martes, 30 de marzo de 2010

Fiestas en la Granada de los Nazaríes

Dale limosna, mujer, que no hay en la vida nada
como la pena de ser ciego en Granada .

Francisco de Icaza


Los musulmanes de la época nazarí de Granada celebraban la Fiesta de la Ruptura del Ayuno, que señala, con la luna nueva del mes de Sawwal, el final del ayuno como penitencia del mes del Ramadán. La noche del 27 de Ramadán se encendían todas las lámparas de las mezquitas, de los palacios y de todos los hogares, hasta el más humilde. Las gentes se reunían para escuchar sermones piadosos o la solemne plegaria de la Gran Aljama. Era el tiempo en que los poetas dirigían elogios a sus mecenas, y los secretarios de la cancillería al sultán.

El día 10 del mes de Du-l-Hiyya se celebraba la fiesta de los sacrificios, durante la cual era preceptivo que cada familia, aunque fuera pobre, matara al menos un cordero. La fiesta duraba varias jornadas, y se preparaban platos especiales. Era típico el trigo cocido con leche, en recuerdo del primer alimento que tomó Amina tras dar a luz a Mahoma. La gente, después de la oración, se echaba a las calles hasta la madrugada, rociándose unos a otros con agua perfumada y entablando una divertida batalla en la que se arrojaban frutos y flores.

La fiesta de la Asura se celebraba en el día 10 de Muharram y consistía en ayuno ritual. Los alumnos hacían regalos a sus maestros, y el sultán a sus dignatarios.


Los alfaquíes más rigurosos se escandalizaban porque en Granada también se celebraba la Navidad y el Año Nuevo del calendario cristiano. El 1 de enero los musulmanes se sumaban a la costumbre de intercambiar regalos y preparaban platos especiales, como cazuela de pescado en salazón y pasteles en forma de ciudades, verdaderas obras de arte al margen de su delicioso sabor. Alcanzaban un valor de 70 dinares o más, lo que entonces era carísimo. Estaban elaborados a base de mucho azúcar, confituras llamadas alfeñiques, dátiles, pasas e higos, nueces, almendras, avellanas, castañas, bellotas y piñones, toronjas, naranjas y limas.

La Fiesta del Nacimiento del Profeta fue importada desde el Magreb. Se ofrecían suntuosos banquetes dentro de las posibilidades económicas de cada uno, y se prolongaban hasta la oración de la mañana.

Había otras dos fiestas con nombres persas: el Nayruz, día del Año Nuevo Iraní, que coincidía con el equinoccio de la primavera, y el Mahrrayan, que coincidía con la fiesta cristiana de San Juan, el solsticio de verano.

Por el Nayruz la gente se disfrazaba y se hacían regalos que no siempre estaban al alcance de cada uno. Se solían fabricar para ese día juguetes en forma de animales, especialmente jirafas, y ello a pesar de las prohibiciones religiosas. Se hacían vasijas de barro y pequeños candiles que se regalaban a los niños.


También había intercambio de regalos en el Mahrrayan, y los sultanes solían organizar fiestas para su pueblo. Era una celebración esencialmente agrícola, por lo que los poetas cantaban a la riqueza de la tierra y se encendían en el campo grandes hogueras a las que se echaban hierbas aromáticas pese a la censura de los alfaquíes. Se comían almojábanas y buñuelos, y también había disfraces y se salía a la calle a divertirse.

Otra fiesta campesina era la Pascua de los alaceres o Fiesta de la Vendimia. Se festejaba la recogida de la uva. Los granadinos abandonaban sus viviendas en la ciudad durante unos días y se trasladaban a sus casas de campo. Se vestían con sus mejores galas y se entregaban a la música y a la danza. Había zambras al aire libre, con cánticos populares; esa zambra mora que guardaba similitud con la danza del vientre, que se baila con los pies descalzos, típica aún hoy en las bodas gitanas y prohibida antaño por considerarse muy pecaminosa. La propia palabra zambra significa fiesta. Sonaban entonces flautas y chirimías, instrumentos despreciados por la música culta. Se pensaba, además, que los hijos engendrados durante esta fiesta serían afortunados.




Bibliografía:
Granada de los Nazaríes - Antonio Gala

34 comentarios:

  1. Sutil entrada para los tiempos que corren, Madame.
    La primera imagen es espectacular.
    Feliz día

    ResponderEliminar
  2. Señora, cuantás cosas sobre Granada..., mi segunda tierra, o quizá la primera, la ciudad más bonita de España, en cualquier caso, que me perdone quien me tenga que perdonar, ...he aprendido hoy en vuestro blog...

