lunes, 30 de noviembre de 2009

Las diosas celtas

Macha

Las diosas ocupaban un lugar predominante en el panteón de los celtas. Debido a la maldición de Macha, la madre de los gemelos de Emain, contra los hombres del Ulster, a muchos se les consideraba más débiles que las hembras, por lo que en la vida social la mujer disfrutaba de notables preferencias. Una muestra de ello es que en un gran número de tribus a los recién nacidos se les ponían los apellidos maternos.


Artio era la diosa de los campos, especialmente venerada por el pueblo celta de los helvecios, pero también en Asturias y otros puntos de Hispania. Se representa junto a un oso y un árbol. Arduina, una diosa cazadora del Bosque de las Ardenas, es representada en una estatuilla de bronce montando a galope un jabalí, y con un cuchillo de caza en la mano. Ése era el nombre galo de Diana, diosa de los bosques: Arduina o Abonoba (de donde deriva el nombre del río inglés Avon), divinidad de las fuentes y de la salud, y también de la luna. En algunos lugares de Alemania recibió el nombre de Mattiaca.


Artio


En las proximidades de las fuentes termales se acostumbraban los galos a levantar monumentos religiosos en los que se veneraba a Icovellauna, la diosa de la fuente de la frontera, y a una especie de ninfas. En esto perduró el espíritu indoeuropeo que dio nombre divino a ríos: Diva, Deva, Debe, Dieppe, Diest, Etc.


Rosmerta fue la diosa de la riqueza y de la fecundidad, a la que amaba Mercurio. Sus imágenes llevaban un enorme cuerno de la abundancia. El prefijo Ro nos indica su importancia.


Rosmerta


Los celtas conocieron y heredaron el culto a las deidades maternales. Ana-Dana, la diosa de la tierra, madre de los dioses, brindaba la felicidad a Irlanda. Y en los textos irlandeses la importancia de la diosa madre destaca especialmente. Finnabair, su hija, era la esposa de todos los reyes de Irlanda


Un grupo de tres diosas, las Matronae, fue adorado en todo el dominio celta. Se las representaba sentadas juntas, con largas túnicas. Todos sus atributos sugieren fertilidad: llevan un objeto redondo en la cabeza y sobre las rodillas portan cestos de fruta, animales o un cuerno de la abundancia. También pueden ir acompañadas de niños.


Matronae

En cuanto a Epona, era la diosa gala de los caballos, venerada también en España. En Irlanda se la conocía como Edain. Era una diosa de la naturaleza, asociada al agua, la curación y la muerte indistintamente, y comparable a Cibeles. Los romanos la incorporaron a su panteón. Acuñaron monedas en las que aparece con cabeza de caballo, y adornaban los establos con imágenes suyas. Era una divinidad doméstica de la abundancia o la prosperidad, y cada 18 de diciembre se hacía un festival en su honor en la propia Roma.

Epona


Su equivalente en la mitología galesa es Rhiannon, esposa de Pwyll, obligada a llevar a las visitas de su marido en forma de yegua hasta el interior del palacio. También es conocida como Rosette. Se la asocia con la muerte debido a la creencia de que eran los caballos los que llevaban las almas en su tránsito al otro mundo. A veces se la representa con una llave, un mapa o un plano, para guiar a los muertos hacia el cielo.


Otras divinidades de la Naturaleza eran Mebd (Sol), Sul, adorada por los británicos romanos como Sulis Minerva y Sirona (estrella).Y además Irlanda conoció otras deidades femeninas de la guerra junto con Macha (la Batalla): Badb, que aparece en varias leyendas de la época cristiana y se veía siempre como un cuervo enorme, y Nemain (Venenosa). Todas podrían ser diversas manifestaciones de Morrigu o Morrigan (la Gran Reina), que se mostraba bajo un aspecto terrible a los guerreros que partían al combate donde habían de ser muertos. Badb hacía también su aparición bajo la forma de una corneja y los textos medievales se complacen en describir su aspecto horroroso cuando se mostraba a los guerreros a los que esperaba una derrota cierta. Tanto Badb como Morrigu influyeron profundamente en la mitología escandinava.


28 comentarios:

  1. Me ha encantado la entrada madame, siempre me ha gustado la historia de Morrigan, con sus dos caras, protectora y diosa de la guerra y la muerte.
    Feliz noche.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Ay Madame, evidentemente, las mujeres acabamos siendo parte imprescindible, escribiendo la Historia.
    Y adoro la mitología celta.
    Merci Madame!

    ResponderEliminar
  3. Veo que las diosas femeninas iempre han tenido una gran importancia dentro del panteón de la Humanidad. Llámese Diosa Madre Tierra, Ana-Dana, Cibeles, Rea, Mari, Astarté o Virgen María (es curiosa la presencia en los nombres de muchas de ellas de las letras -m-, -a-, que desde tiempo inmmemorial se asocia en todas las lenguas a la Diosa).

    Un besito

    ResponderEliminar
  4. Los celtas parece que fueron la última gran civilización heredera de las diosas de la fecundidad prehistóricas...

    ResponderEliminar
  5. Hoy, el blog se llama "De Reinas, Diosas y Heroínas".

    Buenas noches, Madame.

