sábado, 26 de diciembre de 2009

La Alegoría


El Jardín de las Delicias - El Bosco
 Alrededor de un estanque lleno de mujeres cabalga un grupo de hombres en lo que se interpreta como una alegoría del deseo sexual.


La alegoría, del griego allegorein, hablar figuradamente, es una representación simbólica de ideas abstractas por medio de figuras. No tiene otra relación con la mitología que la de prestarle rasgos con los que embellecer o hacer más expresiva la fábula. Por lo demás es libre, y no sigue más leyes que las del capricho y la imaginación.

Las divinidades alegóricas han debido su nacimiento a los orientales, que presentaban siempre sus discursos llenos de metáforas o frases figuradas. Este modo de hablar alegóricamente anima el discurso, lo hace más expresivo y más fácil de comprender. La imaginación ardiente de los poetas encontró aquí un manantial inagotable de bellezas, las metáforas se hicieron alegorías.

Algunas alegorías han sido igualmente temas de célebres lienzos como los que muestran las imágenes. Otras de las más conocidas son:

La Paz. Se la hace hija de Júpiter y de Temis, que es la Justicia. Se la presenta bajo la forma de una matrona con aire dulce y encantador. Tiene en una mano una pequeña estatua de Plutus, y en la otra un manojo de espigas, rosas y ramos de olivo, con una media corona de laurel en la cabeza.


Alegoría de la Pintura - Vermeer


El Terror. Se le pinta con una cabeza de león sobre un cuerpo desnudo de mujer. Tiene en una mano un manojo de serpientes unidas a una antorcha encendida, y en la otra un puñal.

El Favor. Se le da por padres al Talento y a la Fortuna. La envidia le persigue de continuo y él la huye como su madre, con un pie sobre una rueda y el otro en el aire. Se le supone caprichoso, y sus alas le sirven para huir de las manos de aquellos que creen apoderarse de él. Aunque en medio de las riquezas, de los honores, de los placeres, no está sin temor ni zozobra; y para colmo de su desgracia una espesa venda le tapa los ojos y le priva de la luz del día y de la felicidad de elegir a aquellos a quienes más debe distinguir entre la multitud.

La Verdad. Es hija de Saturno, o más bien del tiempo. Su vestido es muy sencillo, y las más de las veces se la representa desnuda. Su figura es noble y cándida: tiene en la mano un espejo donde se la ve tal como es ella.

La Mentira. Se la representa como una mujer de rostro afable. Su lenguaje es seductor. Trae su origen del Infierno. Se le atribuye muchas veces el encargo de conducir las sombras de los muertos al Tártaro. En este caso es Mercurio el dios de la mentira, o de la elocuencia engañosa.


Alegoría del Amor - Francisco de Goya


El Honor. Los romanos erigieron un templo a esta divinidad, y para dar al mismo tiempo a los hombres una lección de cómo podrían hacerlo propicio, colocaron su templo al lado del de la Virtud, de manera que era preciso, para entrar en aquel, pasar antes por este último. Esto era para enseñar a los hombres que no puede llegarse al honor si no es por el camino de la virtud.

El Fanatismo. Adornado con las sagradas vestiduras de la religión, parece continuamente atormentado por las Furias, y no desear más que el crimen y la desgracia. Sus ojos están cubiertos con una venda, como los de la Ignorancia. En una mano lleva una antorcha encendida para abrasar los corazones e inspirarles su rabia, y en la otra un puñal para descargar un mortífero golpe contra los sabios que no participan de su ignorancia y furores.

La Fama. Era la mensajera de Júpiter. Iba noche y día y se colocaba sobre los lugares más elevados para publicar toda clase de novedades, pues le era imposible callar nada un solo instante. Los poetas la representaban como un monstruo alado, de una talla gigantesca, que tenía tantas bocas, lenguas, oídos y ojos como plumas se veían sobre su cuerpo. Pero ordinariamente se la representa con la forma de una mujer que atraviesa por los aires con la ayuda de sus grandes alas, llevando en la mano dos trompetas para anunciar lo bueno y lo malo.



Bibliografía:

La Mitología, vol.2 – Pierre Blanchard

20 comentarios:

  1. Velázquez como uno de los más grandes alegoristas de la historia de la pintura universal.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Madame,
    el Jardín de las Delicias me entretuvo más de media hora la última vez que lo visité... Cuánto que decir...
    Feliz noche.

    ResponderEliminar
  3. Dame Masquée:

    Interesantísimo.

    Especialmente lo relativo
    al honor:
    quien aspire a restaurar
    una imagen publica
    mediante actos desvirtuados
    no aspira,
    de ningún modo,
    a restaurar su genuino honor.

    Conozco a individuos así:
    disfrutan jactándose
    de un “honor” desvirtuado.

    La dama,
    la doncella,
    el caballero,
    el espíritu honorable
    de verdad, sin embargo,
    destila una elegancia
    de una naturaleza superior,
    un aura elevada.

    Su cuerpo parece inmaculado
    y camina sin que el aire
    ose tocarlo.

    Su presencia
    parece distanciada
    del entorno circundante,
    de la cotidianidad,
    del mundo ordinario:
    irradia pureza
    y majestuosidad.

    La mirada
    de una persona honorable
    es un juramento,
    una firma eterna,
    una garantía inexpugnable
    de su inocencia.

    ¡Bonsoir belle Dame!