    Claro que la Granada que yo conozco nada tiene que ver, o casi nada, con esa que describe don Antonio, siempre tan identificado con la morería, jejeje..., ¡ay, este hombre...!

    Si no conocéis la ciudad, no dejéis de plantearos viajar allí un día. En otoño está preciosa, pero también en primavera. La celebración del Corpus es espectacular, aunque la fiesta de la Toma por los Reyes Católicos, que tiene lugar en enero, como asimismo aquella que mencionáis, pero el día 2..., no se queda atrás..

    ¡Ay, qué hermosura de ciudad...! Allí pasaré los últimos años de mi vida, si Dios quiere, contemplándola desde El Realejo...

    Gracias por esta hermosa entrada, Doña Diana...

    Tened una leve y feliz jornada, señora.

    A vuestros pies.

    Mil besos, mil.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, no es para los tiempos que corren, sino para la edad media, jiji. Es la Granada de los nazaries.

    Feliz martes, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  4. Bueno, monsieur, como había comenzado a comentar, ni él ni yo hablamos de la Granada de usted, la del siglo XXI, sino de la de la epoca nazarí. Y no me negará usted que entonces era un poco mora! jijiii.

    No sabia que fuera su segunda tierra, don José. Ha de ser un lugar maravilloso para pasar esos años de su vida.

    Felices pascuas, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  5. Una cultura refinada que se malogró. De ella siempre nos quedará algo a pesar del fin del reino nazarí y de las expulsiones posteriores en tiempos de los Reyes Católicos y de Felipe III , grandes metepatas de la historia.
    La frase con la que encabeza su entrada, madame, siempre me ha llamado la atención cuendo he visitado Granada, con su Alhambra y su Generalife: "Dale limosna, mujer..." Yo siempre añado unos versos de Lorca que vienen al pelo como lógica continuación:

    "¡Con qué trabajo tan grande
    deja la luz a Granada!
    Se enreda entre los cipreses
    o se esconde bajo el agua."

    O como decía Manuel Machado:
    "Granada: agua oculta que llora."
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. preciosa aportacion la suya de hoy con esos poemas, monsieur. Muchos son los versos que ha inspirado esa ciudad, y espero que aun habra de inspirar.

    Feliz martes

    Bisous

    ResponderEliminar
  7. Preciosa descripciòn de las festividades nazarìes madame, pero aùn màs preciosa la frase inicial, desde luego nada peor que ser ciego en Granà

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. No cabe duda de que el ambiente de la ciudad debia de ser bastante festivo ya por entonces. Se percibe la alegria que explotaba en estas fiestas.

    Feliz martes, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  9. Una descripción estupenda de las festividades. Ha sido muy enriquecedora para mí.

    La frase del principio es ingeniosa y muy cierta.

    Un saludo madame!

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias, monsieur. La verdad es que leer sobre aquellas fiestas nos hace pensar en un lugar muy acogedor y alegre.

    Feliz martes

    Bisous

    ResponderEliminar
  11. fiestas, juguetes, almendras, disfrases, perfumes, pasteles en forma de ciudades...que exelente. mucha fiesta y mucha alegria

    :)

    ResponderEliminar
  12. Así es. Debía de ser un buen lugar para vivir, en medio de la dureza de la vida medieval. Y, desde luego, parece que sabian divertirse.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  13. Madame, me apasiona la Granada Nazarí, y me gusta mucho como la describe Gala.
    La entrada, como es habitual, magnífica, y las fotos espectaculares.
    Otra época a la que iría con la máquina del tiempo :).
    Feliz noche.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Para soñar ; pero Granada existe y esta alli para seguir soñando.
    Preciosas fotos !

    Besos desde Málaga.

    ResponderEliminar
  15. Como se divertia la gente en esa epoca hasta provoca envidia leer tan increibles acontecimientos aca a la distancia ,si tengo que fantasear a mi me hubiese gustado participar en la fiesta de la vendimia ,estaria a la altura de las circunstancias jeje.
    Glup .

    Un abrazo madame

    ResponderEliminar
  16. Cualquier cosa que describa Gala es doblemente hermosa que la mera realidad. Leyendo cómo hablaba de esas fiestas me quedé prendada. Cómo me hubiera gustado a mi tambien darme una vueltecita por la Granada nazarí, madame.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  17. Afortunadamente, madame, ahi sigue incolume, esperando al visitante con los brazos abiertos para regalarle sus secretos.

