lunes, 29 de marzo de 2010

La Guerra del Peloponeso

El mundo Egeo en vísperas de la guerra del Peloponeso

Atenas rivalizaba comercialmente con Corinto y Megara, y el conflicto alcanzó tales proporciones que derivó en la guerra del Peloponeso.

En aquellos tiempos, al no haberse inventado la brújula, había que navegar siguiendo de cerca la costa. Esto favorecía a la isla de Kórkira, colonia corintia por la que pasaban los barcos que navegaban entre Grecia e Italia, haciendo que la actividad comercial fuera muy intensa. Pero Kórkira se enfrentó con la metrópoli y se pasó a los atenienses, con lo que la economía de Corinto sufrió un grave quebranto al verse privada de esos ingresos.

Megara, por su parte, era una gran potencia comercial que mantenía intensas relaciones con las ciudades griegas de Jonia y del Bósforo. Pero por el llamado decreto megárico Pericles prohibió que los barcos de Megara entraran en ningún puerto controlado por Atenas, lo cual significaba por entonces en casi ningún puerto del Egeo. Eso era tanto como condenar a Megara a la ruina.

Corinto y Megara presionaron entonces a Esparta, que era meramente agrícola y estaba al margen de la rivalidad comercial, para iniciar cuanto antes la guerra contra Atenas.

Pericles

La guerra duró entre el 431 y el 404 a. C. Pericles pensaba que había preparado muy bien la defensa de Atenas. Reunió dinero con el que financiar la campaña, hizo construir una gran flota y desarrolló su estrategia basada en ella. Los atenienses debían evitar entrar en combate con los temibles hoplitas espartanos, soldados de a pie fuertemente armados. La consigna era que cada vez que atacasen había que huir y dejarles campo libre, retirándose la población tras las murallas que protegían la ciudad y el puerto. Mientras tanto la flota bloquearía el Peloponeso.

Tal como había previsto Pericles, los espartanos atacaron por tierra y devastaron el Ática sin encontrar resistencia. Pero los atenienses no habían contado con la peste que diezmó la población al año siguiente, acabando con la vida del propio Pericles.

La guerra iba a continuar durante 25 años, con una serie de interminables batallas en las que se vieron involucrados casi todos los Estados griegos. Hubo diversas oportunidades de paz, pero no se aprovecharon debido al extremismo del partido de Pericles, en manos ahora de aventureros y demagogos radicales.

Hoplitas

En el 421 a. C. Nicias firmó una paz muy favorable a Atenas, pero poco después ésta reanudaba su expansión imperialista alentada por Alcibíades, que masacró sin motivo a la población de la pequeña isla de Melos y preparó una gran expedición militar con la loca ambición de conquistar la isla de Sicilia. Casi todos los soldados atenienses fueron enviados allá, pero la expedición terminó de modo trágico, con sus hombres muertos o hechos esclavos, y tanto la flota como el ejército destruidos.

Mientras tanto Atenas debía hacer frente a un nuevo problema, porque Persia comenzaba a dar apoyo financiero a Esparta y a arrebatarles a los atenienses las ciudades jonias que habían perdido previamente.

A partir del fracaso de la expedición a Sicilia, Atenas acumuló derrota tras derrota. La guerra terminó en el año 404 a. C. con la rendición de Atenas al general espartano Lysandros. El espartano había aplastado a los atenienses en la batalla naval de Egospótamos el año anterior. Al perder su flota, Atenas ya ni siquiera podía importar cereales ni comunicarse con los distintos puntos de su Imperio. Era el fin.


Si bien no les fue impuesto el duro castigo de destrucción que los corintios hubieran deseado, les obligaron a derribar sus murallas, a entregar los restos de la flota y a liquidar su Imperio. Además, los refugiados políticos que volvían con los triunfantes espartanos impusieron la tiranía oligárquica de los 30 tiranos.

La principal consecuencia de la guerra del Peloponeso fue que toda Grecia quedó arruinada y debilitada. La pobreza se extendió por el Peloponeso y Atenas nunca pudo recuperar su antiguo esplendor.



