domingo, 1 de noviembre de 2009

La monarquía fenicia




El sistema de gobierno de las ciudades fenicias tenía siempre a su frente a un rey, que encontraba recortado su poder por un aristocrático consejo de ancianos, integrado por los más ricos comerciantes. Tanto en los momentos de mayor autonomía política como en las fases de sometimiento a otras naciones, se mantiene la figura real como máximo representante de la ciudad y se reconoce el derecho de sucesión hereditaria en el puesto. La sucesión, sin embargo, se hacía según reglas que variaban de una ciudad a otra. Por ejemplo, antes de morir, Mattan, rey de Tiro, designó a dos herederos: su hija Elisa y su hijo Pigmalión. Pero los ancianos no estuvieron de acuerdo, y Pigmalión se aprovechó de ello en detrimento de su hermana. Parece, pues, que las mujeres podían reinar, aunque no fue posible en este caso.
En Tiro, en el periodo de sumisión a los babilonios y tras la muerte de Baal II en el 564 a. C., se estableció un gobierno electivo desempeñado por sufetes (jueces) hasta la restauración monárquica permitida por los persas.
El rey fenicio suele adoptar los atributos de autoridad sagrada comunes a los monarcas orientales. Se le representa sentado en un trono soportado por figuras aladas y que sirve también de asiento a las divinidades, cuyos atributos ostenta. El rey es el sumo sacerdote de la divinidad tutelar de la ciudad, y es frecuente que anteponga este título al de la realeza, como si se aceptara un origen teocrático de la autoridad y el rey encarnara las funciones de representante divino para justificar su poder. Ithobaal de Tiro, Tabnit de Sidón y Eshmunazar de Sidón se denominan sacerdotes de Astarté, al igual que Ozbaal de Biblos aparece como sacerdote de la señora.

http://perso.wanadoo.es/a914636468/Historia/fenicios/mapas.htm

La inscripción del sarcófago de Tabnit recuerda la sucesión hereditaria del sacerdocio y de la monarquía, de modo que ambos títulos están unidos por el mismo derecho. Pero las relaciones entre trono y altar parece que no fueron siempre pacíficas. En Tiro, por ejemplo, un sacerdote de Astarté fomentó un complot contra Phelas y se apoderó del trono. Al designar a su hijo Pigmalión y a su hija Elisa como coherederos al trono, Mattan quiso seguramente evitar una tormenta parecida que debía de presentir como inminente, ya que el esposo de Elisa era sacerdote de Melqart.
El poder sacerdotal debía de ser muy importante, dado que el templo y sus administradores asumen también funciones de control económico y comercial. Un monarca fenicio se dedicaba a esas cuestiones: cobraba los tributos, establecía y dirigía las políticas comerciales, y organizaba expediciones.


Bibliografía:
Los fenicios, señores del mar – Ramón Corzo
Los fenicios en el Mediterráneo – Muhammad Fantar, Carles Vela i Aulesa

34 comentarios:

  1. Muy interesante al tiempo que mayoritariamente desconocido el mundo de los fenicios, unas gentes que fueron importantísimos por el gran avance que infundieron a culturas que estaban muy por detrás de ellos.

    ResponderEliminar
  2. Sí, aparte de su faceta de comerciantes, yo creo que son un pueblo muy desconocido.

    Buenas noches, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. ¿Qué hubiera sido de nosotros sin los fenicios? ¿Cuánto habríamos tardado en conocer el alfabeto, la moneda, la salazón del pescado, etc.? Un pueblo fundamental en el desarrollo de nuestra civilización.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Unos grandes olvidados en la historia mediterránea!!! enhorabuena por rescatarlos.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  5. Es cierto que hay que agradecer mucho a los fenicios del legado que dejaron, sobre todo comercialmente entre todos los puertos del Mediterraneo, y en el anclaje de su monarquía y la iglesia, pilares que se mantuvieron fuertes durante muchos siglos más.

    Feliz inicio de semana.
    Besines.

    ResponderEliminar
  6. Buenos Dias Madame:
    Me hubiese gustado tener una profesora de historia universal como Ud. Lo cuenta de una forma no solo didactica sino tan amena que induce a seguir leyendo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Aún en nuestros días, quien encabeza el gobierno de un país, sigue viendo su poder recortado por los que tienen más poder económico.
    Poco hemos evolucionado, Madame.

    Espero que tengáis un buen comienzo de semana.

    ResponderEliminar
  8. Es verdad, monsieur Cayetano. Tengo la impresion de que nunca les hemos ofrecido suficiente reconocimiento por todo cuanto recibimos de ellos.

    Feliz lunes festivo

    Bisous

    ResponderEliminar
  9. Si, monsieur Jose Luis, sí que son los grandes olvidados, muy injustamente.

    Feliz lunes, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  10. Asi es, madame. Estos comerciantes abrieron una civilizacion de la que sacamos mucho provecho.

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias, monsieur, intentamos no aburrir.
    Creame que yo en general tambien hubiera deseado tener otros profesores de Historia diferentes a los que tuve, que no se ni cómo no mataron mi amor por la Historia.

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  12. Jiji, monsieur Perikiyo, ciertamente hay muchos "consejos de ancianos" ahora tambien, y seguramente menos honestos que en tiempos de los fenicios.

