jueves, 22 de abril de 2010

La Piedra del Destino


 Réplica de la Piedra del Destino

La piedra de Scone se conoce también como Piedra del Destino o Piedra de la Coronación. Es un bloque de 66 centímetros de largo, por 28 de ancho y 41,60 de alto, y un peso de unos 152 kilos. Fue reverenciada durante siglos como reliquia, debido a la leyenda que dice que en tiempos bíblicos Jacob la usó como almohada durante un sueño profético. En él Yahvé le entregó la tierra donde se encontraba y le prometió una descendencia numerosa “como el polvo de la tierra”. Al despertar, Jacob bendijo la piedra y la colocó en un pedestal.

Supuestamente después habría servido de base a un arco en el templo de Jerusalén hasta la invasión de Nabuconodosor. Siempre según esta historia, Jeremías se llevó la piedra a Egipto, desde donde fue a parar primero a España y después a las Islas Británicas. Otra leyenda afirma que fue el propio Jacob quien la llevó a Egipto, y allí permaneció hasta los tiempos de Moisés. Éste dijo que la victoria seguiría siempre a la piedra, y para salvarla de las plagas la hizo sacar de allí por mar. De ese modo la reliquia acabó llegando a Irlanda.

La piedra se utilizaba para entronizar a los reyes de Irlanda. San Patricio, patrono y evangelizador de Irlanda, la bendijo, y afirmó que “donde estuviera la piedra, la raza de Erc reinará”. De allí tomó el nombre de la Piedra del Destino, y fueron los irlandeses quienes la llevaron consigo al asentarse en Escocia.


Otros opinan que se trataba del altar con el que viajaba San Columba durante su actividad misionera en suelo escocés. Sea como fuere, lo cierto es que la piedra se encontraba en la abadía de Scone, cerca de Perth, y se utilizaba para entronizar a los reyes escoceses. En 1292 Juan Baliol se convirtió en el último rey que fue coronado sobre esta piedra en Escocia.

Existen muchas más leyendas sobre ella. Se cuenta que Robert the Bruce le dio un trozo al rey de Munster en agradecimiento a su apoyo durante la batalla de Bannockburn en 1314, y que ese pedazo, instalado por el rey en el castillo de Blarney, se convirtió en la piedra de Blarney. Pero eso no puede ser cierto, porque cuando tuvo lugar esa batalla hacía 18 años que la piedra ya no estaba allí. Tan poderosa era su leyenda que Eduardo I de Inglaterra, tras derrotar a los escoceses de Wallace, se la había llevado consigo a su reino en 1296, creyendo que su posesión le propiciaría la obtención de la corona de Escocia. Dicen que en la piedra se había grabado la siguiente leyenda : Ni fallat fatum, Scoti quocumque locatum Invenient lapidiem, regnasse tenetur ibidem: “Si el destino es verdadero, luego los escoceses serán conocidos por haber sido reyes donde sus hombres encuentren esta piedra”. Pero lo cierto es que hoy día la única inscripción que se aprecia es una cruz latina.

En Inglaterra permaneció. Allí fue conducida a la abadía de Westminster y depositada bajo la silla de la coronación, conocida como la Silla del Rey Eduardo por ser él mismo quien la mandó construir en 1301.

En 1328, en virtud del Tratado de Northampton, que reconocía la independencia de Escocia, la piedra debería haber sido devuelta, pero los ingleses nunca cumplieron esa cláusula.

Silla de la Coronación

El 11 de junio de 1914 una mujer dejó colgado del respaldo de la silla de la coronación un bolso con explosivos. A las 5.50 de la tarde se produjo una explosión que se llevó parte del respaldo. Se culpó de este acto a las sufragistas, aunque ninguna persona en concreto fue acusada del delito.

Durante la Navidad de 1950 un grupo de estudiantes nacionalistas escoceses se llevó la piedra de la abadía. Cuatro meses más tarde fue encontrada en la abadía de Abroath y devuelta a Westminster, pero corrió el rumor de que lo que se había encontrado era una imitación, y que la verdadera piedra de Scone permanecía oculta en algún lugar. Sin embargo, esto nunca ha podido ser demostrado. Por otra parte, existe la misma duda respecto a si Eduardo I se llevó a Inglaterra la piedra auténtica. Según una teoría, los monjes de Scone ocultaron la verdadera en el río Tay o bien la enterraron en la colina de Dunsinane. Quienes apoyan esta versión se basan en que las antiguas descripciones de la piedra no se corresponden con la que podemos observar en la actualidad.