29 comentarios:

  1. NO APRENDEMOS DE LA HISTORIA, LA GUERRA, DESTRUYE TODO...
    EL MAYOR DE MIS HIJOS, SE LLAMA LISANDRO, CARIÑOS QUERIDA MADAME.

    ResponderEliminar
  2. Esta guerra civil griega sirvio para que todas las polis helenicas se unieran a los dos contrincantes y entre medio hubo traiciones y cambio de bandos a piacere .
    ¿La paz de Nicias llego a durar 50 años madame ?
    Un abrazo y buena semana

    ResponderEliminar
  3. hola madame.

    hay mucho que se puede decir de tu publicacion. lo primero tiene que ver la naturales y su papel clave en algunos eventos de la historia, especificamente la peste que le jugo una mala pasada a los atenienses y les dio una leccion de cuan pequeños eran a pesar de lo que fueron capaz de construir como cultura. me parece que aqui estaba en juego la eterna rivalidad entre intelecto y fuerza, entre una atenas arrogante y altanera y una esparta heroica y resentida. dos grandes polis que arrastraron a toda Grecia al fracaso: se entregaron en bandeja a un joven general macedonio.

    exelente sintesis Madame
    buenas noches.

    ResponderEliminar
  4. Madame, esta entrada me trae a la memoria cuando uno empezaba a estudiar historia en el colegio con estas batallas de la Grecia Clàsica.

    Fue una guerra absurda que le costò el Imperio y la dignidad a Atenas y que supuso el inicio del fin del esplendor de esta Grecia Clàsica.

    Un slaudo.

    ResponderEliminar
  5. Los sueños de grandeza casi nunca traen buenas consecuencias, y la gloria de Pericles se llevó por delante a toda Grecia.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Hola Madame:
    Recuerdos de secundaria me trae esta entrada.
    Empezaba a estudiar historia universal y comenzaba mi interés por la historia clásica. Esta guerra fue una de las primeras que leí con detenimiento.
    La historia es cíclica Madame....El hombre siempre en guerra. Y parece que así seguiremos unos siglos más

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. La Dame Masquée...

    Excelente como siempre madame. Es muy cierto que la guerra del Peloponeso marcó un antes y un después en el devenir de Atenas. Un esplendor que solo pudo recuperar muchos años más tarde pero que también sería efímero. Hablar sobre estás tácticas militares tan bien narradas siempre me remonta a esos tiempos y casi me veo inmerso en ellas, debía ser un espectáculo, sangriento, pero espectaculo al fin y al cabo...

    A sus pies.

    Bisous

    ResponderEliminar
  8. Madame, su hijo tiene nombre de vencedor. Espero que lo sea!

    Feliz comienzo de semana

    Bisous

    ResponderEliminar
  9. Qué va. No sabría decirle de memoria cuanto, pero fue mucho menos. Un desastre, monsieur.

    Feliz lunes

    Bisous

    ResponderEliminar
  10. Asi es, monsieur: Esparta y sus sistema militarista se impuso, en detrimento de la intelectualidad que representaba Atenas. Eso no fue nada bueno.

    Feliz comienzo de semana

    Bisous

    ResponderEliminar
  11. En la escuela yo odiaba la historia de Grecia. Fue despues cuando comencé a amarla, pero de niña la detestaba. Todas estas guerras me parecian un calvario.

    Feliz dia, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  12. Si, monsieur, la hundio en la miseria, y ya nunca pudo volver a ser igual, por desgracia.

    Feliz comienzo de semana

    Bisous

    ResponderEliminar
  13. Nunca aprenderemos de nuestros errores, monsieur. Parece que la violencia domina a nuestra especie, y nunca conseguiremos vivir en paz.

    Feliz comienzo de semana

    Bisous

    ResponderEliminar
  14. No me hubiera gustado nada vivirlo, monsieur, y mucho menos ser habitante de Esparta, con esa forma de vida. Yo que soy tan barroca!