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  13. Madame como siempre a sus pies. Gracias por instruirnos con estas historias, aportando siempre detalles que no conocía. Cierto es que que siguen existiendo muchos "consejos de ancianos", y durante muchos siglos han estado muy unidos trono y altar.
    Se me ha hecho cortísima esta entrada, me he quedado con ganas de leer más.
    Feliz día festivo para vos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Han estado muy unidos trono y altar, sí, y cuando dejaron de estarlo, aun persistia eso de que el rey era tal por derecho divino.
    Aun en mi epoca barroca! Que se lo digan a Luis XIV.

    Feliz dia, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  15. Durante mucho tiempo la religion se metera con el poder y viceversa.
    Ahora que Elisa (o Dido) no se quedaria muy tranquilita mirando como el hermano queria ser rey, las versiones historicas van desde el interes de Ovidio en hacerla casi una tonta de capirote, hasta una mujer de armas tomar que lindaba con la pirateria, raptora y fundadora de ciudades. Nada que ver con el modelo romano de chica.

    ResponderEliminar
  16. Madame Alyx, no se le pasa a usted nada,jiji.
    La Elisa de madame Isabel, en efecto, estaba llamada a mejores destinos, pero eso es otra historia que por fortuna ya tendremos en nuestras manos dentro de unos dias.

    Feliz tarde,madane

    Bisous

    ResponderEliminar
  17. Lo del lunes festivo que dice, madame, debe ser para algunos priviligiados. Disfrútelo.

    ResponderEliminar
  18. ¡Me apunto al comentario de Perikiyo! En vez de consejo de ancianos, consejos de administración.
    Por lo demás...
    Saludos, Madame.

    ResponderEliminar
  19. Ay si es verdad, monsieur Cayetano!
    Habia olvidado que no era cosa general.

    Feliz tarde igualmente, puesto que ahora por fin ya estara usted descansando de la jornada laboral.

    Bisous

    ResponderEliminar
  20. La plutocracia, monsieur. El poder de don dinero. Y aun roban mas!

    Feliz tarde, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  21. Has arrojado un poco de luz de esta civilización que para el gran público (y para mi) es tan desconocida. Gracias por tus magníficos aportes.

    Bisous

    ResponderEliminar
  22. gracias a usted, monsieur, por su presencia siempre.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  23. No conocía estos datos sobre los fenicios Madame! es muy interesante remontarse en las lecturas concernientes a antiguas civilizaciones, seguramente en nuestros tiempos muchos creerán terrible un sistema de gobierno como el de los fenicios, pero no hay que negar que tienen un toque realmente fascinante, imaginar el esplendor de los palacios antiguos, qué alucinante!!

    Un abrazo Madame!

    ResponderEliminar
  24. Ay, madame, yo creo que los sistemas de gobierno realmente terribles son los nuestros, a juzgar por donde nos estan llevando.

    Feliz tarde, madame Atenea

    Bisous

    ResponderEliminar
  25. La de cosas que nos legaron los fenicios. Una civilización realmente importante.

    Saludos madame.

    ResponderEliminar
  26. Sin duda, madame, aunque en realidad no sea una de mis favoritas. Pero es que hay tantas donde elegir!

    Buenas noches, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  27. Cierto querida amiga que, como dice Alyxandria, tu Elisa es mi Dido. Y nos hemos encariñado tanto de ella, que la vemos más como nuestra reina y amiga que como una monarca remota... Me ha gustado mucho esta entrada, querida madame.

    ResponderEliminar
  28. Ay, madame Isabel, que no se que nos pasa que no podemos pensar mas que en Elisas y Eneas!

    A que cree usted que sera debido?
    Pronto lo sabremos!

    Buenas noches, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  29. Si vuesa merced se aviniera a nombrarme su rey consorte, madame, me vería acudir como un tiro a su lado.

    ResponderEliminar
  30. A GRACIAS POR DAR ME LA RESPUESTAS AMIS PROBLEMAS

    ResponderEliminar
  31. Ese mapa no corresponde al régimen de Israel, es territorio de Palestina, usurpada por la ONU Res. 181/47 para crear un estado sionista venidos de todas partes del mundo. ONU debió crear dos estados. Corrijan esta imagen, es un engaño históricos para los que no conocen el sufrimiento del pueblo palestino por mas de 65 años. lebaneseunionoverseas@gmail.com

    ResponderEliminar
  32. Espero que este mapa donde no se menciona a Israel le ofenda menos que el anterior. Me he tomado la molestia de buscar uno donde.no aparezca, y me hubiera gustado que usted se hubiera tomado la misma solicitando el cambio con más cortesía de la que implica un abrupto imperativo. Es uso común entre las naciones pedir las cosas "por favor".

    Tenga buen día y gracias por visitar este espacio y dejar su comentario, aun cuando no tiene nada que ver con el tema propuesto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale, pues fingiremos que en tiempos de los fenicios no existió el reino de Israel. Si es preciso fingiremos que tampoco hubo reyes de Juda. Incluso estoy dispuesto a admitir que los judíos son un invento de la ONU. Todo sea por la armonía.

      Eliminar
    2. Creo que el caballero no reparó en la época, no sé. Habla de la actualidad, si se fija.

      Feliz día, monsieur anónimo.

      Eliminar

"El pasado es un prólogo" (William Shakespeare)