La Piedra del Destino salió de Westminster en 1966 y  cruzó Inglaterra en dirección a Escocia, hasta la ciudad fronteriza de Coldstream, donde se celebró una emotiva ceremonia. El 30 de noviembre de ese mismo año fue llevada con toda pompa por la Royal Mile de Edimburgo hasta su nuevo emplazamiento junto a las joyas de la corona escocesa en el castillo de Edimburgo, donde puede ser visitada.

Castillo de Edimburgo

Así pues, los escoceses han recuperado su piedra, pero no todos ellos están satisfechos con el modo en que se han hecho las cosas. Para algunos se trata de una simple maniobra política, especialmente porque la reina dice que la “presta” a sus súbditos escoceses, y la piedra de Scone puede ser reclamada para futuras coronaciones.

45 comentarios:

  1. Por lo que describes esta bendita piedre tubo mas traslados que el cuerpo de nuestra Evita .Paseo por medio mundo segun la leyenda .
    I cuando no los ingleses apropiandose de cosas que no le pertenecen .
    ¡Ni las piedras se salvaban !
    Un saludo madame y que andes bien

    ResponderEliminar
  2. Hola Dame Masquée!!Una historia muy interesante, madame. Después de tantos traslados y leyendas que se tejieron en torno a ella, será la verdadera la que recuperaron los escoceses?Qué haya alguna maniobra política no me extraña.
    Feliz tarde o noche madame.
    Bisousssssss

    ResponderEliminar
  3. Que interesante, madame. La había oído nombrar pero no conocía la historia, y en la entrada de la coronación de Isabel I me llamó la atención la foto que pusisteis.
    Veremos si los ingleses la reclaman en la próxima coronación.
    Buenas noches, madame.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. LA VERDAD QUE LOS INGLESES A LO LARGO DE SU HISTORIA HAN DEPREDADO BASTANTE, Y POR LO QUE LEO, NI LAS PIEDRAS SE SALVARON.
    UN ABRAZO QUERIDA MADAME.

    ResponderEliminar
  5. Muy buena entrada madame, se podrían hacer mil chistes con esta historia, pero especialmente el de "aquí levantas una piedra y sale un rey"

    ResponderEliminar
  6. No conocía la historia de la Piedra del Destino, todos querían asegurarse la victoria por lo que relatás.
    Las fotos están preciosas, se pueden apreciar los lugares que nombras muy bien.
    Bisous

    ResponderEliminar
  7. Como dice la canción: "De piedra ha de ser la cama, de piedra la cabecera...etc". ¡Vaya cabeza más dura la de Jacob! ¡Y vaya lío por una piedra! Lo que son los símbolos y las creencias. De esta historia debe venir la fama de "cabezotas" o tozudos que tienen los escoceses. Ahora que los ingleses no se quedan atrás. Siempre echándole cara al asunto y haciendo amigos allá donde van.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Con semejante almohada el pobre Jacob estaría fatal de las cervicales...

    Por lo demás no esta mal la "vida" de esta piedra ha viajado más que el baul de la Piquer... eso si si en vez de piedra fuese de algún metal precioso los escoceses podrían seguir esperando a que su Graciosa Majestad la suelte....

    ResponderEliminar
  9. Fue el botin del vencedor. Asi eran las cosas. Y en lo que son tremendos los escoceses es inventandose leyendas. Vaya usted a saber cual fue el verdadero origen de la piedra.

    Feliz dia, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  10. Tal vez hayan tenido tiempo los escoceses a preparar su replica. Al menos tuvieron que intentarlo, dada la importancia que tenia para ellos la piedra. Tal vez algun dia se encuentre la verdadera, enterrada en esa colina.

    Feliz dia, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  11. Seguro que sí. Ellos son muy tradicionales, así que querrán la piedra para la proxima coronacion. Creo que solo María II no la utilizó.

    Esperemos que no se organice una batalla en la proxima coronacion!

    Feliz dia, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  12. Tienen una enorme aficion a las piedras, desde luego. Hasta medio Egipto se llevaron.

