jueves, 3 de diciembre de 2009

El Caballero de Saint-Georges: el Mozart Negro

El Caballero de Saint-Georges

Joseph Bologne, el Caballero de Saint-Georges, nació el 25 de diciembre de 1745 en las Antillas, concretamente en el pequeño archipiélago de Guadalupe, que antiguamente se llamaba Karukera (la isla de las bellas aguas). Su padre, Georges Bologne de Saint-Georges, fue un aristócrata francés propietario de una plantación, y su madre una esclava negra llamada Nanon.


Georges fue injustamente acusado de asesinato en 1747 al herir a un hombre en un duelo motivado por una pelea de borrachos, por lo que hubo de huir a Francia llevándose a Nanon y a su hijo para impedir que los vendieran, lo cual se hizo con la ayuda de su propia esposa. Al cabo de dos años obtuvo el perdón y pudieron regresar a Guadalupe, pero en 1753 decidió llevar a Joseph de nuevo a Francia para su educación en la academia militar, y para que pasara a residir de modo permanente en aquel país.


Joseph alcanzó la notable estatura de 1’80, nada común en la época. Simboliza al héroe romántico. Llegó a ser un músico muy famoso, compositor y violinista, y su vida se convirtió en leyenda, al ser además un notable espadachín, campeón francés de esgrima con sólo 17 años. Siendo aún estudiante consiguió derrotar a Alexandre Picard, un maestro de esgrima de Rouen que se había burlado de él llamándolo “mulato advenedizo”. Su padre, orgulloso, premió su hazaña regalándole un caballo y un carruaje.


El Caballero de Saint-Georges


También estudió literatura, se ejercitó en la equitación y se convirtió en un violinista excepcional. Había estudiado antes de emigrar a Francia, con el violinista negro Joseph Platon. De hecho, en la plantación su padre se había ocupado de que tuviera una educación privilegiada.


Obtuvo el puesto de Caballero de la Cámara del Rey, lo que significaba que fue asistente personal de Luis XV. Al graduarse con 19 años fue guardia real. Su padre pudo regresar tranquilo a Guadalupe, dejando a Joseph convertido en un ídolo de la mejor sociedad parisina. El joven estaba de moda, todos los relatos contemporáneos se hacen eco de sus conquistas amorosas. Tuvo al menos una relación seria al margen de sus devaneos, pero las actitudes raciales de la época imposibilitaron que pudiera casarse con ninguna mujer de su misma categoría social.


En 1766 el campeón italiano Giuseppe Faldoni vino a París a desafiarlo. Y ganó, pero proclamó que Saint-Georges era el mejor espadachín de Europa. El Príncipe de Gales organizó un duelo amistoso en Londres entre el Caballero de Saint-Georges y el famoso Caballero d’Éon, el espía del rey que solía vestirse de mujer, otro de los más grandes espadachines de su tiempo. Joseph comenzó siendo tocado por su magnífico oponente, pero aun así se rehizo y terminó ganando la exhibición.


El Caballero de Saint-Georges y el Caballero d' Éon


Era además boxeador, bailarín, nadador y famoso por su buena puntería. Compuso 11 sinfonías, 3 óperas, 10 conciertos de violín, canciones, arias y sonatas. Dirigió la orquesta más famosa de París, en la que había ingresado como violinista en 1769 por invitación de su profesor, el famoso François Gossec. La reina María Antonieta sentía tal pasión por una de sus sinfonías que quiso escucharla una y otra vez durante varias noches seguidas.


También fue invitado a dirigir la ópera de París, pero rehusó tras recibirse las protestas de varias damas principales, que consideraban injurioso dar el cargo a un mulato. En cambio, tuvo ocasión de dirigir la orquesta privada y el teatro de la marquesa de Montesson, esposa de Luis Felipe, duque de Orleáns.


Madame de Montesson


Joseph fue después militar durante la Revolución Francesa, el primer coronel negro en el ejército francés. El cuerpo que mandaba pronto fue llamado la legión de Saint-George, compuesta principalmente de hombres de color. El caballero eligió como su segundo a su amigo y protegido Alejandro Dumas, hijo de un aristócrata francés y una esclava negra como él, y padre, además, del que sería el famosísimo escritor. Y con la Revolución se apagó su estrella: denunciado repetidamente a causa de tener parientes aristócratas y por su antigua asociación con la corte real, fue expulsado del ejército el 25 de septiembre de 1793, arrestado y encarcelado sin juicio durante año y medio, acusado de utilizar fondos públicos en beneficio propio.


