jueves, 25 de marzo de 2010

Religión sumeria


La religión sumeria presenta hoy aún problemas de identidad, debido a la rapidez con la que se amalgamaron los principios religiosos del pueblo sumerio con los de los semitas acadios. Sin embargo se puede evidenciar que estuvo adaptada a una sociedad agrícola y pastoril, porque muchas de sus divinidades se corresponden con fuerzas vitales del ciclo agrario o del ciclo regenerador del ganado. De ahí que el agua y la actividad sexual ocupen un primer lugar en sus concepciones religiosas.

Los sumerios imaginaban a sus dioses bajo caracteres antropomorfos, cumpliendo incluso determinadas funciones sociales. Al estar los sumerios organizados en ciudades-Estado, su religión no tenía una organización unitaria, sino que concebían a sus dioses desde perspectivas localistas. Más tarde, al mezclarse con los acadios, elaboraron un panteón con genealogías cuya confección se habría iniciado ya hacia el 2600 a. C. Buscaban con ello una síntesis clarificadora que sin embargo continuó variando de una ciudad a otra a pesar de los esfuerzos de Sargón I y su hija Enkheduanna, sacerdotisa suprema en Ur.

Afirmaban tener 3600 dioses, organizados en tríadas y binas. La tríada principal, de carácter cósmico, estuvo formada por An, dios del Cielo y padre de los dioses; Enlil, señor del Viento, que ejercía una especie de supremacía nacional sobre los demás dioses y determinaba el destino humano; y Enki, llamado luego Ea, señor del fundamento (el agua), el más antiguo dios sumerio, titular de la sabiduría y benefactor de la humanidad.

Inanna

La segunda tríada, de carácter astral, la formaban Zu-en o Nanna, el dios Luna, protector de los pastores y dios amistoso, llamado Sin por los acadios; Utu o Babbar, el Sol, titular de la justicia, asimilado muy pronto a Shamash; e Inanna, el planeta Venus, diosa del amor y de la guerra y más tarde identificada con la acadia Ishtar. Cada una de estas divinidades tuvo su correspondiente cónyuge y un orden jerárquico.

Los acadios fueron los primeros que divinizaron a sus reyes en vida. Creyeron asimismo en un mundo poblado de espíritus protectores y demonios, éstos muy numerosos y descritos como seres terroríficos y peligrosísimos. Contra ellos recurrían a los exorcismos, las artes mágicas, y en general a ceremonias efectuadas por sacerdotes especializados dirigidos por el pa-azu.

Los dioses moraban en templos adecuados o en santuarios, que en algunos casos formaban, con su correspondiente torre escalonada, un conjunto arquitectónico de notable importancia. Su construcción estaba reservada a reyes y príncipes, y se convertían no sólo en centros de interés religioso, sino también económico.


Las variadas actividades agrícolas, pastoriles, artesanales, comerciales e intelectuales estuvieron en manos de distintos sacerdotes. Junto a ellos existían otros especializados en funciones estrictamente religiosas, como el cantor funerario, el purificador, el músico o el encargado de la unción. Todos ellos rendían cuentas al En, que llegó a designar el grado clerical más alto. El personal religioso femenino estaba formado por las nin-dingir (señora divinidad), y por altas sacerdotisas de marcada influencia en la sociedad sumeria como por ejemplo las sal-dingir (mujer del dios).

Sacrificios, libaciones, ofrendas, purificaciones, procesiones, oraciones, cantos e himnos constituían toda la parafernalia religiosa. Se rendía culto a los dioses tanto a nivel familiar como urbano y nacional; sin embargo, las gentes estuvieron alejadas de los dioses oficiales y su compleja teología, refugiándose en creencias elementales y directas.

Las festividades sumerias que alcanzaron mayor importancia fueron las celebradas con ocasión del comienzo del año y de los ciclos lunares, así como por la construcción y reparación de templos, advenimiento de reyes o celebración de victorias militares.



