lunes, 20 de julio de 2009

La Reina de Saba



La Reina de Saba es una figura de primer orden dentro de la leyenda etíope, y supuestamente el origen de su dinastía imperial. Sin embargo, frecuentemente también se la ha considerado reina del Estado llamado Saba en el sur de Arabia, es decir, el moderno Yemen. Este país llegó a ser muy conocido en el Mediterráneo oriental a causa de su rico comercio con el incienso, parte del cual llegaba al puerto de Gaza a través de las rutas del desierto desde el sur. En Arabia y en la Palestina antigua y medieval se creía que la reina de Saba era en realidad una reina árabe llamada Belkis, y que el reino yemenita de Himyar era su dominio.


El historiador Josefo, nuestra fuente más antigua, la llamaba reina de Egipto y de Etiopía, aunque en su época Etiopía se refería al reino de Meroë, actual Sudán. La primera mención que une a la reina de Saba con la actual Etiopía es un relato árabe en la Historia de los Patriarcas de Alejandría. El cronista de los patriarcas coptos, Miguel de Tinnis, lo escribió en el siglo XI. Localizaba Saba en el país llamado Abisinia. A principios del siglo XIII un escritor llamado Abu Salih, probablemente un armenio cristiano que vivía en Egipto, en su libro sobre iglesias y monasterios egipcios incluyó una referencia en la que decía: “Abisinia es el reino de Saba; desde allí la reina del Yemen fue a Jerusalén para escuchar las sabias palabras de Salomón”. Resulta extraña esta aparente confusión en la que mezcla dos países diferentes.


Hacia 1520 el portugués Francisco Alvares, viajando por Etiopía registró alusiones a la reina como la soberana etíope Makeda. Fue el primer extranjero en publicar un relato de la visita de la reina de Saba a Salomón según constaba en los documentos etíopes.


En la actualidad sabemos que existió en Etiopía un lugar con el nombre de Saba, y que una gran civilización floreció en Tigray y Eritrea mucho antes de que Aksum alcanzara el poder. Las inscripciones de gobernantes de este reino pre-aksumita se refieren a D’amat y Saba. Por la naturaleza del material encontrado por los arqueólogos, es evidente que idioma y cultura guardaban relación con los del Yemen, y sin embargo era una Saba Etíope. Los restos de una importante civilización en ese lugar son claros, como demuestra el templo de Yeha.

Arqueólogos alemanes encontraron hace un año los restos del palacio de la legendaria reina de Saba en Axum, Etiopía. Un grupo de científicos, bajo la dirección del profesor Helmut Ziegert, durante una investigación de campo dio con un palacio que data del siglo X a. C. La nota enviada por la Universidad de Hamburgo añadía la jugosa hipótesis de que en ese palacio pudo estar custodiada durante un tiempo el Arca de la Alianza.

Palacio de la Reina de Saba en Axum

Los restos de la residencia de la reina de Saba se hallaron bajo el palacio de un rey cristiano. Las investigaciones han revelado, además, que hubo un palacio anterior, el cual fue trasladado poco después de su construcción y levantado de nuevo para ser orientado hacia la estrella de Sirius. Los arqueólogos suponen que fue Menelik I, rey de Etiopía —el hijo que tuvo la reina de Saba del rey Salomón—, quien ordenó levantar el palacio en su lugar final, y destacan que en ese palacio había un altar que fue el lugar donde probablemente reposó el Arca de la Alianza, un cofre de madera de acacia recubierto de oro, según la tradición.

En el Kebra Negast o Libro de la Gloria de los Reyes, completado a principios del siglo XIV, se describe cómo el Arca de la Alianza fue llevado a Etiopía, y cómo Salomón sedujo a Sheba. De la relación de ambos nació un hijo, Menelik I, rey de Etiopía y fundador de la civilización aksumita. Su nombre significa “Hijo del hombre sabio”. Todos los posteriores gobernantes, incluido Haile Selassie, el último emperador etíope, han hecho remontar su ascendencia a Menelik.


La reina es descrita en los términos más halagadores, y se afirmaba que reinaba desde hacía seis años cuando conoció a Salomón, habiendo permanecido virgen. Era vigorosa y bella, llena de atractivos y con una hermosa figura.