    Buenas noches, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  18. Ay, monsieur Luther, que al ritmo de la zambra acude usted! jiji, no estaría nada mal.
    Bueno, podemos reunirnos unas cuantas docenas de bloggers y organizar una fiestecita nazarí, que le parece? Lastima que estemos tan lejos unos de otros.

    Buenas noches, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  19. ¿Puedes creer que, leyéndote, me han entrado unas ganas locas de trasladarme a esa Granada nazarí? ¡Ay, yo que he sido siempre una enamorada de la España islámica y me perdido por Roma! Besitos, guapa.

    ResponderEliminar
  20. Deliciosa entrada, Madame, esa gente si que sabia divertirse!

    Zambra, zambra, que Viva Granada y que Viva España!

    Bisous, y que tenga Vd. unas Felices Pascuas.

    ResponderEliminar
  21. Nosotros los españoles (los andaluces más) siempre tenemos simpatía, admiración y nos quedamos maravillados ante lo moro o lo musulmán de Al-Andalus (lástima que ahora no nos pasa igual con los inmigrantes magrebíes). El reino nazarí debió ser la culminación de todo el esplendor y el refinamiento de la cultura andalusí. Queda muy bien reflejado en este texto del maestro Gala. Muy bellas imágenes de una ciudad sin par y magnífico los poemas que ha dejado Cayetano de Lorca y Manuel Machado. Felicidades. Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Fijese Madame que mi tío tiene un hotel en Lanjarón que se llama, Nazaritas.
    Por mi parte de vida en Granada y Lanjarón, es escuchar una fuente o un brote de agua en cualquier lugar y acordarme de Granada.

    Bonito articulo, con estas fiestas uno se imagina lo asentados que ya estaban aquí.

    Feliz semana Madame.

    ResponderEliminar
  23. Queda claro que todas las culturas y/o religiones tienen sus adaptaciones de las celebraciones ancestrales, llamemoslas paganas, celebrando los ciclos agrícolas y/o astronómicos... y es que al final no hay nada nuevo bajo el sol...

    ResponderEliminar
  24. Hola Madame:
    Cuantas cosas he aprendido hoy del Reino Nazarí.

    Me llama la atención la celebración de las fiestas cristiana de la navidad. Signo de tolerancia de esta gente...

    Saludos Madame:

    ResponderEliminar
  25. Hola Madame, nuevamente en su reino...
    el ayuno, el banquete, el sacrificio de animales, la fiesta y los regalos constituyen ritos configurados en el inicio de los tiempos y que han pervivido sin distinción ni de tiempo ni de lugar...
    En la zona central de Chile, la vendimia es un evento tradicional de mucha fuerza enraizada en nuestro folclor y en nuestra identidad.
    Un gran beso!

    ResponderEliminar
  26. Es que la llegada de la primavera nos sugiere los aromas de todas las flores del al-andalus, madame. Andamos un poco asi, jiji.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  27. Pues nada, madame Carolina, ya proponia yo organizar nosotros una fiesta mora, con zambra y todo. Lo que pasa que tendriamos que tomar unas cuantas clases primero!

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  28. Sí, el maestro gala lo cuenta todo mucho mejor y más extensamente. Es una delicia leerlo, porque realmente nos traslada allí.

    Feliz tarde, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  29. Monsieur, que maravilloso lugar para tener un hotel! Me imagino lo bien que ha de conocer usted la zona, con el pretexto de ir a visitar a la familia!

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  30. En efecto, siempre es motivo de alegría momentos como el de recoger la cosecha que se ha sembrado con tanto esfuerzo y se ha aguardado con tanta inquietud. En ocasiones asi brotaba el jubilo incontenible. y debia de ser hermoso de ver.

    Feliz tarde, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  31. En efecto, monsieur. Que hermoso sería que siguiera imperando la tolerancia. Pero parece que nos hemos olvidado de lo que es eso, y en lugar de aceptar los simbolos y fiestas del projimo tendemos a prohibirlos. Una lastima.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  32. Asi es, madame. Resulta curioso ver cómo civilizaciones distantes en el tiempo y el espacio coinciden en celebrar las mismas cosas. Y es que en el fondo no somos tan diferentes.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  33. Hola Madame:

    Gracias por pasar por el blog. No se que ha pasado, pero la entrada se publico antes de lo previsto.
    Ni siquiera lo he terminado.
    A veces pasa.....
    El lunes estará como siempre la actualización del blog

    Saludos

    ResponderEliminar
  34. Funciona de modo extraño ultimamente. Yo he tenido algunos problemas tambien.

    Esperamos al lunes, pues.

    Feliz tarde, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar

"El pasado es un prólogo" (William Shakespeare)