha complicado mucho el día:

    MADAME CAROLINA:

    Espero que no se vuelva obligatorio,madame, para mí sería una autentica tragedia griega!

    Bisous

    ResponderEliminar
  22. Es verdad, monsieur Luther: no sé cómo se puede pensar en él para el papel de Alejandro. Para otras cosas yo sí pensaría, pero hombre, precisamente para eso.....

    Bisous

    ResponderEliminar
  23. MADAME GABRIELA:

    Yo no sé cómo se arreglaban para tener varias mujeres. Quiero decir que entonces tenían que dejar a muchos sin ninguna, porque la proporcion, aunque muchos murieran en las guerras, no podia ser así.

    Bisous, madame, feliz tarde

    ResponderEliminar
  24. MADAME ALYX:

    En cuanto pueda me doy un paseo, madame. Dejé la mayoría de las visitas para hoy porque ayer no funcionaba lo de los comentarios, y resuta que hoy se me ha complicado el dia de un modo que apenas he tenido un minuto para estar por aqui.

    Bisous

    ResponderEliminar
  25. MONSIEUR DON JUAN JOSÉ DE AUSTRIA:

    Hoy dia los acusarían a todos de pederastia. Cómo cambia la forma de ver una misma realidad a traves del tamiz de la historia!

    Bisous

    ResponderEliminar
  26. MONSIEUR CAYETANO:

    En efecto, apenas parece el mismo país. Ha dado muchas vueltas, al igual que le ocurrió a Grecia. Muchos ya no encuentran allí lo que van buscando.

    Bisous

    ResponderEliminar
  27. MONSIEUR JOSE LUIS:

    Pues me imagino que como siempre peor, sin eromenos y lujos, pero eso sí, sin orinar ni escupir en los rios.

    Bisous

    ResponderEliminar
  28. MADAME ALMALAIRE:

    Vivimos en la era de las prisas y aun asi no nos da tiempo a hacer nada, por muchas maquinas que inventamos para abreviar. Y ellos, en cambio, fijese. Se ve que se organizaban mucho mejor.

    Bisous, madame

    ResponderEliminar
  29. MONSIEUR XIBELIUSS:

    Jiji,que razon tiene! Aqui el mentiroso es rara avis, y el que no tiene deudas especie en extincion.

    Bisous, monsieur, feliz tarde

    ResponderEliminar
  30. MONSIEUR PABLO:

    Y tan extraños, monsieur. Si aparecieran por aqui con la maquina del tiempo, iban a desear regresar de inmediato a su epoca.

    Bisous

    ResponderEliminar
  31. LAS REINAS DEL GARITO:

    Gracias, mesdames, por la visita.
    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  32. Madame Akasha, el placer es todo mío. Muchas gracias por visitar tambien mi château de invierno! :)

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  33. MADEME NEGREVERNIS:

    Ya lo creo, madame. Podría haber una asignatura que fuera Cultura Persa, no cree?

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  34. MONSIEUR MANUEL:

    Qué buena observacion. Civilizaciones antiguas, en efecto, pero entonces en ese aspecto en vez de evolucionar hemos retrocedido mucho.

    Bisous

    ResponderEliminar
  35. LADY DARCY:

    Lady Darcy, que gratísima sorpresa que venga usted a visitarme desde su delicioso rincón decimonónico!
    Sea muy bienvenida. Espero que se quede entre nosotros tambien por aqui.

    Bisous

    ResponderEliminar
  36. MADAME CARZUM:

    Una tiene la impresion de que los orientales siempre han tenido mas sentido del honor. Ha sido un valor primordial a defender.

    Feliz tarde, o casi buenas noches ya, madame, dada la hora a la que he llegado.

    Bisous

    ResponderEliminar
  37. MADAME ISABEL:

    Dada esa costumbre, no comprendo cómo no les iba todo fatal. Menudo lío tener que ir luego desfaciendo los entuertos que generaban ellos mismos cuando se emborrachaban!