Tras la revolución, se le confió la orquesta del Palace Royal. Vivía solo en un pequeño apartamento en la rue Boucherat de París, y había sido destituido cuando falleció en 1799.


En diciembre del año 2001 el ayuntamiento de París votó cambiar el nombre de la calle del General Richepance por el de Rue du Chevalier de Saint-George.


30 comentarios:

  1. Una biografía interesantísima. Desde luego, era un hombre excepcional, dadas las habilidades tan desarrolladas y tan diversas que tenía. Gracias por dárnoslo a conocer. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Madame, muy muy interesante. No lo conocía. Buscaré sus sinfonías para escucharlas.
    Gracias por compartirlo.
    Feliz noche, madame.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Impresionante el currículum de este hombre, con la dificultad añadida de ser mulato en aquella época. No lo debió tener fácil.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Magnifico fresco de epoca en la biografia de un hombre.

    Creo que conoci a una prima suya...

    Magnifico sitio!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Ya ve, madame, a pesar de todos sus dones permaneció olvidado durante 200 años. Es un personaje muy desconocido aun.

    Feliz fin de semana, madame Isabel

    Bisous

    ResponderEliminar
  6. Espero que lo disfrute usted, madame.
    Pienso que merece la pena rescatar del olvido a este personaje.

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  7. Nada facil, madame Kassiopea. No hay mas que ver que no pudo casarse y que hubo protestas cuando se le ofrecia la direccion de orquestas importantes. Menos mal que era buen espadachin, y eso haria que pronto cesaran los insultos dirigidos a su persona.

    Feliz dia, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  8. Monsieur, usted aqui! Le dare recuerdos de su parte a mi prima de Versalles.

    Feliz fin de semana

    Bisous

    ResponderEliminar
  9. Abrirse camino um mestizo en la sociedad francesa no sería tarea nada fácil. Tuvo lógicamente que destacar en la esgrima para que fuera respetado.
    Cita, madame, a Alejandro Dumas como padre del célebre escritor. Si no me equivoco, el padre, es decir el autor de El conde de Montecristo y Los tres mosqueteros fue más famoso y mejor escritor que el autor de la Dama de las Camelias. A no ser que hubiera otro Alejandro en la familia, término que desconozco.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Tanto él como d'Eon tuvieron que ejercitarse en la esgrima para ser respetados, cada uno por sus motivos, y de ahi que llegaran a ser tan buenos.

    En cuanto a Dumas, el personaje del texto de hoy es el padre del autor de los tres mosqueteros. El autor de la dama de las camelias sería, por tanto, su nieto.

    Feliz puente largo, monsieur!

    Bisous

    ResponderEliminar
  11. Hola Madame:
    No tenía ni idea de este caballero.
    Ha permanecido oculto mucho tiempo....
    Interesante historia la de este caballero
    Saludos Madame. No se si vio la respuesta a su comentario en mi blog
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Perdon, monsieur, aun no habia pasado a mirar. Suelo hacerlo cuando regreso a comentar de nuevo, pero como usted no actualiza con mucha frecuencia yo tendria que pasar antes.

    Muchas gracias por la receta, que ademas suena deliciosa.

    Feliz puente largo, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  13. Qué difícil para él y tantos otros abrirse paso en una sociedad racista. Lamentablemente todavía hay muchos seres humanos que padecen discriminación y violencia racial.
    Besos y buen fin de semana, Madame.

    ResponderEliminar
  14. Si, todo eso sigue existiendo, madame, y algunas veces mas que entonces. Al fin y al cabo él, siendo hijo de una esclava, fue educado por su padre como cualquier aristocrata, era recibido en palacio, donde ocupó un puesto junto al rey, y llegó lejos como músico, si bien no tanto como seguramente hubiera llegado de haber sido blanco. Había mucho racismo en aquel tiempo, pero lamentablemente poco ha disminuido, y no todos son Obama.

    Feliz fin de semana

    Bisous

    ResponderEliminar
  15. Pero qué personaje más interesante nos descubre hoy, madame. Su vida sí que merece una novela y una película. Aunque son tantos los personajes que la merecerían... Anímese y haga, si puede, como nuestra amiga Isabel Romana, jeje.