    Feliz comienzo de semana

    Bisous

    ResponderEliminar
  15. Las guerras civiles son crueles, muy crueles...

    Fue un gran palo para Atenas perder su fantástica flota. Su caída provocó el sufrimiento de toda Grecia...

    Un saludo Madame!

    ResponderEliminar
  16. Hola!!

    Permiteme presentarme soy administrador de un directorio de blogs, visité tu blog y está genial, me encantaría poner el link de tu blog en mi directorio y así puedas tener una opcion mas a incrementar tus visitas a diario.

    Esperando su pronta respuesta

    Jacob.
    jacob.cm@hotmail.com

    ResponderEliminar
  17. Y la debilidad de atenienses y espartanos fue aprovechada por los macedonios para hacerse con el control de la Hélade.
    Un saludo, madame.

    ResponderEliminar
  18. La guerra del Peloponeso es un ejemplo de que a pesar de una excelente planificación (pues Pericles lo planeó todo muy bien y tenía un concepto modernísimo de lo que es el control marino por parte de una nación beligerante) no obstante fue una catástrofe no solo para Atenas sino para Grecia en su totalidad, de la cual todavía se sufren las consecuencias

    Te recomiendo los libros HISTORIA DE LOS GRIEGOS de Indro Montanelli (lo mejor que he leido sobre el tema) y LOS GRIEGOS de Isaac Asimov

    ResponderEliminar
  19. Fue una perdida irreparable, monsieur. El esplendor aun se hubiera prolongado mucho tiempo de no ser por esa guerra.

    Feliz tarde, monsieur.

    Bisous

    ResponderEliminar
  20. Siempre hay alguien al acecho, dispuesto a aprovecharse de los despojos. Un imperio muere y otro resulta beneficiado. Es la eterna historia.

    Feliz tarde, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  21. Mmmm?

    MONSIEUR ALI

    Que cosa tan rara, cuando comencé a responder a estos comentarios habia visto uno suyo, pero ha desaparecido solo. Espero que blogger me lo devuelva!

    De todos modos, en cuanto a los libros de Indro Montanelli y Asimov, he leido ambos, por supuesto, y con enorme placer. Son imprescindibles.

    Feliz tarde, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  22. El mundo griego es fascinante, aunque yo prefiero su cultura y sus avances en todo tipo de materias y no sus guerras, claro. Pero, en fin, los conflictos bélicos son una parte ineludible de la Historia y no se pueden borrar como si no hubiesen existido. Esperemos que los del futuro si se puedan llegar a evitar para que nuestros herederos no los tengan que narrar.

    Un besito

    ResponderEliminar
  23. Madame, como dice Alí, esta guerra supuso un golpe y una caída a toda Grecia, y yo también creo que aún hoy allí se ven las consecuencias.
    Feliz noche, madame.
    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Ah, monsieur Ali, ha vuelto a aparecer su comentario!

    Hoy anda muy extraño el blog.

    ResponderEliminar
  25. A mi lo que me fascina es la civilizacion minoica. Pero es que esta gente siempre se andaba peleando, cuando no era con los persas era entre si.
    Bueno, el proximo dia para compensar habra fiesta, jiji.

    Buenas noches, madame Carmen

    Bisous

    ResponderEliminar
  26. Es que despues Grecia continuo teniendo una larga historia, primero con Bizancio y despues con los turcos. Ahora es crisol de muchas cosas, y de ahi que desconcierte a quien la visita, esperando encontrar mas Grecia clasica.

    Buenas noches, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  27. Estoy probando
    Soy Alí Reyes, pero creo que no puedes entrar a mi blog si no es por aquí. Revisa por fa

    ResponderEliminar
  28. Monsieur, acabo de dejarle un comentario en su blog.
    He podido acceder sin problemas, aunque esto no está funcionando nada bien.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  29. Desde que leí a Tucídides, la guerra del Peloponeso siempre pasa por él.
    Un escueto y pero bien decumentado resumen de aquella gran guerra del mundo antiguo.
    Saludos, madame

    ResponderEliminar

"El pasado es un prólogo" (William Shakespeare)