    Buenas noches, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  38. Sí, estas civilizaciones tienen algo de fascinante por saberlas tan antiguas y ver los adelantos de los que ya eran capaces. Nos superaban en muchos aspectos.

    Bisous

    ResponderEliminar
  39. Vaya, qué curioso eso de la mentira, madame. Desde luego se habrían sentido muy perdidos en nuestros días...jeje. Un saludo!

    ResponderEliminar
  40. Claro que a lo mejor si les parecia tan grave era porque habia demasiados mentirosos, jiji. No creo que se pueda prohibir lo que no se conoce!

    Buenas noches, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  41. Qué curioso, debatían las cosas estando borrachos y sobrios y luego se quedaban con lo que más les convenía. Y qué problema tenían con las palomas blancas? las consideraban impuras o algo así? qué curioso.

    Buenas noches madame.

    ResponderEliminar
  42. Muchas cosas se aprenden de sus entradas, madame.

    Herodoto dice al principio que estos persas toman de sus vecinos muchos de sus hábitos, de lo que deduzco que las hacían propias por considerarlas buenas para ellos. Respetaban la diversidad era y sabían aprovecharse de ella.

    Saludos madame

    ResponderEliminar
  43. Pues los persas, en sus costumbres, no diferían mucho de sus convencinos, sobre todo en el trato con jovencitos o en la intensa preparación militar, estilo los espartanos, por ejemplo. La verdad es que es una cultura muy rica y casi ignorada, eclipsada por la de los egipcios y la de los griegos.

    Un besito

    ResponderEliminar
  44. Interesantísimo artículo. Cada vez que atravieso tu umbral, vuelvo a casa un poco más sabia, que es lo mismo que decir, un poco más humana. Gracias :-)

    ResponderEliminar
  45. Madame una entrada fantastica.

    No se si me pasa solo a mi pero ultimamente blogger, no me enseña todas las actualizaciones de los blogs que sigo y no pude ver su meme pero bueno lo acabo de ver y me ha sorprendido mucho.

    Besitos =)

    ResponderEliminar
  46. SE VE INTERESANTE LA COSTUMBRE PERSIA PORQUE ADEMAS DE SER DIFERENTE LA CULTURA DE OTRO PAIS NO VA A SER IGUAL Y NOS PARESE RARO Y NOS DEJA SORPRENDIDOS A MUCHOS Q NO CONOCEN ESTE PAIS TAN MARAVILLOSO COMO LO ES PERSIA

    GRACIAS :)

    ResponderEliminar
  47. Muchas gracias a ustedes.

    Gracias, madame Jenny, por detenerse a dejar su comentario.

    Feliz día a todos

    Bisous

    ResponderEliminar
  48. Hola, maravilloso blog. Me encantan las ilustraciones que usas en tus entradas. ¿Podrías decirme el autor de estás en concreto, por favor?, la primera de esta entrada, en la que aparecen dos hombres persas ¿es de Angus Mcbride?. Saludos y Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, monsieur. Ignoro si la ilustración es de Angus Mcbride. No figuraba el nombre del autor, y yo lo desconozco.

      Feliz día

      Bisous

      Eliminar
  49. Ojalá ahora tambien se respetaran los rios como lo hacian los antigüos persas, ellos no orinaban, ni escupian, supongo que tampoco arrojaban basura.
    En la actualidad y mucho mas "civilizados", arrojamos todo a los rios no tenemos conciencia.
    Algunas costumbres angitüas tienen más conciencia que las de nuestro propio tiempo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es verdad, madame, que no todo es evolución. En algunas cosas haríamos bien en mirarnos en el pasado.

      Feliz día

      Bisous

      Eliminar
  50. Hola soy de Avila este blog me parece excelente , ademas muy informativo. Incluso me ha ayudado a hacer un esquema

    MUCHÍSIMAS GRACIAS


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a usted, monsieur. Me alegra que el tablero le haya sido de alguna utilidad.

      Feliz día

      Bisous

      Eliminar

"El pasado es un prólogo" (William Shakespeare)