miércoles, 22 de julio de 2009

La herejía de los bogomilos

Cátaros, bogomilos y paulicianos

Los bogomilos aparecieron en los primeros decenios del siglo X, tomando su nombre del predicador búlgaro Bogomil.


Distinguían entre Dios, creador del espíritu, y el demonio, creador de la materia. Según ellos, Dios había tenido dos hijos: Satanail y Miguel. El primero se rebeló contra su padre convirtiéndose en espíritu del mal. Como los paulicianos, aceptaban el dualismo, según el cual el mal no procede de Dios, sino que viene del demonio, a quien se supone el verdadero creador del universo. Predicaban la igualdad social y la liberación de los humildes del dominio del clero y de la nobleza, pues el mismo demonio que había creado el mundo había inspirado también el orden social imperante y la comunidad ortodoxa, con sus iglesias, ceremonias y sacramentos.


Con el tiempo fueron agregando otras creencias, como el rechazo a la doctrina del divino nacimiento de Jesucristo o el desconocimiento del misterio de la Santísima Trinidad, aparte de lo cual renunciaron a los sacramentos. Rechazaban el matrimonio y solían practicar el celibato.


Santuario bogomilo en Bosnia


El bogomilismo se difundió durante el siglo siguiente en los Balcanes y hasta los confines de Bizancio. Fue ferozmente perseguido por los soberanos búlgaros y por los emperadores bizantinos, porque los bogomilos señalaban precisamente al Papado y al Imperio bizantino como los principales pilares de aquel orden opresivo, y ponían activamente en marcha la rebelión contra el Estado. Se dispersaron por toda la Europa central y occidental, donde sufrieron la represión de las autoridades católicas.


En 1023 el rey de Francia, Roberto el Piadoso, a petición de la Iglesia, hizo quemar en la hoguera de Orleáns a una decena de herejes “maniqueos” (probablemente una vanguardia de bogomilos, o quizá un primer rastro de los cátaros).


En Bosnia el bogomilismo llegó a ser religión del Estado. En 1203, el soberano Kulin consiguió conservar el poder a cambio de abandonar la doctrina bogomila por la católica-romana, aceptando la tutela húngara.


Cementerio bogomilo en Bosnia


A pesar de este incidente, el bogomilismo tendrá una gran influencia en Europa durante los siglos XII y XIII, sirviendo de caldo de cultivo para el florecimiento de otras herejías, como la cátara.


No se extinguieron hasta el siglo XV. Cuando los turcos invadieron la península de los Balcanes gran parte de los bogomilos se aliaron con ellos frente a los cristianos. Muchos abrazaron el islamismo.


22 comentarios:

  1. Madame Muchas gracias!! ;) puse en mi blog un fondo en lugar de plantilla como Ud. me indicó y fue muchísimo más fácil descargar, y no se borró ninguno de mis links wiiiiiiiiiiiiiii :D.

    Más tarde retorno para leer su artículo, que ahora ando con el tiempo justo, pero no quería demorar más en agradecerle su consejo ;).

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Ahora si pude leer su post :). Muy interesante su artículo sobre los bogomilos, no sabía que habían antecedido a los cátaros. Me parece interesante esa combinación de rechazo al matrimonio y la práctica del celibato, tenían algo en común con los sacerdotes y monjas católicos, jajaja, aunque la iglesia católica no rechaza el matrimonio entre los laicos obviamente.

    Besos Madame

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante tu blog. y gran entrada.

    ResponderEliminar
  4. Madame Minerva, acabo de pasar a verlo y le ha quedado precioso. Me alegra ver que ha solucionado usted los problemas de ese modo. Verdaderamente los encuentro muy cómodos, tienen todas las ventajas.

    Bisous

    ResponderEliminar
  5. Gracias, monsieur Jonathan, acabo de pasar por su blog y tiene usted unos hermosos poemas.

    Bisous

    ResponderEliminar
  6. ¿Cómo no iban a ser perseguidos y quemados si iban en contra de Papas y Emperadores? Era lógico que los persiguieran y quemaran.

    Lo de los cátaros también es una historia interesante. Hace cuatro años, Pepa y yo hicimos una ruta por el Pays Cathare visitando sus impresionantes fortalezas: Quéribus, Peyrepertouse y Puylaurens. Muy recomendable.

    Buena jornada, madame.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Oh, monsieur, ya lo creo!
    Menudo viaje maravilloso. La epoca de los cataros en Francia es absolutamente fascinante.

    Bisous

    ResponderEliminar
  8. Esto de las herejías es algo que me entristece. Yo me pregunto muchas veces quienes fueron más herejes, las víctimas o los verdugos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Un gran tema, Madame, las herejías medievales. Lástima que modas por todos conocidas lo hayan desvirtuado un poco. Pero apasionante, sin duda.
    Felicidades por el nuevo look, me gusta mucho.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Y el lio es mas grande en cuanto en determinados momentos todos se convertian en victimas y todos en verdugos. Vease, por ejemplo, las guerras de religion que asolaron Francia en el siglo XVI.

    Bisous, monsieur

    ResponderEliminar
  11. gracias, monsieur Xibeliuss. A ver cuanto tardo en cansarme de este nuevo fondo, jiji.

    Bisous

    ResponderEliminar
  12. Pues me ha revelado datos totalemente novedosos porque nunca había oído hablar de esta religión/herejía, según el parecer de unos y otros. Ahora, ¿ya no hay herejías? Creo que sí, y muchas y eso es bueno. Porque a veces una herejía es simplemente una forma diferente de pensar que estos declaran peligrosa para sus intereses.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Pues claro, para cada uno el hereje es siempre el otro. Lo malo es cuando cada cual se imagina en posesion de la verdad absoluta y ademas pretende imponerla como sea.

    Buenas noches, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  14. Es fascinante, madame, cómo surgen las religiones y sus "herejías". Porque alguien tuvo que ser el primero en levantarse un día y decirle a quien durmiera al lado: Dios ha tenido dos hijos, hala, y se llaman así y asá, y este mundo lo ha creado un demiurgo malvado, de forma que para no perpetuar su obra, a partir de ahora rechazo el matrimonio contigo y vamos a practicar el celibato. Y luego se lo fue a contar al vecino, y éste estuvo de acuerdo. Como digo, fascinante...

    ResponderEliminar
  15. Es verdad, monsieur. A veces me pregunto qué carisma tan grande puede tener alguien para salir un dia con algo así y conseguir que le crean en vez de que le tomen por loco. Resulta fascinante, en efecto. Y casi alucinante.

    Bisous

    ResponderEliminar
  16. Madame, muy interesante y didáctico el texto acompañado con mapa y fotos.

    Bisous.

    ResponderEliminar
  17. Muchas gracias, madame Marta Alicia.

    Bisous

    ResponderEliminar
  18. muy buena información. Gracias.

    ResponderEliminar

"El pasado es un prólogo" (William Shakespeare)