    Este hombre era le perejil de todos los guisos y muy poliacético. Le llama el Mozart negro, pero también se le podría llamar el Napoleón negro o el Casanova negro o el Escaramouche negro (por cierto en la cuestión de los duelos me he acordado de Monsieur Dubois). Lo raro es que Alejandro Dumas no crease un personaje novelesco basado en él.

    Un beso y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  16. Ah, madame, aparte de sus dones en otros campos, por lo que puedo opinar de su música, le Chevalier de Saint-Georges era un estupendo compositor. Al menos, sus conciertos para violín así me lo demuestran. La comparación con Mozart es más bien excesiva, una publicidad ideada por algún promotor, pero aún así, una notable figura de su tiempo.

    ResponderEliminar
  17. Un hombre la mar de completo, un gran deportista y un gran artista... lástima de las actitudes racistas

    ResponderEliminar
  18. Ciertamente, madame Carmen, el personaje merece su novela y su pelicula, pero se sale un poco de mi epoca.
    Y desde luego, siendo tan polifacetico le hubiera ido bien cualquiera de los nombres que usted propone, pero lo del Mozart Negro no es que lo llame yo, sino que asi fue dado en llamar. Aunque opino como monsieur Mannelig, que es un tanto exagerada la comparacion.

    Buenas noches, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  19. Estoy de acuerdo con usted, monsieur, pero es que cualquier comparacion con Mozart resultará siempre exagerada.

    Buenas noches, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  20. A pesar del racismo, que habia y mucho, consiguió llegar muy lejos, lo que da una muestra de su valía.

    Buenas noches, monsieur Jose Luis

    Bisous

    ResponderEliminar
  21. Me ha llamado la atención el racismo en que incurrieron las damas de alta alcurnia para no dejarle dirigir la orquesta sinfónica de París. Por no mentar la discriminación de no haberse querido casar con él a pesar de su buena posición social. Hay un tufillo de poder matriarcal en todo esto.

    ResponderEliminar
  22. Ah, madame, qué interesante. No tenía ni idea.
    Feliz noche.

    ResponderEliminar
  23. Pues no, monsieur, no. Huela mejor y encontrará el patriarcal, como siempre: No es que ellas no quisieran casarse con él, no. Si no se casó fue porque la ley prohibia que un negro se casara con una blanca. Leyes que, por cierto, estaban hechas por hombres y jamas por mujeres en un pais que hasta tenia en vigor la ley salica.
    Hubo tres damas, en efecto, que criticaron la concesion del cargo a un mulato, pero tambien fue una dama la que le dio la direccion de su propia orquesta. Porque fue ella, y no su marido.
    Por tanto, creo que anda usted algo constipado, monsieur.

    Disfrute del largo fin de semana, monsieur Andres.

    Bisous

    ResponderEliminar
  24. Es todo un personaje, madame. En su vida no faltaron las emociones.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  25. Me tomé el trabajo de escuchar lo que mas pude de su discografia, y creanme que encontre composiciones tan geniales que si se hubiesen justamente apreciado , Francia tendría un lugar importante en la musica del periodo clasico. Es una pena que la politica halla prevalecido por encima de la expresion artistica. Es injusto comparar a este señor con Mozart, pues De Saint George, merece su lugar en el podium junto a los grandes compositores de la época y su fantastica biografia supera de lejos cualquier novela epica de la ficcion.
    Si este señor hubiese sido blanco creanme que seria un icono sempiterno de la cultura occidental.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es duro nacer con el color equivocado en el lugar equivocado. Hay que ser diez veces mejor para que tu nombre sea recordado.

      Buenas noches, monsieur

      Bisous

      Eliminar
  26. Debemos recordar que esas damas que lo rechazaban en público, se peleaban por disfrutar de sus "atenciones" en privado.
    Y que fue director de musica de la reina y maestro de música en Sans-Souci, el palacio de Maria Antonieta con la cual las malas lenguas dicen que tuvo una relación, algo que personalmente no creo posible

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco lo creo posible, aunque supongo que de María Antonieta no queda nada por inventar.

      Buenas noches, monsieur

      Bisous

      Eliminar

"El pasado es un prólogo" (William Shakespeare)