viernes, 20 de marzo de 2009

La muerte de Alfonso XII

Alfonso XII

-->
El 26 de noviembre de 1885, las campanas de las iglesias de España doblan a muerte cada cuarto de hora y los cañones de las fortalezas hacen salvas hasta la puesta de sol. El día anterior ha muerto el rey. El periódico de ayer decía:

S. M. el Rey don Alfonso ha experimentado un recargo en su enfermedad, pero esta tarde se ha encontrado algo mejor, habiendo tomado algún alimento.

También se reseñaba que el rey sufrió un ataque de disnea, que hoy valoramos como fase extrema de la tuberculosis que le llevó a la tumba.

¡Qué tristeza da ver en el Palacio de Madrid las muestras de amor que le profesaba doña María Cristina! En una cartulina están pegadas unas hojas secas y, en el margen, la reina escribió en alemán: “Del ramo que le entregué a mi Alfonso en el jardín de nuestra residencia en Arcachon, 22 de agosto de 1879”.

María Cristina de Habsburgo

Contra su fama de rigidez, la reina era persona tierna y dulce. En sus habitaciones se conservaron unos cuadernos donde apuntó canciones y poesías que le llamaron la atención. Una dice:

Dentro de mi pechito
Tengo una cuna
Donde el bien de mi alma
Viene y se arrulla,
Y en los vaivenes
Se despierta y me dice:
Chacho, ¿me quieres?

Los periódicos del día 27 informaron de que las Cortes habían designado a doña María Cristina reina gobernadora, e inmediatamente este nombre fue corregido por el de reina regente, que es el título con el que actuó. Encargó a Sagasta formar gobierno. En estos primeros pasos de la Regencia, la única nota discordante fue el motín acaudillado por los sargentos de Cartagena, el 10 de enero de 1886. Ni los republicanos ni don Carlos VII querían violencias a la sazón. El país estaba resuelto a apoyarla en su dificultosa empresa.

El 17 de mayo de 1886 nació el rey Alfonso XIII, casi seis meses después de la muerte de su padre. En el palacio de París, Isabel II preguntaba a sus visitantes españoles:

—¿Qué piensas de mi nieto?

En el Palacio Real madrileño hay una foto suya, dedicada en 1900 a Alfonso XIII con las palabras de “Una pobre anciana que te quiere mucho”.

23 comentarios:

  1. No conocía la faceta tan tierna y poética de la reina María Cristina.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Si, es que daba la impresion de todo lo contrario. La gente la juzgaba mal.

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. Madame, mi abuela me cantaba siempre una triste canción sobre Alfonso y Mercedes. Fue entonces, tan tempranamente que le conocí.
    Y a su hijo, Alfonso XIII, le trata despiadadamente un conocido mio, Antonio Pérez Prado en su película sobre Castelao.
    Os quiere
    Doña Guiomar

    ResponderEliminar
  4. Si, la historia de Mercedes es tristisima, de las que traumatizó mi infancia. Pero tambien me da lastima María Cristina, que quería a Alfonso y no era correspondida.

    Bisous, madame

    ResponderEliminar
  5. Hola amiga, te escribí pero no encuentro mi mensaje. Dime si está todo bien.Un beso Isthar

    ResponderEliminar
  6. Ay, madame, acabo de dejarle yo un mensaje en su blog, nos hemos cruzado.

    Bisous

    ResponderEliminar
  7. Hola amiga, temo haberte ofendido pues no me escribes mas. Un beso Isthar

    ResponderEliminar
  8. Hola AMIGA, NO TE GUSTó EL PREMIO QUE TE REGALé???
    pues no lo colocaste.Un beso Isthar

    ResponderEliminar
  9. Ese periodo entre la muerte de Alfonso XII y el nacimiento de Alfonso XIII debió ser de incertidumbre para España. La Reina Mª Crisitna embarazada, pero sin saber si nacería una infanta mas o el futuro rey.

    ResponderEliminar
  10. hOLA AMIGA, tu sabes que el señor Dieter, me contestó por el problema de calendario juliano o gregoriano. Sólo había que agregarle al año "jul"
    y ya sale correcto. Cambie el de Cesar Borgia.
    Qué boba soy al enviarte el mensaje anterior, como de niño chiquito qué verguenza.
    Me encanta tu amistad y no quiero perderlaaaaa!!!
    saludos a tu papá, Un beso Isthar

    ResponderEliminar
  11. Gracias, madame carmen y madame Isthar.

    Si, Carmen, realmente debio de haber muchas tensiones, aunque por fortuna se logro un acuerdo amplio de colaboracion con la regencia. No envidio el papel de la reina, y mucho menos su situacion personal.

    Isthar, me alegra que ya puedas hacer las cartas con ese programa. Quedan mucho mas bonitas que de otro modo.

    Bisous

    ResponderEliminar
  12. FELICIDADES!!!! amiga, mil bendiciones y que todos tus sueños se hagan realidad
    Besos Isthar

    ResponderEliminar
  13. María Cristina me quiere gobernar y yo le sigo le sigo la corriente... de esta María Cristina viene la copla...
    En cuanto a Alfonso XIII el problema es que fue rey desde que nació y creo que llegó al gobierno con el aire un poco subido...

    ResponderEliminar
  14. Y las neuronas un poco rebajadas, tambien, que la familia parecia haber llegado tarde al reparto de cerebros desde Carlos IV.

    Feliz fin de semana, monsieur!

    ResponderEliminar
  15. Muy buen blog. Me gusta la historia y aquí encontré toda una veta. Te felicito por este blog.

    ResponderEliminar
  16. Que bonita historia. Desde pequeña me la contaban como cuento, aunque no tal y como tú la traes sino una parte, medio cierta medio inventada.

    Ay ojalá tuviese tiempo para estar cada día en tu blog.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Monsieur Salvador Pliego, que alegria encontrarle tambien por aqui!

    Un saludo

    Diana de Méridor

    ResponderEliminar
  18. Ay, madame Verdial, ojala yo tuviera tiempo tambien para traer mas historias!
    No siempre es posible dedicar tiempo a esto, lo se.

    Muchas gracias por su visita y un saludo

    ResponderEliminar
  19. Hola Madame recordé las coplas dedicadas a ALFONSO XII ¿Dónde vas Alfonso XII, dónde vas con tu vaivén? Voy en busca de Mercedes que ayer tarde la perdí. Cuatro niños la llevaban por las calles por las calles de Madrid. Los faroles del Palacio ya no quieren alumbrar porque ahí murió Mecedes y luto le han de guardar. Es verdad que Alfonso XII adoraba a su primera esposa Mercedes?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, se casó con ella por amor, en contra de la opinión de su madre. Fue una verdadera desgracia la de la pobre Mercedes.

      Feliz día

      Bisous

      Eliminar

"El pasado es un prólogo" (William Shakespeare)