Bibliografía:

The Quest for the Ark of the Covenant – Stuart Munro-Hay

The history of Ethiopia – Saheed A. Adejumobi

Reversing sail – Michael Angelo Gomez

El País, 8 de mayo del 2008, sección cultura


26 comentarios:

  1. Bonjour,
    très intéressant..
    bonne journée de l'amitié

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí de inicio hay un error.
      Saba incluía tanto Abisinia-actuales Etiopía,las tres Somalias, Yibuti y Eritrea- como Yemén-Himyar y otras áreas,etc.-.
      La Reina de Saba era según los arqueólogos minimalistas, la diosa luna, que era representada con cuernos.
      Ver Israel Finkelstein y demás autores.
      Eliécer Guillén.

      Eliminar
  2. gracias, monsieur, igualmente para usted.

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. Salomón le pidió que durmieran en la misma habitación, prometiéndole que no la tocaría si a cambio ella no tomaba nada de su palacio. Cuando la reina se levantó en la noche para beber de la jarra de agua preparada al efecto, tras la cena "sabrosa" que le había ofrecido su anfitrión, rompió técnicamente el pacto, así que...

    ResponderEliminar
  4. Si es que no se pueden hacer trampas, monsieur, que sale uno trasquilado, ve?
    Por tanto, portese bien. Aunque seguro que ya lo hace usted.

    Feliz lunes

    Bisous

    ResponderEliminar
  5. Pues no sabía yo que hubiese tantas teorías sobre la reina de Saba. Me ha chocado la mezcla de los dos países para intentar aclarar su procedencia. Una gran entrada y muy bonito el nuevo look de su blog

    Saludos madame

    ResponderEliminar
  6. Madame, bienvenida, deseo que haya pasado muy lindo en su viaje.
    El tema de hoy es muy interesante,quién pudiera saber lo que realmente pasaba por la mente de personas tan lejanas en el tiempo y con costumbres que hoy no podríamos entender.
    Un gran abrazo
    Besos Isthar

    ResponderEliminar
  7. Gracias, lady Maria. Me canso pronto de ver siempre el mismo fondo. Por fortuna hay gran variedad para poder cambiar.

    Bisous

    ResponderEliminar
  8. Gracias, madame Isthar.
    Sí, es realmente dificil de interpretar, teniendo en cuenta que tampoco ahora nos entendemos entre nosotros.

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  9. Desconocía que hubiesen tantas dudas respecto d la ubicación del Reino mde Saba. Pensaba que los arqueólogos lo tenían más claro.
    Y lo del Arca de la Alianza,...también pensaba que era más leyenda que otra cosa.
    En fin, eso, que nunca me acostaré sin saber una cosica más.

    Un abrazo, madame.

    ResponderEliminar
  10. Hay un libro magnifico de Graham Hancock, en busca del arca de la alianza. Partió él personalmente a hacer la investigacion acerca de dónde se encontraba, y parece que, en efecto, está en un lugar de Etiopía, y una vez al año lo sacan en procesión. Ahora habría que estudiar bien si es el autentico, pero con esos descubrimientos posteriores al libro cada vez quedan menos dudas de que esta alli.

    Bisous, monsieur

    ResponderEliminar
  11. El sólo escuchar las palabras Reina de Saba despierta gran fascinación :O. Sabía la historia de que conoció a Salomón aunque no pensé que a lo mejor hubiesen tenido un hijo.

    Me encanta el nuevo look de su blog Madame ;) ¿A Ud. se le borran los links cuando cambia las plantillas? es que yo quise hacer lo mismo, claro usé un blog que tengo de prueba le puse unos links y cuando puse una plantilla de las que no aparecen en blogger, me borró los links.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  12. Éste es uno de esos personajes míticos al que le atribuimos una seducción inmensa. Y es que conquistar a un hombre inteligente y sabio es tarea de una mujer excepcional. Me encanta la reina de Saba y toda su leyenda. Besos, querida dama.