Si bien creyeron en un juicio después de la muerte, en presencia de los dioses Anunna, las posibilidades de vida en el Más Allá eran mínimas. El difunto quedaba reducido a una sombra que se desenvolvía en un ambiente oscuro, con agua salobre y lleno de polvo.



Bibliografía:
El nacimiento de la civilización – Federico Lara Peinado


34 comentarios:

  1. Una civilizaciòn bastante desconocida madame pero apsionante precisamente por eso.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Muy buen resumen sobre la religión sumeria. Es increíble que siendo tan antigua fuera más "moderna" que otras posteriores en lo concerniente a la vida tras la muerte, nada de resurrecciones espectaculares ni de paraísos, sólo polvo y sombras.
    Sobre la importancia del ciclo agrario en la religión también incidir en lo importante que para ellos era todo lo relacionado con la agricultura. El año nuevo sumerio, sin ir más lejos, se celebraba en primavera, cuando en la tierra fértil se renueva la vida.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Sin duda alguna una de las religiones más complejas y peor estudiadas. Recuerdo que en primer curso de carrera unos amigos y yo redactamos un enorme trabajo sobre religión sumero-acadia y el tema no parecía tener fin, y eso contando la gran cantidad de tablillas que aún no se han descifrado y que se encuentran en los sótanos delos museos. Como dato curioso señalar que el concepto de infierno judeo-cristiano deriva de esta religión, que presenta un infierno, llamado Casa del Lodo, bajo el mando de la diosa Ereshkigal y su paredro Nergal.
    1 saludo madame!

    ResponderEliminar
  4. Y con un panteon muy complicado. Renuncio a revisar sus dioses uno por uno, que los tenían a millares.

    Feliz dia, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  5. Realmente, aunque nos parezca que lo del año nuevo el 1 de enero viene de tiempo inmemorial, no es asi. Los romanos lo celebraban tambien en primavera, hasta que Julio Cesar lo cambio. En Europa durante la Edad Media también se hacía asi: los británicos celebraban el Año Nuevo el 25 de marzo, los franceses el domingo de Pascua.

    Feliz dia, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  6. Madre mia, monsieur, menudo trabajo, con varios millares de dioses. Sería la historia interminable. Ni el pueblo sumerio estaba al tanto de todo, jiji, era mucho lío.


    Feliz dia, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  7. Una religión muy compleja y poco estudiada.

    A mí también me tocó trabajar sobre ella y su panteón me parecía infinito. Por supuesto, me fue imposible nombrarlos a todos...

    Un saludo Madame! Espero que no tenga mucha resaca..jajajaja

    ResponderEliminar
  8. jiji, resaca no, monsieur, pero el estomago anda algo tocado.

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  9. Sí, sus demonios tenían muy mala leche. Un tal Pazuzu (creo que no es lo mismo que el pa-azu que usted menciona)fue el responsable de la posesión de Regan en "El Exorcista"
    Y ya vimos cómo las gastaba.
    Feliz tarde, Madame.

    ResponderEliminar
  10. Madame,
    el maestro Lara Peinado es el nombre de estos temas. Nunca me gustó demasiado este acercamiento religioso: los dioses sumerios consideraban a los hombres sus esclavos, una mera pieza para su sustento...

    Feliz tarde.

    ResponderEliminar
  11. No me diga que en el Exorcista fueron a buscar a los sumerios y todo. Bueno, el acabose, monsieur. Esto es tremendo.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  12. Bueno, pero no importa porque en realidad las cosas que son solo producto de nuestra imaginacion pueden modificarse a voluntad.

    Feliz tarde, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  13. La Dame Masquée...

    Uff¡ Menudo post exahusto y documentado que nos trae vd. a colación, señora mia. Ciertamente fueron los primeros en adorar a personas en vida, y como no, a esa cantidad de dioses jerárquicos que como bien cita, primero fueron locales hasta que se fueron unificando. Una civilización tan desconocida como apasionante. ¿y que decir de esas construcciones? sigue sorprendiendonos y sigue guardando muchos secretos...

