miércoles, 1 de abril de 2009

La Isla de Avalon

The last sleep of Arthur in Avalon - Edward Burne-Jones

La isla de Avalón era un lugar donde los celtas situaban el país de los muertos. Precisamente hasta ese lugar llevó el hada Morgana a su hermano el rey Arturo, después de haberle encontrado herido al finalizar la batalla de Camlan. Lo depositó en un lugar tranquilo, a la espera de que despertara para volver al lado de los suyos.


Para los irlandeses Avalón significaba manzana, que era uno de los frutos representativos de la inmortalidad y de la sabiduría. La isla se localizaba en los apartados territorios del noroeste, lugar en el que habían vivido los hiperbóreos.


Además la isla de Avalón constituía el reino de las hadas, donde nunca se ponía el sol y se gozaba de la eterna juventud y de placeres infinitos. Un lugar al que sólo podían llegar los héroes y los muertos, si en su existencia anterior hubieran observado una conducta ejemplar. Esto es lo que escribe Sira García Casado en su libro Los celtas, un pueblo de leyenda:



Desde que Monmouth escribió su historia de Bretaña, Arturo fue considerado por todos un rey histórico. A fines del siglo XII los monjes de la abadía de Glastonbury anunciaron que habían encontrado la tumba de Arturo. En ésta apareció una cruz gamada con el nombre de Arturo y restos de huesos de hombre y mujer, que se supuso pertenecían al rey y a Ginebra. En la actualidad los arqueólogos han confirmado la existencia de dicha tumba, aunque no se puede asegurar quién estuvo enterrado en ella.


Por otra parte, los principales lugares artúricos —Tintagel, Camelot y Glastonbury— efectivamente eran muy importantes en la época en que se supone que vivió este rey. En consecuencia, muchos aceptan la versión que sitúa la isla de Avalón en las colinas de Glastonbury. Este lugar en tiempos remotos fue una isla, rodeada de marismas y donde abundaban las manzanas. Además reunía las características con las que los celtas identificaban el Otro Mundo…


Abadía de Glastonbury

…En Glastonbury también hubo un santuario pagano antes de ser cristiano. La colina más alta, llamada Tor, se consideraba la entrada al Otro Mundo, y en ella se encuentran los restos de lo que parece ser un laberíntico camino prehistórico, que da siete vueltas de subida y bajada. En la cima, que supone el centro del laberinto, había una fortaleza de la época artúrica. En definitiva el hallazgo de la tumba de Arturo no representa una contradicción con la leyenda, sino la confirmación de que en ella se recogen elementos fundamentales de las creencias celtas sobre la continuidad de la vida y el Otro Mundo.

16 comentarios:

  1. Siempre he pensado que casi todas las leyendas esconden algún dato histórico aunque sea insignificante. Por cierto, las historias celtas me encantan.

    ResponderEliminar
  2. Compartimos el gusto por ellas, madame.
    La cultura celta me parece fascinante. Ejerce un hechizo especial.

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. Hola amiga, te dejo un link para leer todos los libros de las "Mil y una noches".Ahora más tarde, te dejo el link para leer "Las nieblas de Avalon" Besos Isthar

    http://es.wikisource.org/wiki/Las_mil_y_una_noches

    ResponderEliminar
  4. Gracias, madame.
    La obra forma parte de mi biblioteca personal, pero se lo agradezco igualmente.

    Bisous

    ResponderEliminar
  5. Bueno, me imaginé que la habías leído pero queda para quien quiera leerla de nuevo.Besos Isthar

    ResponderEliminar
  6. sin duda toda la leyenda artúrica es la LEYENDA... ninguna llega a su difusión, ni es la base de tantas historias, libros como esta, solo la del Grial, pero incluso ambas están fusionadas en muchos de sus momentos.

    ResponderEliminar
  7. Es verdad, para cuanto ha dado. Historias que arrancan del mito arturico, peliculas, series de television, de todo. Es un material inagotable.

    Bisous

    ResponderEliminar
  8. Nos has traladado todo el misterio del mítico Reino del Rey Arturo. Parece que los investigadores no se ponen de acuerdo de la posición exacta.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Supongo que sera una de esas cuestiones que se debatira eternamente.
    La leyenda aun dara para mucho, o eso espero.

    Bisous

    ResponderEliminar
  10. Hola, la mítica isla de las manzanas,"Las nieblas que la cubren solo pueden ser dispersadas por un corazón tocado por el amor de la Tierra y de la Madre. Por una mente dispuesta a percibir las múltiples posibilidades del Misterio. Por unos ojos abiertos por el poder de la imaginación"
    Es un tema inagotable, increíblemente hermoso y misterioso.Felicidades Besos Isthar

    ResponderEliminar
  11. Si, asi es, madame. Pocos temas habra con tanta capacidad de atraccion.

    Bisous

    ResponderEliminar
  12. Qué hermoso tema es este. No me cansa nunca. Bueno , ya sabésque todos vuestros temas son interesantísimos, madame
    Os quiere
    Doña Guiomar

    ResponderEliminar
  13. Merci, madame Guiomar.
    Je vous aime aussi.

    Bisous

    ResponderEliminar
  14. Ay dama, qué bonito. La leyenda artúrica me ha fascinado siempre (como a todo el mundo) y me hizo amar la edad media. Bretaña, tan vinculada a ella, me parece un país maravilloso, lleno de romanticismo y misterio. Y no hay ni que hablar de Leonor de Aquitania, en cuya corte parece que nació esa leyenda. Reencontrarme todo esto es como estar en un pequeño paraíso. Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  15. Si, yo creo que es esa mezcla de romanticismo y misterio lo que tanto nos fascina.
    Hay cosas que nunca pasaran de moda.

    Bisous, madame

    ResponderEliminar
  16. Esta abadía tuvo que ser una maravilla en su época de explendor. Cuanto daría por verla.

    Un abrazo.

    pd: Madame, no sé si es que me levanté hoy medio atontada, pero no encuentro el premio que ha tenido a bien otorgarme.

    ResponderEliminar

"El pasado es un prólogo" (William Shakespeare)