    Feliz dia, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  13. Y asi fue, monsieur Calistor. Muchos reyes salieron de esa piedra. Pero con todo este jaleo al final ya no se sabe ni donde esta la verdadera!

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  14. Sí, madame, todos querian asegurarse la victoria, aunque no todos la obtuvieron. Los escoceses perdieron y les arrebataron la piedra. Y despues los Estuardo tambien acabaron perdiendo.

    Feliz dia, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  15. Sí, monsieur, que cosas tan raras pasaban en la biblia: mire que el pobre hombre no tener a mano nada mejor para hacer de almohada! Milagro que conciliara el sueño alguna vez.

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  16. Si, monsieur, esa almohada para mí sería la cuenta, vamos. No me explico cómo con almohadas como esa podian llegar a tales edades biblicas!

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  17. Interesante entrada madame, esta piedra me recuerda a la famosa de la leyenda de Arturo que tenía clavada la espada.

    Un abrazo y feliz día

    ResponderEliminar
  18. Cuánta historia tiene esta piedra, madame.

    Tenía ganas de saber un poco más sobre ella y tú me has dado la oportunidad. ¡Muchas gracias!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  19. Es verdad, madame. Cuanto poder se atribuia a las piedras! Cuando un pueblo tiene imaginacion, de cualquier cosa saca una leyenda.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  20. Una historia muy agitada para una piedra, desde luego. Para si la hubiera querido mas de un aventurero.

    Feliz tarde, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  21. Genial, te felicito por tu labor en este blog, se ha convertido en imprescindible para mi. Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Muchas gracias, monsieur.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  23. Toda una aventura la de la piedra de Scone pero de procedencia dudosa como todo ese tipo de objetos; y eso de servir como almohada a Jacob... podía haberse buscado algo más cómodo ¿no creo madame?

    ResponderEliminar
  24. No conocía esto, madame. Veo que es necesario un viaje a ese bonito castillo de Edimburgo. ¿Habrá aún bailes de la corte allá?

    Feliz tarde.

    ResponderEliminar
  25. Madame, la entrada ha logrado sorprenderme: ¿los ingleses devolviendo algo?.
    Me inclino a creer que descubrieron que finalmente se trataba de una imitación y se la "prestaron" a los escoceses.
    Feliz tarde, Madame

    ResponderEliminar
  26. Y tanto, monsieur. Personalmente me parece una almohada un tanto incomoda. No me extraña que acabaran por darle otro uso.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  27. Ya no hay bailes en el castillo, madame, pero igualmente recomiendo la visita, y a Edimburgo en general. Es una ciudad especialmente agradable, y no le costará encontrar bailes en cualquier otro rincón.

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  28. O tal vez que si los escoceses aceptaban el prestamo estaban reconociendo implicitamente la propiedad de los ingleses, lo cual zanjaba la discusion. Yo creo que cayeron en una trampa muy inglesa.

    Feliz tarde, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  29. Interesantísima historia la de la "piedra del Destino", Madame, he de reconocer que la desconocía. Bueno "nunca te acostarás sin saber una cosa más", dicen ;-). Por cierto, que la susodicha piedra viajó más que el baúl de la Piquer...jeje.

    ResponderEliminar
  30. Pues si, aunque solo la mitad de las leyendas fueran ciertas habria tenido una "vida" bien movidita para ser una piedra. Y me imagino que aun habra de moverse mas, porque los escoceses no estan muy conformes con su actual emplazamiento. Dicen que es la pidra de Scone, no la piedra de Edimburgo, y que por tanto ese no es su sitio.

    Feliz tarde, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  31. Hola Madame:
    Lastima que en la epoca de la piedra no habia sellos para colocar en las aduanas ;D.
    Fuera de bormas la historia de esta piedra es interesante.Estas historias donde se mezcla leyenda y religiosidad me atraen y mucho.
    Saludos Madame. sigo tratando algunos cortesanos luego de la boda.....

    ResponderEliminar
  32. Madame, me alegro muchísimo de haber leído esta entrada. ¿Sabéis una cosa? Sentí curiosidad por esta piedra, cuando leí su anterior entrada. Me llamó la atención verla en un dibujo, engastada en el trono en el que se sentó Isabel I.

    Ahora, esa curiosidad, se ha visto satisfecha.