    ResponderEliminar
  13. Es que yo no pongo plantillas, precisamente por eso, porque he oido que dan muchos problemas. Lo que pongo son fondos, que es diferente, y muy faciles de instalar. Con los fondos no se borra nada. Le recomiendo que pruebe en ese blog cuando quiera cambiar el aspecto de alguno de los suyos :)

    Bisous, madame

    ResponderEliminar
  14. Pues si, madame Isabel, debía de ser el mejor partido de su epoca. Imaginese, rey y sabio, que mas se puede pedir? No eligio mal padre para su hijo.

    Bisous

    ResponderEliminar
  15. Es todo un misterio, la reina de Saba.
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Si, madame, yo creo que acaban de comenzar a descubrir cosas sobre ella y sobre el arca, y que esto aun nos deparara muchas sorpresas.

    Bisous

    ResponderEliminar
  17. Evidentemente aqui la historia y las leyendas que se han tejido alrededr del personaje se dan la mano.Lastima que nadie pudiera rescatar a ciencia cierta su nombre verdadero.
    ¿fondo de ajedrez, por ahora?
    Feliz dia del amigo (invento de un argentino, vieron?)

    ResponderEliminar
  18. Yo pienso que aun quedan muchas cosas por descubrir, puesto que comenzaron esos trabajos solo el año pasado. Veamos que sorpresas nos deparan.

    Feliz dia del amigo para usted tambien, madame. Aqui ya a puntito de concluir.

    Bisous

    ResponderEliminar
  19. Cuántas civilizaciones están aún por descubrir. Por ejemplo el legendario reino de Saba de que habla en este muy bien documentado artículo.

    Veo que ha cambiado el diseño del blog. Muy a propósito, no cree. La estrategia del mundo real aplicado a un tablero.

    Besos. madame

    ResponderEliminar
  20. Asi es, madame. Fue lo que me inspiró el fondo al verlo, y me pareció de lo mas adecuado al tema.

    Yo estoy segura de que Saba aun nos deparara muchas sorpresas en los proximos años. Ojala.

    Bisous

    ResponderEliminar
  21. Madame, hay un autor alemán, muy excéntrico por cierto, del que he leído algo excepcional sobre la procedencia de la Reina de Saba:

    "Cuentan las Leyendas bíblicas que la Sabiduría del Rey Salomón era tanta
    y de tal magnitud que la noticia de su preponderancia había invadido el mundo
    entero. Entonces, llegó a oídos de la Reina de Saba, hija del Rey de Yemén de
    nombre Hadhad.
    Gracias a la presencia del Grial en una de las Colonias de este Rey que él
    había visitado, denominada Gades (hoy Cádiz, España), logró tanta belleza física
    que hasta los mismos Dioses se enamoraron de él. Su hija Balkis, la Reina de Saba,
    heredó esa exuberante belleza cuya cualidad, gracias al Grial, se propagó por toda
    la comarca."

    A pesar de ser una información carente absolutamente de rigor científico o pruebas evidentes, no deja de ser un dato tremendamente persuasivo.

    Un gusto

    ResponderEliminar
  22. Una historia muy interesante. Y muy bien contada.
    Enhorabuena por tu blog.

    ResponderEliminar
  23. Creo que mas que carecer de informacion por que esta claro que en la historia de etiopia hay muxos huecos vacios, es que lo que pasa que no combiene que la gente entienda ahora en la epoca industrial el estilo de vida que llebaban entonces, ademas de mucha sabiduria no combiene que salga a la luz. Creo que la historia esta por hay en alguna parte. Creo que no combiene que sepamos muchas cosas del pasado por que los humanos hemos exo todo lo contrario a evolucionar, para que podamos ser tan materiales como lo somos ahora.

    ResponderEliminar
  24. es realmente facinante he increible ,mi nonbre es belkys me alaga todo lo que se sabe o supone del la reina de saba....saludos

    ResponderEliminar
  25. Me parece fascinante esta historia o mito, eso ya se vera, pero ciertamente en Israel tenemos etiopes conversos al judaismo, hombres y mujeres muy bellos. Gracias Madame por darnos estos momentos de la historia, que como vos decis, esta especificamente no ha terminado. Shavua tov

    ResponderEliminar

"El pasado es un prólogo" (William Shakespeare)