    ResponderEliminar
  6. Estoy convencida que dios, primero fue diosa. Así lo atestiguan todas las primeras culturas y civilizaciones en diversas zonas del planeta. He aprendido de tu post lo que siempre se agradece. Me gusta comprobar como la humanidad está fuertemente enraizada en ciertos símbolos y arquetipos que se repiten mediante historias locales, con diferencias cosméticas, pero que en definitiva corresponden a un mismo relato. El relato de la humanidad toda sin distinción de ninguna especie. Quizá si fuésemos más conscientes de esto, la unidad y la paz no estarían tan lejanas.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. La magia de los celtas nos atrapa aun hoy, me parece. Algo tienen.Me alegra haber acertado con el tema, madame.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  8. Ya ve, no en todas las epocas y culturas estuvimos igual de relegadas. A las celtas no parecia irles tan mal.

    Buenas noches, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  9. Ah, pues no sabia yo eso de las letras, madame Carmen. Sería un estudio interesante, por que no. Curiosa coincidencia.

    Buenas noches, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  10. Monsieur Perikiyo, este texto tendria que haberselo dedicado especialmente a usted, ya que tanto le gustó el del otro dia sobre los hititas que cambiaron a los dioses del sol por una diosa, jiji.

    Buenas noches, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  11. Es verdad, madame. Somos mas parecidos de lo que imaginamos a veces. Y efectivamente las deidades femeninas son antiquisimas. Seguramente fue asi, primero una diosa.

    Buenas noches, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  12. Muy curioso el tema de la divinidad femenina.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  13. MONSIEUR JOSE LUIS:

    Mil disculpas, me habia saltado su comentario al leerlos.
    Efectivamente, tenian abundancia de ellas ademas. Es un lio tremendo de diosas que ademas cambian de nombre segun el lugar. Habia donde elegir.

    Buenas noches, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  14. Monsieur Sila, muchas gracias por su visita.
    En un minutito pasare a ver cómo va la guerra.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  15. Venir a su blog es aprender, por eso vuelvo una y otra vez. En esta ocasión el santuario mitológico de los celtas y una diosa de los caballos cuya fiesta se celebraba en Roma. Maravilloso. No sé cómo aplaudir su trabajo.

    ResponderEliminar
  16. Su presencia es la mejor recompensa a mi labor, monsieur. Es un honor que usted se detenga en mi casa.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  17. Por lo que veo los celtas dieron a la mujer la importancia que se merece como portadora de vida, génesis de la fertilidad que guarda estrecho paralelismo con la tierra. En otras mitologías también se rinde culto a la mujer, no como mero adorno o "fabricante de dioses" sino como ser con un significado propio. El problema es cuando llegamos a los monoteísmos y la mujer aparece siempre relegada o en función del hombre.
    Interesante entrada.
    Un saludo, madame.

    ResponderEliminar
  18. Buenos días Madame:

    Mi mitad gallega siempre se emociona con todo lo relacionado a los Celtas. Cada vez que voy a Galicia, intento visitar el castro celta de Santa Tecla en A Garda(Pontevedra)
    Varias culturas antiguas daban la importancia a las mujeres que se merecen. No se si Cayetano tenga razón cuando las religiones monoteístas aparecieron dieron papeles secundarios a la mujer. Recordando rápido ninguna religión monoteísta es liderizada por una mujer o sí?.

    Saludos Madame.

    ResponderEliminar
  19. Es que claro, cuando aparece un solo dios ya no puede haber diosas. Ni dioses.
    Pero el culto a las divinidades femeninas es antiquisimo. Y no siempre para dejar a la mujer en buen lugar, por cierto, como se puede apreciar.

    Feliz dia, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  20. A veces la importancia supuesta de la mujer es engañosa: los griegos tenian muchas diosas, pero lo cierto es que era una sociedad machista a mas no poder.

    Feliz dia, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  21. Qué entretenido. ¿Y por qué venía motivada la maldición de Macha? ¿Cómo la habían ofendido los alegres muchachos del Ulster?

    ResponderEliminar
  22. Pues porque ella estaba embarazada y su marido la hizo correr porque aposto con sus amigos a que ella era mas veloz que cualquier caballo. Y sí que ganó la carrera, pero al llegar a la meta se puso de parto y dio a luz gemelos. Ella entonces maldice a los presentes, y les dice que tendran dolores de parto cuando el reino se encuentre en peligro durante varias generaciones.

    Y fue suave, para lo que tendria que haberles hecho.

    Feliz tarde, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  23. Muy interesante, me ha gustado mucho ya que desconocía muchas cosas.
    Saludos Madame.

    ResponderEliminar
  24. Merci, monsieur, un placer recibir su visita.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  25. Curiosa las historias de todas, pero particularmente me quedo con Artio. Imagino esos campos y esos paisajes Astures y Galaicos con tanta belleza, que la siento más cerca que las demás.

    Tengo que felicitarte por la enorme fecundidad que tienes publicando. Soy incapaz de alcanzarte y disfrutar de todas tus entradas. Hay pocas como tú.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  26. Si no tuviera ya hechas la mayoria (y todas en el otro), tenga por seguro que no podria estar aqui en el blog.

    Buenas noches, madame

    Bisous

    ResponderEliminar

"El pasado es un prólogo" (William Shakespeare)