    ResponderEliminar
  4. Poner piel, cara y cuerpo a lo que sólo es un ente abstracto. Necesidad de concretar en algo material las virtudes y los terrores: la alegoría.
    Muy interesante su entrada de hoy, madame.
    Nos trae además la tabla central del retablo de El Bosco "El jardín de las delicias". Es rara la vez que yo vaya al Prado y no me pase a ver uno sus cuadros más simpáticos y entretenidos, sobre todo la parte que dedica al infierno, con sus tormentos tan surrealistas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Podriamos hacer un museo de cuadros alegoricos, verdad monsieur? Buen tema para un blog sobre arte. Ahi tendrian material.

    Feliz domingo

    Bisous

    ResponderEliminar
  6. Y mas que nada, cuanto que mirar.
    Cada cuadro suyo es un universo sugerente que conduce cada vez por nuevas rutas.

    Feliz domingo, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  7. Si, mademoiselle, resulta curioso el concepto del honor en muchas ocasiones, y la poca relacion que llega a guardar a veces con la virtud.

    Feliz domingo, mademoiselle

    Bisous

    ResponderEliminar
  8. El cuadro no podia dejar de aparecer hoy el primero en un tema como este, un lienzo tan cargado de simbologia, tan abigarrado en sus detalles. Es un universo en si mismo.

    Feliz domingo, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  9. El cuadro en si es maravilloso,pero más aún su simbología.
    Interesante entrada para ir despidiendo el año.
    Feliz año nuevo.Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Pues la pintura flamenca es una de las grandes maestras en este campo. Me estoy acordando de Van Eyck y los esposos arnolfini. Ninguno de los objetos que aparecen en la escena están ahí por casualidad. Hay tantas claves encerradas en testimonios artícitos del pasado... Sobre todo claves para interpretar la psicología del propio pintor, escondida en todos los ámbitos de sus creaciones artícitcas: temática, color, luz, composición, forma...

    Un besote

    ResponderEliminar
  11. Gracias, monsieur, igualmente. Espero que siga imperando la alegria y recibamos con ella el año nuevo.

    Bisous

    ResponderEliminar
  12. Si, el que usted menciona esta cargado de simbologia. Recuerdo haber hecho un estudio sobre el para nuestra logia de las Damas del Unicornio, y resultó apasionante.
    La de secretos que ocultan algunos lienzos, madame!

    Feliz domingo

    Bisous

    ResponderEliminar
  13. Hola Madame:

    Me llama la atención como hemos puesto "caras" a las pasiones, virtudes y emociones que tenemos.

    Me gusta mucho el de la verdad, hija del padre tiempo...Tambien el de la mentira....Afabilidad y seducción....

    Saludos Madame

    ResponderEliminar
  14. Sin duda mi cuadro favorito y, me consta, también el de monsieur Enrique.
    Lástima que cuando estuve en El Prado para contemplarlo lo estaban restaurando :(

    Bellísima vuestra entrada de hoy.

    Besos, señora y FELICES FIESTAS!!!!

    ResponderEliminar
  15. Madame, es un placer pasar por su blog y recrearse aprendiendo algo más sobre los temas que trata.

    Mis antepasados franceses eran de Saboya. Me gustaría saber algo más de esa historia. Ellos vinieron a la Argentina en la segunda mitad del siglo XIX.




    ….★★¡¡FELIZ AÑO 2010!! ★★
    ….(¸.•´¸.•´¸.•*´¨) ¸.•*¨)
    (¸.•´¸.•*¨)¸.•*¨)¸.•´¸.•*´¨) ¸.•*¨)
    (¸.•´¸.•´¸.•*´¨) ¸.•*¨) ¸.•´¸.•*´¨)
    (¸.•´ (¸.•` * ¸.•´¸.•*´¨) ¸.•*¨)
    ........|___|... VENGO A DESEARLES
    ........|000|... ¡FELIZ AÑO NUEVO!
    ........|000|... LLENO DE ESPERANZA,
    ........|000|... PROSPERIDAD
    ........|000|... Y PROYECTOS DE PAZ.
    .........\00/... QUE VENGA CARGADITO
    ..........\0/..... DE BUENAS EXPECTATIVAS
    ..........||...... PARA TODOS.
    ..........||...... SON LOS SINCEROS DESEOS
    ..........||...... DE SU AMIGA MARTA.
    ........._||_.... ¡BRINDEMOS, AMIG@S!


    .

    ResponderEliminar
  16. Pues a ver si algun dia hago un tema saboyano, madame, y entonces se lo dedicare.

    Muchas gracias y que tenga un hermoso año nuevo.

    Bisous

    ResponderEliminar
  17. Me encanta el jardín de las delicias.

    En cuanto a la alegoría, es que siempre ha existido la tendencia a "humanizar" lo abstracto.

    ResponderEliminar
  18. Si, nuestra manía de ponerle un rostro a todo, madame, para hacerlo a nuestra medida.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  19. Excelente entrada. Me encanta la mitología.

    ResponderEliminar
  20. Madame, hacia dias que no podia pasarme por esta corte, y vaya entrada me habia perdido, realmente interesante, siempre me ha llamado mucho la atención la representación de conceptos, aunque no siempre los vea como nos los representan.
    Como siempre madame, escepcional elección de las imágenes, comenzando con el Jardin de las Delicias.
    Feliz Penúltimo dia del año madame.
    Besos

    ResponderEliminar

"El pasado es un prólogo" (William Shakespeare)