    Por cierto, si Jacob la usó como almohada, debía tener unas cervicales a prueba de bombas.
    Yo, personalmente, prefiero las viscoelásticas.

    Muchas gracias por esta interesantísima entrada.

    Felices sueños.

    ResponderEliminar
  33. Ya decía yo que me resultó atractiva esa piedra en la entrada anterior. Mi intuición no se equivocaba.
    Piedra importante, si señor, sobre todo para los escoceses.
    A ver si cuando viaje a Escocia hago por verla .

    Abrazos, madame.

    PD: Dura almohada para un sueño, aunque fuese un sueño profético.

    ResponderEliminar
  34. Madame Masquee, que interesantes estas historias que mezclan leyenda e historia, pero cuando no los ingleses apropiandose de algo! Nada se les escapa.

    Bisous.

    ResponderEliminar
  35. necesito una piedra para cimentar mis sueños.

    ResponderEliminar
  36. Muchas gracias por relatarnos la historia de esta piedra, madame. Es que después de leer su anterior entrada me había picado la curiosidad sobre este objeto.

    ¿Qué tendrán las piedras que gustan tanto? Tenemos La Kaaba, la figura de San Pedro ("la piedra de la Iglesia", ¿no?) y ésta se Seoane. Bueno, habrá muchas más que tengan poderes milagrosos, taumatúrgicos o telúricos. Habría que remontarse a la Edad de Piedra y sus megalitos para poder ahondar más sobre los ritos a la naturaleza y la vinculación de las piedras a la Diosa Madre Tierra.

    En todo caso, esta piedra ha servido de enfrentamiento entre dos pueblos hasta hace muy poco tiempo (si es verdad que la piedra es la auténtica o no, es lo de menos, el caso es que se ha devuelto).

    Un besito

    ResponderEliminar
  37. Hay que ver las vueltas que ha dado la piedra. Muy interesante la historia.

    ResponderEliminar
  38. Sí, monsieur Manuel, atrae pensar en el origen de todo, y en el modo en que esas cosas disparan la imaginacion de la gente y comienzan a surgir historias dispares.

    Feliz fin de semana

    Bisous

    ResponderEliminar
  39. Suponia yo que la mente inquieta de monsieur Perikiyo se habia quedado con curiosidad. Es uno de esos objetos misteriosos que nos dejan con ganas de indagar mas, asi que me parecio que valia la pena dedicarle una entrada.

    Feliz fin de semana, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  40. No se la pierda usted, monsieur. No se pierda Edimburgo en general.
    Pero tiene razon, como almohada a mi me resultaría un poco dura. Puedo dormir en cualquier colchon, pero con las almohadas lo tengo muy delicado.

    Feliz fin de semana

    Bisous

    ResponderEliminar
  41. Lo que pasa que se puede considerar que hoy dia, y a pesar de que en principio fue un expolio, es justamente suya, porque los reyes Estuardo de Escocia pasaron a reinar en Inglaterra, y de ese modo, como escoceses que eran, tenian derecho a la piedra de Scone.
    Supongo que eso alegarán.

    Feliz fin de semana, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  42. Es mejor que los sueños floten, monsieur. Se opacan al contacto con la tierra, pierden su brillo y se quedan anclados. Dejelos que sigan volando.

    Feliz fin de semana

    Bisous

    ResponderEliminar
  43. Es verdad, madame Carmen, qué fetichistas seguimos siendo en realidad, con piedras, reliquias y toda clase de objetos a los que atribuimos un significado trascendente. Seguramente habra que remontarse tan lejos para comprenderlo.

    Feliz fin de semana

    Bisous

    ResponderEliminar
  44. Recorrió continentes y se niega a quedarse quieta en un lugar aun hoy, porque no se si acabaran llevandola de nuevo a Scone cualquier dia.

    Feliz fin de semana

    Bisous

    ResponderEliminar
  45. les dire un secreto es piedra es azul y es de geometria perfecta, es de orijen extraterrestre y tiene la capacidad de manipular nuestras mentes de una manera increible se le considera el grial pero sabemos que los annunaaki la usan todo el tiempo para engañar nuestras mentes.. mas inf. a azael3110@hotmail.com

    ResponderEliminar

"El pasado es un prólogo" (William Shakespeare)