    A sus pies

    Bisous

    ResponderEliminar
  14. Uy que va, monsieur, si esta chorrada no me llevó ni 20 minutos.
    El anterior sí, creo que en su moemto fueron algo mas de 5 horas repartidas en 3 dias. Fue de los mas complicados, por la enorme cantidad de bibliografía de referencia que implicaba.
    Pero total como son ustedes tan agradecidos que se conforman con esto, en adelante voy a hacerlos todos asi, jijiiii.

    Feliz tarde, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  15. Interesante entrada Madame. Los sumerios no son mi fuerte y he quedado sorprendido por su religión.

    3600 dioses!!!. Me imagino en el tiempo actual como serían los tomos teológicos....

    Saludos madame

    ResponderEliminar
  16. Daba la impresion de que cada habitante podia inventarse el suyo propio a su conveniencia, no?
    O cuando menos tenian bien donde elegir!

    Buenas noches, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  17. Qué interesante madame, y qué complicados... nada menos que 3600 dioses. Según la tabla, parece que todos parten de Antu.
    Feliz noche, madame.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Debian de ser retorcidos de narices, para tener un panteon asi.
    Porque se supone que los pueblos construyen el panteon a su medida, y por tanto es reflejo suyo.

    Buenas noches, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  19. Madame,
    me ha llamado la atención la visión que tenían de lo que, a la mayoría, les esperaba tras la muerte. Una sombra vagando por un mundo oscuro con agua salobre y polvo.

    Eso es ser un alma en pena, y lo demás es tontería.

    Os deseo una buena digestión -por lo de ayer, claro- que conlleve a una apacible noche de descanso.

    Beso vuestra mano.

    ResponderEliminar
  20. O sea que ninguno querria morirse, al contrario de los guerreros vikingos.

    Monsieur, lo de mi digestion con todo pudo, pero bueno, hoy con una cena ligerita ha quedado la cosa mas o menos arreglada.

    Buenas noches, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  21. Que fascinante pueblo has traido hoy madame ,a pesar de su compleja religion lo encuentro interesante .
    Hasta hoy sabia sobre su arte y la incidencia que tuvieron sobre el estado babilonico .
    Unos grandes orfebreros .
    Saludos y buenas noches

    ResponderEliminar
  22. Gracias Madame, unicamente conocía que tenían cientos de dioses, casi imposibles de datar, por lo oído y leído alguna vez, ahora almenos ya sabemos que eran ricos en dioses pero muy pobres en espíritu. En cierta manera una edad media de la antigüedad, donde los sacerdotes y religiosos ocupaban el saber.


    He escuchado varias veces a Federico hablando en Serhistoria y otros programas y bien que te abre las ganas de aprender mas de los sumerios. El comenta que sus alumnos se ríen mucho con el, pues suele repetir siempre la misma frase, esto ya lo hacían los Sumerios.

    ResponderEliminar
  23. ¡¡¡que barbaridad, cuanta divinidad!!! ¿alguien se sabría el nombre de los 3600 dioses de carrerilla?

    ResponderEliminar
  24. Es uno de esos pueblos que cuando termino de leer me quedo pensando eso de "solo se que no se nada". Muy confuso todo.

    Feliz fin de semana, monsieur, que lo disfrute usted.

    Bisous

    ResponderEliminar
  25. Pues es que es verdad que nada nuevo hay bajo el sol, monsieur.
    Yo le aseguro que los sumerios es una de las ultimas cosas en las que elegiria especializarme!

    Feliz fin de semana

    Bisous

    ResponderEliminar
  26. Yo creo que ni los sacerdotes. Porque tiene delito la cosa, vamos.
    Vaya lio a la hora de tener que invocar a alguno. Se confundirian constantemente, y entonces tendrian a los dioses cabreados de continuo. Ya podian hacer libaciones y sacrificios, ya.

    Feliz fin de semana, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  27. Creoq ue voy a reivindicar para mí misma el título de "Señora Divinidad"; me ha gustado.

    Y tu blog también. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  28. El avance civilizador de lo que nos cuenta, madame, es extraordinario, pues se pasa de una religión prácticamente neolítica a una de pleno desarrollo del panteón divino e incluos la divinización del rey. Y es curioso que es algo común a todos los estadios de las grandes civilizaciones conocidas y que ocurre casi al mismo tiempo.

    No sé cómo podían conocerse a sus 3.600 dioses, pero no digo nada porque si algún individuo del futuro viese nuestro calendario litúrgico diría exactamente lo mismo.

    Un besito

    ResponderEliminar
  29. 3.600 dioses son muchos para poder rendirles culto a todos. Aunque, no sé, quizá la religión cristiana alcance más o menos una cifra similar, si tenemos en cuenta que al fin y al cabo santos y santas vienen a ser como distintas manifestaciones de algo sagrado. Dioses habrá más o menos en cada religión, pero lo que no faltan nunca son sacerdotes... Besitos, dama.

    ResponderEliminar
  30. Ah, madame, usted por aqui tambien!
    Que honor! Muchisimas gracias por la visita.

    Feliz fin de semana

    Bisous

    ResponderEliminar
  31. Ay, madame Carmen, que bueno, jiji. Pero tiene razon, menudo calendario liturgico el de ahora. Para volverse loco cualquiera!

    Feliz fin de semana

    Bisous

    ResponderEliminar
  32. Ciertamente, madame Isabel, y ademas es de observar cómo ya en las antiguas civilizaciones dominaban la cultura, dandose cuenta del arma importante que era.

    Feliz fin de semana, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  33. Buenos Días Madame

    Sé muy poco español pero pocos
    lo siento :(

    Muchas gracias para la información que proporcionan.

    ¿Viste el de Estambul? Usted puede ver muchas obras que pertenecen a la época bizantina en Estambul.

    muchos besos y un abrazo

    ResponderEliminar
  34. Sinceramente, Lara Peinado no es de mis lecturas favoritas. Asquerosamente machista para mi gusto. No le llega a la suela a Bottero, Liverani o Noah Kramer.

    Por ejemplo. ¿Y las sacerdotisas qué? Hubo ciudades donde mandaban tanto como los sacerdotes. Los sacerdotes mandaban en templos de diosas y en templos de dioses como An, o Enlil mandaban sacerdotisas. Los sumerios se sentian orgullosos de que las mujeres participaran en el clero. A partir de la época acadia las grandes sacerdotisas llevan títulos como el de ENTU o el de ZIRRU que las otorgaban casi un poder autónomo, como en el III Ur. Y eran cultísimas, como el caso que has nombrado de Enjeduanna (primera escritora de la historia y Cervantes de la literatura sumeroacadia). O Nin Shapadad, otra gran poetisa.

    Casi toda la poesia sumeria parece estar escrita por mujeres, hay incluso autores que cree que hasta la epopeya de Gilgamesh pudo haber sido escrita por mujeres.

    Otro asunto es el ninguneo asqueroso que algunos historiadores realizan con las mujeres en la historia. Fijate por ejemplo en Enjeduana. A cualquier reyezuelo del que apenas se conoce una estela le dedican una página y a Enjeduanna de la que se conoce una obra literaria en muchos libros se limitan a nombrarla a veces incluso ocultando sus méritos literarios.
    Pero la realidad es que autores como Bottero reconocen que las mujeres tuvieron mucho bacalao que partir en Sumeria, por lo menos en los templos. Fuera de ellos ya no.

    ResponderEliminar

"El pasado es un prólogo" (William Shakespeare)